Ventas informales de medicamentos crecen a la par del contrabando

El comercio ilegal de medicamentos va creciendo junto a las ventas informales de estos insumos que ya arropan la ciudad

Jhoana Suarez | La Prensa del Táchira. -La proliferación de ventas informales e irregulares de medicinas crece a la par del contrabando en Táchira. Según Armando Gutiérrez, director de la Controlaría Sanitaria en el estado, hay una gran preocupación ante el aumento indiscriminado de los expendios de medicinas de dudosa procedencia en pequeños puestos de venta informal, en cada rincón de la ciudad y del estado.

Por esta razón, comentó el contralor estarán iniciando un trabajo de fiscalización y decomiso para acabar con la presencia de estos vendedores informales de medicina en toda la región. "Primero estamos conformando un equipo de trabajo integrado por las instituciones a quienes les compete este tipo de labores y estaremos iniciando con este trabajo dirigido a acabar con este flagelo que atenta contra la salud pública". 

Gutiérrez explicó que si bien tiene sólo tres meses al frente de la contraloría, su principal objetivo es precisamente regularizar la situación del sector farmacéutico, y es que a su juicio, las más de 400 farmacias que operan actualmente en la entidad deben atender a la norma y organizarse para que el tachirense siempre pueda tener acceso al medicamento y no acudir a las ventas informales del mismo.

"La misma desorganización del sector ha promovido la aparición de estos vendedores informales, por eso intentamos regularizar la operatividad del sector y frenar este flagelo", aclaró. 

Prohibición

Indicó, además, que ningún establecimiento que no sea farmacéutico tiene permitido la venta de medicinas. "Ahora nos encontramos con que los abastos, supermercados, panaderías y hasta las carnicerías quieren vender medicina y eso no está permitido, les pedimos a quienes están haciendo esto, que lo corrijan porque vamos a hacer fiscalización". 

Destacó que en lo que va de año ya hicieron un decomiso de medicinas en un supermercado, donde se estaban vendiendo medicamentos, así que decomisamos la mercancía y tras comprobar su compuesto, la entregamos a los centros de salud para su uso. También se refirió al caso de una farmacia que tenía la mitad de inventario con medicinas de uso institucional con procedencia de Colombia, eso no es legal. 

"El paso de mercancía por las trochas ha incrementado la venta informal de medicinas en la entidad, se trata de medicinas que no sabemos cómo han sido elaboradas y que pueden causar un grave daño a la población. Estamos seguros que una vez se acabe con estas ventas, el contrabando va a descender, porque nadie más va a poder comprar esa mercancía", agregó. 

Cuando se hacen decomisos, mencionó, los medicamentos son pasados en primera instancia a laboratorio de la contraloría, allí se determina si estos han sido alterados o si son sólo compuestos de harina y una pequeña parte del principio activo, si es así se procede a su eliminación. 

El contralor sanitario instó a la población a no comprar este tipo de mercancía. "Mientras que iniciamos la eliminación de estos puestos irregulares, necesitamos que las personas dejen de comprar esas medicinas, es un asunto delicado". 

Casos 

Mientras la Contraloría Sanitaria se encarga de los puestos de venta de medicina informal, los organismos de seguridad de la región se encargan de incautar la mercancía que pasa sin permiso por algunos pasos irregulares. El pasado 4 de febrero, dos sujetos fueron aprehendidos en la población de Coloncito, municipio Panamericano, por transportar 140 kilos de medicamentos, con un valor que supera los 32 mil bolívares. 

Los dos detenidos estaban vinculados a un grupo organizado de delincuencia que se hacen llamar "Los Turcos". Los medicamentos eran trasladados ocultos entre productos de confitería y se pensaban distribuir al centro del país.

Problema de salud pública

El riesgo de adquirir un medicamento en estos puestos informales es mayor al que se puedan imaginar. La mayoría de estos productos son expuestos a temperaturas no aptas que pueden causar que pierda sus propiedades o que las mismas sean alteradas. 

Los propietarios de farmacias aseguran que estos vendedores se han multiplicado y nadie les pone freno. 

"Se instalan donde quieren y venden todo tipo de medicamentos, desde antihipertensivos hasta antibióticos, incluso ellos mismos medican a las personas que los adquieren, esto es un problema de salud pública".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Asesinan a venezolano en Chile 

| comentarios