MAURICIO MACRI Y "EL PUMA"

INTRODUCCIÓN.- Entre los años 2005 y 2008, Argentina estaba en serias dificultades económicas. Hugo Rafael Chávez Frías, líder de la Revolución Bolivariana, en su concepción integracionista nuestra americana, facilitó 5 mil 500 millones de dólares, que ayudó a Argentina salir de ese "aprieto". Ese gesto bolivariano, nos trajo "el encono" de la oligarquía argentina, la del continente, así como de la OEA y del Departamento de Estado de los EE.UU., siendo Mauricio Macri uno de los gestores, para crear tanto el "Pacto de Lima", como la "Operación Puma".

EL PACTO DE LIMA.- En tiempos de P.P. Kuschinski, en esos entonces presidente de Perú, siguiendo lineamientos del Departamento de Estado de los EE.UU. convocó a otros gobernantes, tan sumisos como él, para conformar "un cartel" cuyo objetivo fuera agredir y acabar con la República Bolivariana de Venezuela. Los resultados están a la vista. P.P.K. tuvo que renunciar, para evitar un "juicio por corrupción", entre otros delitos. Uribe e Iván Duque, de Colombia, están sufriendo el declive, con un país convulsionado, muertos, desplazados, donde se avecina un "triunfo del progresismo". En Chile hay una Convención Constituyente donde están cifradas las esperanzas de los excluídos de siempre. También hubo una elección presidencial. En pocas palabras, el "Cartel de Lima" desapareció, y "nadie de dio cuenta de ello".

TRUMP Y EL COMANDO SUR.- En tiempos de Donald Trump se agilizó más aún, la "cuarta flota del Comando Sur". Obviamente su rol era prevenir los "movimientos sociales", que según los EE.UU. son los "reales enemigos" de la democracia "gringa". En una conferencia el almirante Fuller presentó a un general colombiano y otro brasileño, a quienes nombró como: "sus generales", procediendo ambos militares, a "cuadrarse" ante Trump, reconociéndolo como a su "patrón". No me cabe la menor duda que Mauricio Macri, no estaba muy alejado de ese escenario.

LA "OPERACIÓN PUMA".- En el año 2019, cuando la ultraderecha arreciaba acciones en contra de Venezuela, en la República Argentina, Mauricio Macri, tomaba la decisión de liderar el continente, para colocarlo a las órdenes del imperialismo estadounidense. Así aparece echando las bases para conformar un "ejército multinacional", con el apoyo esencial de Brasil y Colombia, pero esperando la "ayuda desinteresada" de otros gobiernos del continente, que querrían restaurar "la democracia en la República de Venezuela". Obvio, comenzarían por quitarle el apelativo de "Bolivariana". La planificación de la "operación Puma" contemplaba "tres vías" para la invasión, y supuestamente en ella se consideraba el hecho que Colombia y Brasil, como países limístrofes con Venezuela, estratégicamente parecían ofrecer ventajas a "los invasores".

LA ARGENTINA DE MACRI.- Esto ocurrió en 2019. Pero los que planificaron este atentado contra la Soberana República Bolivariana de Venezuela, sean estos civiles o militares, deben estar haciendo vida en Argentina. Los lazos de amistad que existieron entre Simón Bolívar y José de San Martín, así como entre Néstor Kirchner y Hugo Chávez, son una exigencia moral, para que en esa hermana república se haga todo lo necesario para esclarecer este lamentable y vergonzoso hecho.

Felizmente los pueblos argentino y venezolano, en su concepción nuestra americana, nos sentimos hermanados, sentimiento que supera las veleidades de algunos gobernantes, como Macri, cuyo tránsito por la historia, queda en el deshecho de la misma.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

VALORES SUPERIORES DE LA DEMOCRACIA

| comentarios

Opinion

COMPROMISOS PARA CAMBIAR

| comentarios

Opinion

EL TEMA ELÉCTRICO SIN MENTIRAS

| comentarios

Opinion

AD ELECCIONES INTERNAS

| comentarios