LOS PARTIDOS POLÍTICOS REFLEXIÓN EN LA CRISIS

Se dice con frecuencia que los partidos políticos son necesarios e indispensables en la democracia, sin lugar a dudas en el tiempo de la democracia representativa estábamos en presencia de un modelo político denominada Democracia Corporativa, identificando a las distintos gremios, sindicatos, federaciones, organizaciones de la producción y el comercio junto a los partidos políticos como instancias de intermediación entre las necesidades grupales y las decisiones.

Esto es, entre el ciudadano organizado y el gobierno, en este proceso de democracia representativa, los partidos fueron la instancia intermedia entre el ciudadano y las decisiones del gobierno, cuando además el partido era gobierno, y la función de la oposición era ser un conducto para el mismo propósito.

En democracia existe la representación de las minorías protegida por leyes electorales, con ello se garantizaba su permanente representación, esto en razón de la función de toma de decisiones en democracia, que se hace por consenso, de esta manera se garantizaba escuchar e incorporar la opinión de la minoría en condición de oposición.

Los partidos fueron robustos en tiempos de la democracia representativa, tiempo en el que igual que la Constitución de 1961 los partidos sufrieron y el Estado un severo proceso de agotamiento, derivando su acción al cortoplacismo de la acción electoral.

La revolución socialista que irrumpió primero con los intentos fracasados de golpe de Estado primero y luego llegar al poder por la vía electoral, de donde impulsaron una Asamblea Constituyente, con un acuerdo que intervino a los partidos a la injerencia del gobierno, controlando sus elecciones internas de todo lo que era la democracia corporativa, y con ello se congelaron las elecciones en sindicatos, gremios, partido, liquidando la democracia interna con la complacencia de los que están regentando dichas estructuras.

La situación fue más allá y congelaron los mecanismos de intermediación entre la sociedad sus estructuras y las decisiones, por ejemplo congelaron las contrataciones colectivas y poco a poco con estas acciones liquidaron la vida sindical.

Existen modelos políticos de Estado de partido único, el modelo de Estado Comunal que se impone en Venezuela lo es, al copiar el modelo comunista o socialista cubano, lo define así en las leyes que le dan vida a este modelo.

Requiere en consecuencia de una estrategia de largo plazo para liquidar los partidos democráticos, que comenzó con lo ya anotado, pero que se vio reforzado con el cambio del sistema electoral, conforme al cual ya no era importante la minoría y lo convirtieron en un sistema de mayorías, el que gane el 51% de los votos se queda con el 90% de los escaños, luego paralizaron las elecciones internas con la complacencia de los que estaban en puestos de dirección, sin importarles que sacrificaban la incorporación y relevo de nuevos dirigentes y militantes.

Un gran error de los dirigentes fue hacer del militante un seguidor y no un dirigente, con esto se reforzaron los valores de líder único, con la diferencia que implica ser líder único en el poder clientelar al de líder único en partidos que terminaron siendo expresiones electorales.

La estrategia de dividir orgánicamente a la oposición le funcionó al gobierno, al dividir disminuye, los partidos que se quedaron sin tarjeta están en proceso de disolución aun y cuando trabajan duro para que no les suceda.

Judicializados los partidos están controlados por el gobierno, que montó al parlamento comunal sin oposición del parlamento electo en el 2020, lo que indica que la estrategia final viene de la mano del Estado comunal, donde la oposición judicializada participará hasta que sean excluidos ya que éste es un modelo de partido único.

Frente a esta vicisitud los partidos no hacen nada, la distracción obedece a que no leen al gobierno, ni a sus estrategia.

Los partidos son indispensables en modelos de Estado Democrático y plural, pero ¿estamos en Democracia?

Dios bendice al Táchira

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

VALORES SUPERIORES DE LA DEMOCRACIA

| comentarios

Opinion

COMPROMISOS PARA CAMBIAR

| comentarios

Opinion

EL TEMA ELÉCTRICO SIN MENTIRAS

| comentarios

Opinion

AD ELECCIONES INTERNAS

| comentarios