147 pacientes con párkinson intentan sobrevivir en Táchira

Aunque nadie habla del párkinson, ni quieren verlo, la enfermedad está presente en toda la región

Johana Suárez | La Prensa Táchira.- Un total de 147 pacientes con párkinson cuenta hoy día la Asociación de Parkinson del Táchira (Asoparta), quienes deben enfrentar la dura enfermedad con escaso apoyo gubernamental y una completa falta de sensibilización de la población en general. 

Si bien la enfermedad es más común de lo que muchos se imaginan, la asociación no ha conseguido el apoyo de ningún ente público o privado que les permita mejorar en mayor proporción la calidad de vida de los pacientes con párkinson que congregan. 

Dulce María Duarte, vicepresidenta de la Asoparta, contó que al menos un caso nuevo de párkinson se registra a la semana en la asociación, lo que quiere decir que la enfermedad está presente en el Táchira, aunque nadie quiera verlo. 

"Nosotros sólo abarcamos los municipios metropolitanos, porque lamentablemente hay pacientes que viven en municipios foráneos que no tienen dinero para llegar hasta San Cristóbal a las consultas gratuitas que ofrece la asociación", dijo. 

Lucha

Asoparta se establece en el Táchira en el año 2017 y viene a tratar de mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren la enfermedad. Sus fundadoras son mujeres que han vivido en carne propia la lucha contra la enfermedad y por ello buscan la manera de que los pacientes puedan acceder a la atención y a los medicamentos sin tanto sacrificio. 

Aunque han tocado muchas puertas, hasta ahora sólo han conseguido que Corposalud les preste las instalaciones de Salud Ambiental para poder brindar consulta gratuita de neurología, medicina interna, psiquiatría y nutrición. Si bien han contado con apoyo de medicinas en años anteriores, hoy día los pacientes deben costearse el tratamiento, lo que es casi imposible para muchos de ellos. 

"Muchos de nuestros pacientes son pensionados, no pueden costearse el tratamiento que supera por mucho los Bs. 100 mensuales, porque los pacientes no sólo padecen párkinson, sino otras patologías asociadas como diabetes e hipertensión. Lo cierto es que no se toman el tratamiento como deben y su condición va empeorando al pasar los meses", añadió. 

Efectos 

Para Duarte, la enfermedad tiene además de los efectos evidentes, un impacto mental importante. "La persona deja de hacer las cosas que hacía antes, demora más en caminar, en bañarse, en vestirse, es decir, su vida da un vuelco y deja de valerse por sí mismo, esto causa cuadros de depresión y ansiedad que empeoran su condición". 

Pero el efecto de la enfermedad no se queda en él, su cuidador también sufre lo embates del párkinson. 

La enfermedad 

El párkinson es una enfermedad que suele aparecer luego de los 60 años, no se puede prevenir, las causas de su aparición son indeterminadas. Los expertos aseguran que la enfermedad se caracteriza por la falta de producción de dopamina en el cerebro, la cual se encarga de ayudar a los movimientos del cuerpo y de regular el estado de ánimo.

Aunque muchas de las personas con párkinson pueden tomar medicamentos que les ayudan a mejorar la sintomatología, la enfermedad es progresiva, y una vez que aparece no tiene vuelta atrás. Nadie puede prevenir ni prever la aparición del párkinson. Incluso, algunos pacientes son los únicos en su familia en padecer la patología. 

Hay síntomas tempranos que pudieran indicar su aparición, como los temblores en las extremidades, la pérdida del olfato, movimientos repentinos al dormir, dificultad para moverse, estreñimiento, cambios en el volumen de voz, falta de parpadeo o expresiones faciales, encorvamiento de la espalda, mareos y el cambio radical del tamaño de la letra con que se escribe.

"Más concienciación"

Kissy Medina vivió en carne propia la odisea que trae consigo la enfermedad del Parkinson. Su madre tenía la enfermedad y luchó por mantenerla en pie por varios años. Lamentablemente falleció el año pasado, pero sigue liderando la lucha de los pacientes con esta patología.

A juicio de Medina, quien también preside la Asociación de Parkinson en Táchira, hace falta una dosis inmensa de concienciación en la región. Y es que nadie habla del tema, pero eso no lo hace desaparecer. 

Cada día se suman más personas a la asociación y pueden ver a la población, entes públicos y privados totalmente indiferentes.

Para Kissy no hay ninguna sensibilidad, ni siquiera en el personal médico para atender a pacientes con Parkinson, que tienen una condición distinta al resto. "Hace falta más conciencia".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias