La "Vuelta en trompo" suma 50 años de tradición en Borotá

La Vuelta en trompo a Borotá y juegos tradicionales es patrimonio regional y cuenta con el reconocimiento de equipos nacionales e internacionales

María Villamizar (Pasante) | La Prensa del Táchira.- En sus bodas de oro, la Vuelta en trompo a Borotá y juegos tradicionales celebra cinco décadas de continua formación y rescate de la identidad cultural de la región.

Según afirma su coordinador general, Jonel Edgardo Chacón, durante los últimos dos años el evento fue afectado por la situación derivada de la pandemia por covid-19, por lo que comenta que tuvieron que realizarla a nivel local y fuera de la fecha tradicional. "Generalmente, la competencia acarreaba multitudes, venían bastantes turistas de visita", pero en el marco de la pandemia, tuvimos que cambiar las fórmulas, aunque no el reglamento, porque el objetivo sólo era "evitar la acumulación de personas".

Este año, gracias a los cuidados y a la flexibilización de las circunstancias, Jonel Edgardo tiene una alta expectativa. Explica que en esta edición, la cual va a celebrarse el 16 de abril, cuenta con 24 equipos y dos monjas (una gran rueda que se pinta en el piso y sirve para delimitar el espacio de juego), pero aunque ha sido difícil volver a coordinar todo, después de dos años trabajando únicamente en el municipio, destaca que es importante retomar y darle continuidad para "que esas cosas vuelvan y se mantengan en el tiempo", porque esa es una de nuestras preocupaciones como fundación.

Detalló que la celebración contará con la presencia de su padre, Nelson Chacón, fundador de la Vuelta en trompo a Borotá y juegos tradicionales, quien se siente orgulloso del recorrido y la historia que ha ido formando su evento, sobre todo porque este es el legado que le ha concedido a su familia y al municipio. 

Tradición 

Esta festividad es un evento único que se realiza cada Sábado Santo, se encuentra entre las más antiguas en el mundo del trompo y es una de las pocas respaldadas por la Asociación Internacional del Trompo (ITSA). Por ello, tanto el coordinador como su fundador se sienten orgullosos y esperan seguir dándole continuidad, sobre todo en este tiempo donde consideran que los jóvenes y niños están demasiado sumergidos en el mundo digital y la necesidad de que surjan nuevas figuras es más latente.

A pesar de todos los peldaños conquistados hasta ahora, Jonel Edgardo Chacón espera que el país logre reconocer esta tradición como parte del patrimonio cultural, turístico y deportivo. Dice que aún les falta el reconocimiento por parte de la Cámara Municipal y otras instituciones o entes gubernamentales, pues su idea es alcanzar a realizar un torneo a nivel nacional e internacional, así como captar la atención de otras asociaciones extranjeras que están dedicadas al rescate del trompo y otros juegos tradicionales.

Edgardo indica que ya han pasado 50 años desde aquel 5 de abril de 1972, fecha en la que su padre inició el baile de trompos en Borotá, municipio Lobatera. Son cinco décadas en las que su familia se ha dedicado a rescatar y seguir promocionando esta causa, la cual también incluye la competencia de carruchas, perinola y otros.

Reiteró: "son 50 años de tradición y no se pueden perder la costumbre, las tradiciones o las manifestaciones culturales porque ellas son las que nos da la identidad, y hoy la juventud debe conocer estos juegos para poder entretenerse de una forma proactiva, con aire fresco y sin la necesidad de utilizar dispositivos tecnológicos".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Zona de montaña afectada por las lluvias 

| comentarios