Retirada de las tropas Rusas de Kiev está casi completa

Agencias | La Prensa del Táchira.- La retirada de las tropas rusas de los alrededores de Kiev y del noreste del país está en "en gran parte completa". En aproximadamente una semana las fuerzas de Moscú se reposicionaran en Donbás, así lo afirman funcionarios estadounidense.

Con la aproximación del tradicional desfile del "Día de la Victoria de Rusia" el 9 de mayo, Putin quiere mostrar los logros de la invasión ante el pueblo ruso. Y ante el fracaso de hacerse con el control de la capital ucraniana, ahora el foco estará en la región oriente de Donbás.

 "Hay algunos indicios de que dejaron minas y cosas por el estilo, por lo que los ucranianos están siendo algo cuidadosos en algunas áreas al norte de Kiev mientras comienzan a despejar el terreno y despejar el territorio y volver a ocuparlo", dijo un funcionario de EEUU a ABC News.

Según la inteligencia estadounidense, el apuro de Putin de mostrar algún éxito de su invasión a los ciudadanos de su país puede generar tensión entre los comandantes del ejército ruso que quieren hacer las cosas en los tiempos que corresponden, sin la presión de la política interna, informó The Guardian.

Rusia busca, según analistas, concentrar la ofensiva en el sur y el este de Ucrania, a fin de ocupar la totalidad del Donbás y crear una continuidad territorial con la península de Crimea, anexionada en 2014.

Las autoridades ucranianas llamaron a la población de esos territorios a partir cuanto antes hacia el oeste.

La opción es hacerlo "ahora" o "arriesgarse a la muerte", declaró la vice primera ministra uncraniana, Iryna Vereshchuk.

 Los periodistas de la AFP constaron el miércoles bombardeos en Severodonetsk, una ciudad de más de 100.000 habitantes antes de la guerra, cercana a la línea del frente con los territorios separatistas prorrusos del Donbás.

"Sabemos que los rusos se están reforzando y preparando para atacar", dijo un alto oficial ucraniano a la AFP en la ciudad de Krasnopilia, en el Donbás. "Estamos listos, les hemos preparado unas sorpresas en el camino".

Los rusos hicieron algunos esfuerzos fallidos por penetrar el corazón de Kiev y luego intentaron rodear la capital, aventurándose más hacia el oeste. Contra todo pronóstico, los ucranianos resistieron a pie firme y frenaron a los rusos, usando con mucha eficiencia armamento suministrado por Occidente, incluido equipo antitanque portátil, misiles antiaéreos Stinger disparados desde el hombro y mucho más.

La semana pasada los rusos se fueron de Hostomel en el marco de una retirada mucho más amplia.

 Un aspecto memorable de la batalla por Kiev fue la presencia de una publicitada caravana rusa de reabastecimiento de varios kilómetros en una de las principales rutas hacia la capital. Inicialmente metió miedo a los ucranianos, pero sus fuerzas lograron lanzar ataques y dispersar la caravana a un punto tal que no incidió en la guerra.

"En ningún momento ofrecieron un reabastecimiento relevante a las fuerzas que se desplegaban alrededor de Kiev, jamás aportaron nada", afirmó el portavoz del Pentágono estadounidense John Kirby. "Los ucranianos frenaron esa caravana bastante rápido, derribando puentes, atacando la avanzada y manejándose con mucha agilidad".

Un experto dice que los rusos subestimaron la cantidad de efectivos que necesitarían y demostraron una "sorprendente incapacidad" en el desempeño de funciones militares básicas. Calcularon mal lo que necesitaban para capturar Kiev, aseguró.

"Iba a resultar algo duro incluso si el ejército ruso hubiera sido competente", manifestó. "Pero demostró ser incapaz de librar una guerra moderna".

 Putin no es el único sorprendido por los tropiezos iniciales de su ejército. Expertos de Occidente pronosticaban que, de haber una invasión, Ucrania caería en poco tiempo y los rusos tomarían la capital en cuestión de días y el país en algunas semanas. Algunos analistas sí se preguntaron si Putin había sopesado bien el nivel de entrenamiento recibido por los ucranianos de parte Occidente, sobre todo tras la captura rusa de Crimea y su incursión en Donbás.

El 25 de marzo, un mes después del inicio de la invasión, los rusos dijeron que habían logrado sus objetivos en la región de Kiev y que se enfocarían en la zona separatista de Donbás, en el este de Ucrania. Algunos especularon que Putin quería ganar tiempo sin renunciar a su objetivo, pero a los pocos días la retirada de Kiev era imposible de disimular.

Fuente: Infobae

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Mundo

Ian dejó Cuba y se dirige a Florida

| comentarios

Mundo

Rusia preocupada por fuga de gasoductos

| comentarios