"Los bolívares han quedado para pagar tributos y servicios"

María Vargas Cárdenas | La Prensa del Táchira.- Dado el incremento de la cifra de transacciones en divisas que se realizan en Venezuela, el uso de la moneda oficial se está limitando al pago de tributos y de algunos servicios públicos, según explican expertos en el área de la economía. 

En el año 2020, cerca del 70 % de las transacciones en el país se hacían en divisas, mientras que San Cristóbal, capital del Táchira, alcanzaba una cifra cercana al 94 %, según información publicada en Bloomberg. 

En el país "existe un déficit crónico en la oferta de efectivo nacional (billetes y metálico) que no representa más allá del 3 % de la demanda", según indicó el director del Centro de Investigaciones y Análisis Prospectivos (CIAP), Dilio Hernández. Esta cifra constituye apenas un quinto del promedio de América Latina que ronda entre 15 y 17 % de la disponibilidad específica de dinero en efectivo. 

El economista tachirense Aldo Contreras, explica que la tendencia del uso del bolívar, tanto en digital como en efectivo, es cada día menor debido a la practicidad, al tema de servicio, a la escasez de efectivo, al colapso del sistema eléctrico e incluso a las bajas velocidades de conexión a internet en el territorio que impiden las transacciones electrónicas.

Ello no significa que el Bolívar no coexista con monedas extranjeras que circulen en el mercado, aunque no sea de manera formal. "Por el momento lo que tenemos es un entorno multimoneda: criptos, euros, dólares, pesos colombianos, reales brasileños, indexaciones, bolívares, en fin", para solventar los movimientos financieros, acota Contreras. 

Según información del CIAP, el volumen de divisas en efectivo (dolares, euros, pesos, y otras) es 3 0 4 veces superior al de las monedas nacionales.

Necesidad de adaptación

Algunas empresas, en su mayoría estatales, no han migrado al entorno multimoneda. Por ejemplo, Hidrosuroeste, Cantv, Corpoelec, Movistar, Digitel, Movilnet y el mismo fisco nacional aún no han fijado métodos de pago que permitan a sus clientes hacer uso de divisas al momento de efectuar sus pagos. "Tendrán que adaptarse y abrir las famosas cuentas de custodia para poder facilitarle la vida a sus clientes", dice Contreras. 

"Entonces, como no han ido a las cuentas de custodia, como no han ido a la dolarización del sistema financiero, a la dolarización transaccional, pues hacen que los agentes económicos en algunos momentos demanden bolívares y como la oferta de bolívares es reducida, pues complica la situación, hacen pasar malos ratos y complica los pagos".

A juicio del economista tachirense, "la única forma de que desaparezca el bolívar es que se lleve una dolarización de hecho o que se pase a otra moneda implementada por el Banco Central". Esto significa que, mientras el BCV contemple al Bolívar como moneda oficial en el país, este seguirá existiendo. 

Cambio legal

La falta de bolívares que enfrentan los cambistas informales acarrea que quienes tengan en su poder bolívares fijen precios más elevados para la venta. Esto conlleva que, si un ciudadano posee dólares o pesos colombianos, por ejemplo, tendría que dar mayor cantidad de la moneda extranjera a cambio de los bolívares que necesite. 

Esa deficiencia de bolívares se debe a la política monetaria restrictiva que, según expone Contreras, tiene la finalidad de frenar la cotización del tipo de cambio.

"Recordemos que la forma legal de hacer cambios es a través de la banca, de las mesas de cambio o a través de las casas de cambio legalmente establecidas. Esto ocurre porque el Banco Central ha hecho el bolívar escaso con la finalidad de frenar el tipo de cambio, pues sabe que estamos en un entorno multimoneda".

Distorsión económica

Así como ocurre con los cambistas informales, también se evidencia distorsión económica en cuanto a la equivalencia de la divisa frente al Bolívar, pues "en algunos lugares reciben tipos de cambios distintos que no son los oficiales".

Por otra parte, a juicio de Contreras, es posible afirmar que la moneda oficial venezolana está sobrevaluada. 

"El tipo de cambio debería ser entre 9 y 10 bolívares por dólar para que la producción nacional nuevamente se haga barata, por el momento como el tipo de cambio ha venido retrocediendo desde casi 5 bolívares a 4,24 bolívares por dólar, según la cotización de este lunes (entre las más bajas registradas tras la reconversión monetaria), el BCV hace que la materia prima y los productos nacionales sean mucho más costosos que los importados". Es decir, hoy los productos importados son más baratos, situación que afecta además al aparato productivo nacional.

Divisas en Táchira

Durante los últimos meses se ha evidenciado mayor circulación de la moneda estadounidense en el estado Táchira. Esto debido a que, ante la devaluación del peso colombiano, que había roto la barrera de los 4.000 pesos por dólar, "las empresas buscan resguardar sus inventarios y protegerse de estas fluctuaciones".

El tema de la falta de billetes de baja denominación para dar y recibir vueltos en las transacciones en dólares en la entidad no representa un problema, pues el Táchira es el que menos sufre porque combina transacciones en bolívares, pesos y dólares", así, por ejemplo, "si alguien paga en dólares le devuelven en pesos".

Déficit de efectivo

La carencia de dinero de curso legal en efectivo en el país se agudizó en el año 2017, debido a la escasez de papel moneda, momento en que se limitó el retiro de dinero en efectivo de los cajeros electrónicos y bancas del país, incluso a los pensionados, según reseña EFE. 

Para cubrir la demanda de bolívares en efectivo en el país se requiere de al menos 70.000 millones de Bs. Digitales, unas 20.000 millones de piezas monetarias "que el gobierno no está convencido de hacerlo no solo por sus costos de emisión, sino porque la nueva política del BCV para controlar el proceso hiperinflacionario está atada a reducir la emisión del dinero inorgánico", según explica el economista Dilio Hernández. 

Al respecto, otro aspecto que ha acentuado el déficit de dinero en efectivo ha sido el uso de las plataformas electrónicas bancarias para las operaciones comerciales, que representan entre el 95 y 97 % de todas las operaciones comerciales. Es decir, apenas entre el 3 y 5 % se hacen en efectivo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias