En San Antonio pasan penurias por falta de agua

Los habitantes de la zona fronteriza constantemente deben recurrir a las cisternas para intentar cubrir sus necesidades básicas

María de Los Ángeles Cárdenas (Pasante) | La Prensa del Táchira.- Las comunidades que se encuentran en San Antonio del Táchira se hallan en completa incertidumbre con respecto a los servicios básicos, como agua, luz y aseo urbano. En el barrio Simón Bolívar, al igual que otros sectores, pueden pasar hasta 30 días continuos sin el suministro de agua, por lo cual deben buscar alternativas para solventar sus necesidades y recurren al servicio de cisternas o carro tanque.

"El agua dura tres días y luego hay que esperar otros 20 o 30 días para volver a llenar y mientras se espera tenemos todo medido, no botamos el agua y ahorramos lo más que se pueda", señaló Enrique Agelvis.

Si bien varios vecinos aseguran haber realizado las denuncias sobre la problemática que sufren desde hace dos años, las respuestas de los organismos pertinentes continúan siendo las misma. "Según Hidrosuroeste, cuando envían el agua a la zona de la frontera siempre hay roturas o daños en las tuberías que suministran al municipio, por lo cual no llega los días que corresponde", relató Juan Duarte.

Doce horas

En cuanto al tema del suministro eléctrico, poco ha cambiado en la vida de los sanantonienses desde el megaapagón que sufrió el país en marzo del 2019, ya que estos aún viven con los racionamientos eléctricos de 12 horas diarias, por lo cual los ciudadanos se exponen constantemente al daño de sus electrodomésticos y no tienen a quién ni cómo realizar los reclamos. "Ni la alcaldía ni Corpoelec dan respuestas", aseguró Chirley Villabona, del sector Pinto Salinas. 

Ante la ausencia de energía eléctrica, los habitantes del sector deben cocinar con gas, cuyo servicio de entrega no es regular, por lo cual se ven obligados a comprar bombonas que tienen un costo que varían entre los 35 mil y 70 mil pesos cada cilindro. 

Ante esto, algunos optan por las cocinas a leña, pese al efecto negativo que tienen en la salud.

20 días cerrado

Como si los problemas con el agua y la luz no fueran suficientes, los ciudadanos deben vivir hasta dos semanas sin el servicio del aseo urbano. 

El problema se debe a que el vertedero principal del municipio Pedro María Ureña ya acumula más de 20 días cerrado, por lo cual el servicio se encuentra suspendido.

"El servicio de aseo urbano, según el calendario de la Alcaldía en el municipio Bolívar debe recoger la basura dos veces por semana; sin embargo, eso no se cumple", indicó Álex Durán, habitante del sector Francisco de Miranda. Asimismo, también señaló que la respuesta de los organismos es que sean pacientes".

Ante esto, los vecinos acumulan la basura dentro de sus hogares e intentan mantener las calles de su sector limpias; no obstante, varias personas se quejaron de los vendedores nocturnos de comida rápida, los cuales tienden a dejar los desperdicios en la vía. 

"Son montañas de basura que se acumulan en el barrio, ya no se soportan los olores", expresó uno de los vecinos de la comunidad Simón Bolívar. 

Por otro lado, hay quienes se dedican a buscar otras soluciones para esta problemática, aplicando diferentes técnicas de reciclaje como de los productos plásticos y de los papeles. En cuanto a los desechos orgánicos como restos de comida, usualmente los utilizan como alimento alternativo para el consumo de sus animales.

El negocio de la cisterna

Ante la problemática del agua que se vive actualmente en San Antonio, el servicio de las cisternas o carro tanques se ha convertido en un negocio lucrativo, puesto que el alquiler de estos tiene un valor de 40 mil pesos. Precios que se ven obligados a pagar las familias, debido a la falta de suministro que puede tardar hasta 30 días. 

En los alrededores del municipio se ve constantemente la presencia de estos camiones y los habitantes del sector se quejaron respecto a la procedencia y pureza del agua que contienen. "El sistema de agua es precario y deben conseguir carro tanques, el cual además de ser costoso no es un agua totalmente potable, puesto que provienen de llenaderos", dijo Durán.

Sin servicio telefónico

Además de las fallas en los servicios de luz, agua y aseo urbano, los habitantes del municipio Bolívar tienen grandes problemas con los servicios de telefonía móvil y la conexión a internet, puesto que al sufrir cortes de luz de casi doce horas diarias, los usuarios permanecen sin cobertura e incomunicados hasta que retorna el servicio eléctrico. Esta situación lleva aproximadamente dos años.

En consecuencia, un gran número de sanantonienses han empezado a adquirir servicios colombianos tanto como las líneas telefónicas como para el servicio de internet. Diferentes pobladores declararon que el servicio que presta el vecino país es mucho más eficiente y económico que el local, dado que este no presenta ningún tipo de falla así haya o no cortes de luz.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias