Robos en universidades, un duro golpe a la educación

La delincuencia gana terreno en casas de estudios superior del Táchira al desmantelar espacios

Holiancar Contreras | La Prensa del Táchira. -Las principales universidades del Táchira han sido blanco de los delincuentes que han desmantelado laboratorios, sustraído cables y equipos que son vitales para la formación académica de los jóvenes tachirenses, quienes actualmente no reciben clases completas por falta de equipamiento en sus casas de estudios. 

María Zuleika Meneses, estudiante de la Universidad Experimental del Táchira, explicó que estos robos han perjudicado la formación académica de los estudiantes, puesto que los delincuentes han robado los pocos equipos que quedan operativos, además de plantas que se encuentran en el jardín botánico para la práctica en diferentes materias. 

"Sólo quieren acabar con la formación académica de los que estudiamos en la universidad, los laboratorios no están completos por todo lo que se han robado, eso no permite dar clases como debe ser. Actualmente, pocas áreas están equipadas, eso sólo atrasa las prácticas y nos estamos quedando sin el conocimiento necesario para nuestras carreras", detalló. 

Meneses, también denunció que la infraestructura de la universidad se ha visto afectada, los baños no se encuentran del todo equipados, el 60% de los mismos están inoperativos luego que los delincuentes sustrajeran el herraje de varios de ellos. 

Por otra parte, la falta de presupuesto universitario es una de las razones por la que no se puede reponer los equipos robados. En el caso de la Universidad de Los Andes, núcleo Táchira, laboratorios de física, química y biología están incompletos por el robo de importantes equipos. 

Ante esto, Titto Alviárez, estudiante de la ULA, dijo que los robos sólo han hecho que no sean impartidas las clases como corresponde. "Para recuperar eso se necesita capital que la universidad no tiene. Las áreas múltiples, laboratorios y otros lugares de la universidad quedaron sin nada, hasta el comedor que era una ayuda para muchos estudiantes, y ya no prestará el mismo servicio de antes". 

Por su parte, Kenny Ramírez, estudiante de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, comenta que la universidad no se escapa de la realidad que atraviesa el país y que la falta de vigilancia en la UPEL es una de las razones por la que es víctima de hechos delictivos. "Los vigilantes hacen lo que pueden, son muy pocos para instalaciones tan grandes. Nadie responde por estos robos y esto perjudica a los que nos estamos formando allí". 

Sin apoyo

Raúl Casanova, rector de la UNET, detalló que en la sede principal en San Cristóbal los robos han afectado la operatividad de diferentes edificios, tales como el 11 y 12 de la UNET. "En estos últimos años han sido alrededor de 20 robos, además de las invasiones, estos hechos vandálicos no permiten regresar a clases completamente y se seguirá semipresencial", dijo. 

También, Omar Pérez Díaz, vicerrector académico de la ULA Táchira, explicó que los daños que ha dejado la delincuencia sólo afectan la formación académica de los estudiantes. "La educación es lo más importante para un país", acotó. 

Para María Trinidad García, directora decana de la UPEL Rubio, los robos sólo han complicado el desarrollo de las clases. 

"Los elementos que se llevaron son muy importantes para la formación de los estudiantes, y para la universidad en general".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

El milagro de la vida

| comentarios