Falta de inversión afecta los programas contra la tuberculosis

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- Con la llegada de la pandemia por el Covid-19 algunos programas de salud importantes, como es el caso del de la lucha contra la tuberculosis, resultaron afectados en cuanto a la inversión de capital y eso no solo en Venezuela, la baja asignación de recursos es a nivel mundial.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a pesar de tener cura, la tuberculosis continúa siendo una de las infecciones más mortales. El organismo destaca que cada día en el mundo se registran 4 mil decesos y 30 mil nuevos casos.

Se estima que solo en la región de Las Américas, todos los días mueren unas 70 personas y otras 800 se enferman.

El lema mundial de este año fue "Invirtamos en poner fin a la TB. Salvemos vidas", con lo que hacen un llamado de atención para que se invierta más en la atención, diagnóstico, tratamiento de los pacientes e investigación.

"Nosotros tenemos problemas serios de financiación y eso no ocurre solamente a nivel de este país sino a nivel mundial, porque lamentablemente la pandemia del Covid ha desviado los recursos a la lucha contra esa enfermedad y no hacia inversión en tuberculosis. Se necesita unos 13 mil millones de dólares solamente para atención, diagnóstico y tratamiento de los pacientes tuberculosos y 2 mil millones que se espera invertir para este año 2022 solamente para investigación, con lo que se lograrían muchas metas", explicó Beatriz Francisconi, coordinadora del programa de salud respiratoria y tuberculosis en Táchira.

A nivel estadal

En la entidad, durante el año 2021 se registraron 178 casos de tuberculosis con una curación del 90%, según la especialista. En lo que va de 2022 se han atendido 40 pacientes, 30 a los que la prueba de esputo les ha salido positiva y 10 a los que han tenido que realizar radiografías de tórax porque la primera prueba practicada arrojó un resultado negativo.

"La mayoría son pacientes adultos, aunque sabemos que la tuberculosis puede atacar a cualquier grupo de edad y en cualquier país, es una enfermedad totalmente curable", dijo Francisconi.

Aunque en estos primeros meses del año no se han registrado decesos o casos positivos en menores de edad, la encargada del programa explicó que los niños también se pueden contagiar, sobre todo si la mamá es portadora de la enfermedad. "El año pasado tuvimos el caso de un niño de 18 meses de edad, pero ya se curó".

Actualmente en la entidad, en solo cinco laboratorios se pueden efectuar las pruebas de esputo. En la red ambulatoria ni en el Hospital Central de San Cristóbal, se efectúa el análisis.

"En el Hospital Central nunca la han realizado. En el Sanatorio Antituberculoso estamos solo con un bioanalista que trabaja a honores, estamos buscando este recursos porque necesitamos entrenar a alguien para recibir algunas donaciones que nos van a permitir realizar un diagnóstico más rápido, pero para eso necesitamos un bioanalista que trabaje directamente con el programa, necesitamos recurso humano. Este programa es descentralizado en sentido que cada Distrito Sanitario debería contar con una enfermera, un bioanalista y un médico en cada área que controle el programa de tuberculosis", aseveró.

Síntomas de alarma

Tener tos intensa que dure tres semanas o más; dolor en el pecho, expulsar flema con sangre; sentirse débil o cansado; perder peso; falta de apetito; escalofríos; fiebre y; sudoraciones nocturnas, son los principales síntomas de alarma de la enfermedad.

Aunque la tuberculosis es una enfermedad controlada, sí es transmisible y se debe acudir al médico si se llega a presentar algunas de las señales descritas anteriormente.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Hospitales sin equipos de radiodiagnóstico

| comentarios

Locales

Durazno y uvas verdes por las nubes

| comentarios