Dos viviendas afectadas tras caída de árbol en Puente Real

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- La caída de un árbol de al menos 15 metros de longitud, registrada este miércoles seis de abril en la calle 15 con pasaje Guasdualito de Puente Real, dejó dos viviendas afectadas.

Una de las estructuras quedó completamente inhabitable, dejando damnificados a una adulta mayor de 68 años, su hija de 32 y dos nietos de 17 y 3 años de edad. El hecho se presentó a eso de las cinco de la tarde y de acuerdo a lo informado por Evangelina Amesquita, en parte fue negligencia de los organismos, pues a finales de 2021 habían acudido al Cuerpo de Bomberos a solicitar apoyo pues ya presentían el peligro que corrían, y no hubo respuestas.

"Una vez llamamos a los bomberos para que hicieran una inspección y ellos nos dijeron, sin hacer informe, solamente de palabra, que no se podía cortar ese árbol. Siempre temíamos que en algún momento se pudiera caer. El árbol estaba comido por la raíz, estaba hueco. Ayer como a alas cinco de la tarde sucedió, nosotros pensábamos que se iban a venir todas casas y gracias a dios que no, cayó solos sobre mi casa y la casa del vecino ", denunció.

Al acudir a la zona, se pudo constatar que sobre la vivienda de Evangelina yacían ramas y pedazos del tronco que ya estaba siendo cortado por funcionarios del Cuerpo de Bomberos.

Debido a que esta familia no tenía donde pasar la noche, fueron auxiliados por su vecino, lugar al que también trasladaron algunos enseres para evitar que el hampa hiciera de las suyas; sin embargo, ahora no tienen dónde ir.

Visiblemente afectada, la señora Evangelina solicitó ayuda tanto al alcalde de San Cristóbal, como al gobernador de la entidad, pues no se pueden quedar viviendo en la calle con dos menores de edad.

"Yo no pensaba que en algún momento nos iba a afectar a nosotros de esta manera en que sucedió. Tenemos que darle gracias a Dios porque no se perdieron vidas, solo pérdidas materiales, pero sí solicito ayuda al señor alcalde y al gobernador, la necesito de verdad", imploró.

La segunda vivienda afectada fue la de Óscar Useche, reseña que todo pasó en el momento en el que se dirigía a la cocina, "el árbol casi me cae encima, me hubiera matado", explica que en compañía de sus hijos, lograron remover gran parte de los troncos.

"Nosotros les hicimos un llamamiento por el árbol y dijeron que no podían hacer nada que porque las casas de la parte de arriba se venían y que era un peligro. Nunca nos dieron un informe ni nada y ayer cuando vinieron dijeron que ellos no tenían la culpa, que iban a ayudar pero que no se iban a responsabilizar por eso, porque no hay nada escrito. De todas maneras yo soy testigo, la misma señora de la parte de arriba, ella les dijo que ese árbol se iba a caer porque se lo estaban comiendo las polillas ", denunció.

Ahora el miedo recae en que las estructuras de estas viviendas pudieran colapsar, debido a que quedaron debilitadas tras la caída del árbol y a que gracias a unas captaciones de agua cercanas, tienen problemas de humedad, con lo que se pudiera empeorar la situación.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias