OCHA: Casi 2.800 casos de malaria detectados en Venezuela

Agencias | La Prensa del Táchira.- Un total de 2.796 casos de malaria fueron detectados en Venezuela por las autoridades sanitarias durante las primeras dos semanas epidemiológicas de 2022. 

Según un informe presentado por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), el estado Bolívar fue la entidad que presentó un mayor número de casos, con más incidencia en los municipios Sifontes (1.113), Angostura (378), Caroní (453) y Piar (248).

El pasado 2021, este estado también fue el más afectado por la enfermedad. Entre enero y agosto de 2021 se registraron 56.273 casos de malaria. El municipio Sifontes fue el más afectado con 15.698 contagios (27,9%).

Venezuela con más casos en la región

En 2020, Venezuela se mantuvo como el país con los mayores índices de contagio de malaria o paludismo en América, pese a que se registró una disminución en los casos si se compara con la cifra que alcanzó en 2019.

Para ese momento hubo 232.000 contagios en total, mientras que en 2019 el número fue de 467.000. Así lo reflejó el Reporte Mundial de Malaria 2021 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo señaló en ese entonces que las restricciones establecidas por la pandemia de covid-19 y a escasez de gasolina influyeron en la disminución de los casos. Esto debido a que estas situaciones afectaron la industria minera, considerado el principal contribuyente al aumento de la enfermedad en el país.

Salud en riesgo

La OCHA destacó en su más reciente informe que, en cuanto a otras patologías de tipo vectorial, los reportes indican que tanto el dengue como la chikunguña y el zika se mantienen con cifras estables.

Sin embargo, alertaron que el dengue ha producido importantes epidemias en años anteriores, por lo que su vigilancia no debe ser desatendida.

En cuanto a las condiciones de los centros de atención médica en el país, la Naciones Unidas advierte que la inestabilidad en el sistema eléctrico, las fallas en el suministro de agua y otros servicios tiene severas consecuencias en la salud de la población.

Indicaron que es necesario mejorar las condiciones de agua, saneamiento e higiene en los centros de salud, debido a que servicios sanitarios como inodoros, lavabos y duchas se encuentran inoperativos o son deficientes, lo que se convierte en factores de riesgo para el aumento de infecciones asociadas a la atención de la salud.

"Hace falta asegurar acciones encaminadas a reducir la mortalidad materna y perinatal fortaleciendo la atención oportuna durante el embarazo y los servicios de las salas de parto de bajo costo, entre otras acciones", agregó el informe.

Aumento de casos de abuso sexual

La OCHA destacó que, específicamente en el estado Falcón, se reportó un aumento significativo en los casos de abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes en los dos primeros meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2021.

También se evidenció un incremento en los casos de trata con fines de explotación sexual de personas que parten de los estados Bolívar, Delta Amacuro y Sucre hacia Trinidad y Tobago, de acuerdo con el informe.

Salud mental

"Es necesario el abordaje de la salud mental de la población en general, especialmente trabajadores de salud y personas con discapacidad, para lo cual se requiere una respuesta multisectorial», resaltó la OCHA.

Indicaron que las organizaciones reportaron brechas en el número de servicios especializados de protección, especialmente los relacionados con la provisión psicosocial, así como el alojamiento seguro para personas sobrevivientes de trata y tráfico.

Alimentación vulnerable

En cuanto al precio de la Canasta Básica de Alimentos, Naciones Unidas advierten que sigue en aumento y "se mantiene muy por encima del nivel de ingresos económicos de familias en situación de vulnerabilidad, particularmente los que solo perciben el salario mínimo legal como fuente principal de ingreso".

"Persiste la falta de acceso a medios de vida, por lo que las actividades que permitan su producción, recuperación, mantenimiento y creación se consideran primordiales para que familias vulnerables mejoren su acceso a los alimentos", dice el informe.

Tras una misión exploratoria de las Naciones Unidas en el estado Amazonas, destacaron la necesidad de recuperar la producción de alimentos respetando las costumbres indígenas.

Explicaron que esto puede llevarse a cabo a través de la distribución de insumos agrícolas y pesqueros y de la restauración, mantenimiento y protección de medios de vida con mecanismos como la comercialización de productos alimentarios y artesanales.

"97,6% de la respuesta ofrecida en enero y febrero consiste en distribución de alimentos, mientras que solo 2,4% representa las actividades de producción, lo que significa que persiste la necesidad de incrementar la asistencia relacionada con medios de vida. Además, hace falta reforzar la resiliencia de las personas vulnerables con miras hacia la sostenibilidad», precisó.

Fuente: El Nacional 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias