"Maduro somete a los trabajadores a la pobreza extrema"

Economistas advierten que el ajuste del salario sigue siendo insuficiente para que los venezolanos puedan cubrir sus necesidades básicas

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- El jueves 3 de marzo, el gobierno de Nicolás Maduro anunció un nuevo aumento del salario mínimo para los trabajadores venezolanos que se ubica ahora en 126 bolívares, 18 veces más de lo que se venía percibiendo desde abril de 2021. Sin embargo, esta medida continúa siendo insuficiente, si se tiene en cuenta la realidad económica del país, lo que para muchos significa que esta administración está sometiendo a la clase trabajadora a la pobreza extrema.

De acuerdo con el Banco Mundial, una persona que gane 1,9 dólares por día se encuentra dentro de la línea de la pobreza extrema, si esto se lleva al panorama nacional, quiere decir que los empleados públicos están dentro de la estadística, pues con el nuevo sueldo van a percibir menos de un dólar por día.

"Este salario no cubre ni el 20% de la canasta alimentaria que se encuentra en 448 bolívares, por lo tanto los trabajadores se mantienen dentro del umbral de la pobreza crítica. Esta medida es insuficiente. El régimen ha sometido a los trabajadores a condiciones de vida extrema", señaló el economista Luis Crespo.

A su juicio, el nuevo salario ya se convirtió en sal y agua, pues no va a alcanzar para comprar los rubros más básicos de las familias venezolanas. "Esto solo va a servir para dos o tres días de comida al mes, si se toma como referencia el valor de un cartón de huevos, un litro de aceite o una harina".

Los bolívares

La economía venezolana se convirtió en un sistema multimoneda en la que reina el dólar, seguido por el peso colombiano, situación a la que se llegó debido a que la inflación le restó confianza a la moneda local y hoy en día, muchos prefieren no tener bolívares por su continua desvalorización.

"El bolívar es una moneda destruida y que no genera confianza, no tiene valor", añadió Crespo.

Para el también economista José Guerra, el salario venezolano perdió vigencia porque está circunscrito solo para los trabajadores públicos, quienes se encuentran dentro del sector privado ganan hasta cuatro veces más.

"Ello hace que esa referencia que era antes el salario mínimo no exista, sin embargo, tiene un costo fiscal para el gobierno porque tienen que sacar unos 400 millones de dólares para pagar la nómina completa de funcionarios y eso es plata. Ojalá no la termine sacando el Banco Central, porque ahí si va a tener un efecto inflacionario", explicó.

Anclaje

Por segunda ocasión el gobierno de Maduro anunció que el salario se anclaba al valor del Petro, una criptomoneda que para los analistas sigue siendo ficticia, sin embargo, esta decisión no ha generado frutos pues a pesar que el Petro tiene tendencia al alza, el valor del salario nunca sube, se queda estancado.

"El sueldo mínimo perdió toda referencia en la estructura salarial venezolana porque está circunscrito solamente al sector público, el resto de la actividad económica no tiene absolutamente nada que ver con el salario mínimo", aseguró José Guerra.

Luis Crespo añade que a pesar que Nicolás Maduro ha construido una agenda de trabajo con empresarios, inversionistas y banqueros, esto no se practica con los trabajadores.

"Ese fue un anuncio bilateral, no hubo diálogo social donde se incorporara a los trabajadores para discutir la metodología de recuperación del salario".

Gremios

Para la Federación de Trabajadores del estado Táchira, el gobierno continúa irrespetando lo que establece el artículo 91 de la Constitución nacional, en donde se explica que "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales".

"Los trabajadores seguimos en crisis. Los que pertenecemos al Ministerio perdimos 35 y 40 años de servicio en una institución para que el gobierno nos mande a morirnos en las casas sin ninguna reivindicación para sobrevivir. Ese aumento no alcanza ni siquiera para una caja de Losartan para los que sufrimos de la tensión", denunció Melquiades Delgado, secretario general de Fetratáchira.

Para el presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), Ildemaro Useche, el salario solo va a quedar como una ilusión, pese a esto destaca que se tienen grandes expectativas con la nueva discusión de la convención colectiva nacional.

"En la solicitud que viene haciendo el magisterio venezolano se exige que por lo menos el salario debe responder a lo que está establecido en el artículo 91 de la Constitución, si esto se cumple por lo menos los docentes podrán resistir a la crisis inflacionaria y pudiera tener una mejor calidad de vida", dijo.

La economista Yuraima Suárez sugiere que ese salario pudiera significar un gran logro si fuera producto del aumento de la producción petrolera, de lo contrario solo significaría un costo social muy elevado para la sociedad.

"Los empresarios deben trasladar ese costo a los productos y el consumidor final es el que será afectado con los aumentos de precios. La idea de un aumento salarial debería ser mejorar el poder adquisitivo y esto se logra con mayores incentivos a la producción y mayor estabilidad económica y social", destacó.

El aumento no les alcanza

Al realizar una consulta a los usuarios de nuestras redes sociales sobre si creen que es suficiente el aumento a medio Petro del salario mínimo, el 96% equivalente a 542, aseguró que no. En total fueron 566 personas las participantes, solo el 4%, es decir 24 ciudadanos, dijeron que sí les alcanzarán los 126 bolívares.

Usuarios como Josué Guerrero dijeron que ese monto solo les sirve para cancelar el pasaje de un mes en el transporte público, mientras que Miguel Roso explicó que pudiera llegar a servir de algo, sin embargo, "ya los comerciantes están hablando y fomentando la inflación".

La economista Yuraima Suárez, explicó que actualmente en Táchira ninguna empresa privada cancela el salario mínimo a sus trabajadores, pues no alcanza para cubrir las necesidades más básicas. "Para mantener a los empleados decidieron cancelar montos más elevados que se lleve a la par con la moneda extranjera o la moneda de mayor circulación".

Van 31 ajustes salariales en tan solo nueve años

Desde que Nicolás Maduro llegó al poder en abril del año 2013, se han decretado en el país 31 aumentos del salario mínimo, con los que ha prometido, durante nueve años, "proteger a la clase obrera".

El año 2017 se convirtió en el que más incrementos se han registrado durante toda la historia de Venezuela como nación; sin embargo, estas medidas en vez de generar bienestar en la población, era mal vista pues se contribuía con el proceso inflacionario que ya para el momento se venía dando.

2018 siguió este mismo ejemplo, con cinco nuevas alzas al valor del salario mínimo que en marzo de ese año, antes de la reconversión con la que se eliminaron cinco ceros al valor de la moneda, se ubicó en 392.546 bolívares. Ya en diciembre, cuatro meses después de la nueva expresión monetario, el sueldo se ubicó en 4.680 bolívares.

El último aumento que se había realizado en el país fue en el año 2021 cuando se subió a siete millones de bolívares. Pese a todos estos intentos la moneda venezolana sigue perdiendo fuerza y hoy en día no se usa ni como referencia.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Comerciantes bajan oferta de huevos

| comentarios