Compradores en Táchira prefieren la leche no procesada

Los sancristobalenses eligen comprar leche cruda, debido al alto costo de la leche en polvo

María Villamizar (Pasante) | La Prensa Táchira.- Ante la escalada en el costo de la leche en polvo, la cual ronda los 55,94 bolívares, ha aumentado la demanda de la leche cruda en un momento donde los productores intentan recuperar y fortalecer la producción, tras unos años difíciles en el oficio. 

Desde noviembre, los ganaderos han intentado rescatar e impulsar la producción en el estado, la cual hace un año y medio presentaba sus niveles más bajos, debido a los altos costos de las vacunas y la alimentación que amerita una vaca lechera.

Actualmente, los distribuidores de leche logran vender entre 20 a 30 litros cada dos días; sin embargo, la demanda es mayor. Geovanny Rodríguez, distribuidor de leche cruda, estima que el consumo ha crecido considerablemente y "más bien hace falta leche para vender".

Destaca que la diferencia de precios es abrupta, pues mientras un litro de leche de corral vale entre 2,500 o 3,000 pesos colombianos, la leche en polvo cuesta 20,000 pesos la colombiana, mientras que la venezolana ya ronda los 40,000 pesos.

Orlando Chinchilla, quien es productor desde hace 30 años, comenta que está generando 10 litros diarios y aunque ha notado que "la gente ahora prefiere comprar leche líquida", los costos de manutención siguen muy altos, por lo cual intenta ir poco a poco.

Igualmente, el lechero Luis Alberto Acosta dice que la venta y producción ha mejorado. Indica que a finales del 2021 comenzó a recuperarse, ahora cuenta con 8 vacas lecheras y genera como mínimo 22 litros al día, pero "la gente ahora consume más y resulta que hace falta, porque toda la venden, pero vamos poco a poco".

Por cuestiones de presupuesto, Nancy Guerrero ha optado por comprar leche líquida, sobre todo para complementar la comida de los niños. Explica que le parece más económica y accesible, pues el precio de la leche en polvo es exagerado.

Va en aumento 

Con el aumento de sueldo declarado hace más de dos semanas por el presidente, Nicolás Maduro, el precio de la leche en polvo pasó de costar 23,14 a 55,94 bolívares. 

Por este motivo, habitantes de la ciudad han optado por alternar con leche cruda o en su defecto, como el caso de Armando Ramírez, han dejado de comprarla en su totalidad.

Inés Flores, comerciante desde hace años, declara que con el nuevo salario mínimo el precio más afectado ha sido el de la leche, ya que actualmente ha doblado su valor y se estima que por la inflación pueda seguir en aumento. De hecho, Flores indica que el producto lácteo ya no forma parte de las compras más comunes en su negocio. 

En general, los ciudadanos consideran que este artículo sí forma parte de la cesta básica de alimentación, pero varios, como María Zambrano, expresan que ha quedado en un segundo plano dentro de sus compras habituales.

La situación ha generado varias posturas, algunos como Armando Ramírez han tomado la decisión de no comprarla, pero otros como Nancy Guerrero y Carolina Ruiz la han sustituido por la leche de corral o la leche cruda, puesto que les parece más económica.

Sin embargo, María Blanco dice: "No hay como la leche en polvo, yo me compraba mi kilito y trataba de ahorrarlo. Ahora queda en el recuerdo porque se compra si acaso para los niños, para uno no". Agrega que la leche en polvo ahora es más difícil de adquirir y por eso prefiere comprar leche cruda de vez en cuando.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias