"Urge en Táchira universidad para formar profesionales en arte"

María Vargas Cárdenas | La Prensa del Táchira.- Para la museóloga Belkis Candiales, el estado Táchira necesita una institución de estudios superiores especializada en el área de las artes, que permita formar profesionales destacados en las diversas áreas del mundo artístico y que, además, contribuya con la visión colectiva hacia la valoración de las obras y del patrimonio cultural y arquitectónico en la entidad. 

"Necesitamos curadores, museólogos y no tenemos. A nivel académico estamos mal. Las universidades públicas y privadas en la región no tienen esa rama, ni siquiera filosofía para enseñarnos a pensar un poquito y contemplar la belleza y la estética", puntualizó.

A juicio de Candiales, es primordial que exista una universidad en el Táchira dedicada a la formación de profesionales en diversas áreas del arte. En tal sentido recalcó la necesaria participación de profesionales especializados para la preservación de las obras de arte en los museos.  

"Nos falta bastante, nos falta mucho, estamos quedaditos en este proceso de formación porque no tenemos universidad. Hace falta una extensión de la Unearte en el estado Táchira. Hay que dar la pelea fuerte para que haya una extensión. Mérida tiene la ULA y la Universidad de Arte Nacional. Nosotros no tenemos ninguna, ni siquiera una escuela técnica, solo una a nivel medio, que contribuya a la formación".

A su juicio, debido a esa carencia cuesta mucho que un gobierno que se basa en las políticas públicas tenga ese conocimiento y valorice el patrimonio de la localidad. 

Lamentó que obras artísticas, así como obras arquitectónicas que hacen parte del patrimonio cultural del estado Táchira, no sean valoradas como merecen. Al respecto, hizo referencia al deterioro que enfrentan cuadros artísticos colgados en las paredes de alguna institución sin que los funcionarios tengan conciencia del valor que poseen las obras.

San Cristóbal era una de las más hermosas 

La especialista en museos criticó que a mediados del siglo pasado hubieran modificado y demolido parte importante de las edificaciones significativas de la localidad. 

"Comenzaron a tumbar el Palacio de Gobierno que era bellísimo, el teatro Garbiras (que fue demolido), modificaron plazas hermosísimas, en fin. San Cristóbal era una de las ciudades más hermosas de Venezuela, ahora está entre las últimas, entre las más feas, porque no se conservó gran parte del patrimonio arquitectónico que la conformaba", acusó.

En la actualidad, parte del patrimonio arquitectónico que refleja épocas particulares de la historia y la cultura en la entidad son El Palacio llamado de Los Leones -que es el Palacio Municipal-; el Palacio Nacional cuya construcción no es vertical sino horizontal y que a juicio de Candiales al decirle edificio se le restan sus cualidades arquitectónicas, y la Escuela antigua Alberto Adriani, una edificación que data de la década del 40 y que se destaca por sus imponentes puertas talladas.

También destacan la Catedral de San Cristóbal, la fachada del antiguo Hospital Vargas, la Plaza de Toros Monumental de San Cristóbal, el Edificio del Diario Católico, el Museo del Táchira y el Museo del General Cipriano Castro (Capacho), por mencionar algunos.

Es necesario crear una comisión 

Este 28 de marzo, fecha en que se conmemora el Día Nacional del Patrimonio Cultural en Venezuela, la asesora de museos reflexionó sobre la necesidad de crear una comisión que se oriente en preservar el casco histórico, patrimonial y tradicional en el estado Táchira.

"Se debería nombrar urgentemente una comisión para preservar el casco histórico y tradicional de la ciudad, en apoyo con organismos públicos y privados, porque una sola golondrina no hace sombra", resaltó Candiales al enumerar parte del patrimonio arquitectónico existente en San Cristóbal, capital del estado Táchira. 

Edificaciones patrimoniales como la casa Steinvort y la Casona 25, que es donde funciona la fundación del Museo de Artes Visuales y del Espacio, son edificaciones que se están deteriorando. Una data de 1880 y la otra de 1894.

La Casona 25 fue casa de residencia de gobernadores, llamada también "casa de los presidentes", entre 1922 y 1938. Tuvo un rol político muy importante, allí estuvo Eleazar López Contreras, Isaías Medina Angarita, por mencionar algunos políticos de índole nacional, así como los generales Juan Alberto Ramírez y Pedro María Cárdenas, quienes fueron los primeros presidentes del estado Táchira.

Por su parte, la casa Steinvorth tiene una gran importancia a nivel económico, que significó la entrada de divisas al estado a través de la comercialización y exportación del café. 

 "Estas edificaciones tienen que arreglarlas urgentemente, hacer un bulevar de todas esas edificaciones del casco histórico y tradicional de la ciudad", destacó. 

El Museo de Artes Visuales y del Espacio

Este año, el museo de Artes Visuales y del Espacio (MAVET) cumple 29 años. Desde entonces, se encarga de recopilar, informar, rescatar y preservar el acervo cultural y artístico de la región, recopilando obras desde mediados del siglo XX.

Este espacio alberga más de 560 obras de arte que son parte del patrimonio cultural de los tachirenses. "La fundación (FUNMAVET) solo resguarda, conserva y protege pero no es dueña de ese patrimonio", detalla Candiales, quien durante casi tres décadas, desde su fundación, estuvo llevando las riendas de este espacio cultural.

Candiales señala que las obras resguardadas en el MAVET con seccionadas por salas distribuidas por décadas, mediante documentos, fechas y momentos históricos.

Por ejemplo entre la década de 1950 y 1960 destacan los maestros que procesaron y desarrollaron la plástica, tanto en la región como a nivel nacional, tales como Mateo Manaure y el maestro luís Chacón, quienes junto a Carlos Cruz-Diez impulsaron el movimiento del cinetismo. "Nosotros conservamos los procesos históricos para conservar nuestra identidad", destaca la especialista en museos.

Indicó que el MAVET solo cuenta con nueve salas de exposición y se necesitan unas diez salas adicionales para exponer la colección completa.

Como forjador de la identidad, Candiales destaca que las obras resguardadas en el MAVET poseen un valor intrínseco "que contribuye a llevar el proceso creador de estos artistas, a resguardarlas (las obras) para presentarlas a las generaciones presentes y futuras para que sean reconocidos como tal, como creadores que hicieron sus apuestas y que contribuyeron al desarrollo cultural de la región".

Se trata de valores que entran en el campo de la estética de la historia y lo social, concluyó Candiales. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Zona de montaña afectada por las lluvias 

| comentarios