Waraos venezolanos son desalojados de albergue en Brasil  

Agencias | La Prensa del Táchira.- Desde hace varias semanas, funcionarios de la Operação Acolhida (Operación Bienvenida) han obligado a desalojar a indígenas waraos venezolanos que se encuentran como migrantes y refugiados en el albergue Pintolandia, en Boa Vista, Brasil. 

Según denunció la población afectada, a través de amenazas y agresiones los están obligando a desalojar el lugar para reubicarlos en otro centro.

"Hemos recibido amenazas físicas, verbales y psicológicas por parte de la Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) y el Ejército brasileño", reveló un líder indígena, que pidió no ser identificado por seguridad, a la Revista SIC.

Estos desalojos estarían violentando el derecho a la consulta previa, libre e informada, estipulada en tratados internacionales como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales.

El líder indígena relató que el pasado 15 de marzo de 2022 desalojaron a 308 indígenas waraos y los reubicaron en el abrigo Warao a Tuaranoko, antiguo Rondón III, en la zona sur de la ciudad de Boa Vista. En este lugar se estima que vivirán hasta 1.500 personas como parte del proceso de reunificación de los albergues indígenas Nova Canaã, Tancredo Neves y Pintolandia.

"Nosotros no estamos acostumbrados a esto, vivimos en comunidades pequeñas de entre 80 y 100 personas", afirmó.

En el albergue Pintolandia permanecían hasta principios de abril un total de 262 indígenas, entre adultos y niños, a los que se les amenazó con retirarles las carpas que sirven como refugio, así como la asistencia humanitaria por parte de Acnur.

Indígenas bajo amenazas

El 17 de marzo de 2022 el Ejército brasileño entró a Pintolandia, golpeó a un warao de 35 años y cortó con un cuchillo las hamacas. Actualmente este hombre se encuentra hospitalizado y en estado de gravedad por complicaciones de malaria y neumonía.

"Nosotros nos asustamos, los niños, las mujeres. Acnur también llegaba y amenazaba, 'si no salen, la policía va a llegar y los va a agredir a ustedes", denunció el indígena.

Esta situación también fue denunciada por el Consejo Indigenista de Roraima, que publicó en Instagram algunas fotografías con evidencias de lo sucedido.

Luego, el 24 de marzo de 2022, agentes de la Operação Acolhida desarmaron un janoko (vivienda tradicional) construido por los waraos en el albergue para hacer sus bailes, cantos y tradiciones. Todo quedó grabado en un video que los indígenas publicaron en YouTube.

Waraos no quieren abandonar el albergue 

Uno de los motivos por el que los waraos no quieren abandonar el albergue Pintolandia es por temor a que los niños no puedan asistir al colegio, pues el otro lugar de acogida queda a una mayor distancia de los planteles educativos.

"Desde Pintolandia, la escuela queda a 8 minutos en bicicleta, desde Rondón III serían más de 25 minutos, es muy lejos, y se alteraría toda nuestra rutina", explicó a la Revista SIC el líder indígena.

Los indígenas también aseguran que el nuevo albergue se encuentra en una zona muy peligrosa, donde ocurren violaciones, distribución de drogas, asesinatos, robos, e incluso hace unos meses encontraron a un indígena warao muerto.

Además, en el lugar se encuentra otro albergue de migrantes venezolanos que no son indígenas, y los waraos temen estar cerca de ellos por su comportamiento.

"Nosotros queremos tener un terreno donde podamos plantar, cosechar, construir nuestra casa, donde nuestros hijos puedan tener una vida de tranquilidad", señaló el líder indígena.

También solicitó que se les permita acceder a un apoyo socioeconómico –trabajo, alquiler, escuela, entre otros– para trasladarse a otros estados de Brasil, donde actualmente viven otros waraos.

"Acnur no reconoce a los líderes indígenas ni su cultura. Nos discrimina. Es una institución de ayuda humanitaria, pero no está cumpliendo su rol, nos está maltratando", denunció.

Hasta el 2 de abril de 2022, la última información que se maneja es que un coronel del Ejército brasileño informó a los indígenas que les dejarían los servicios de agua, electricidad y comida en Pintolandia, pero que la carpa sería retirada el 4 de abril de 2022.

Fuente: El Nacional 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Mundo

Papa Francisco llora al rezar por Ucrania 

| comentarios