OIEA pide a Rusia "cese inmediato de todas las acciones"

Agencias | La Prensa del Táchira.- Este jueves, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), dependiente de las Naciones Unidas, aprobó una resolución en la que solicita a Rusia el "cese inmediato de todas las acciones" en las plantas nucleares en Ucrania, tras invadir el país la semana pasada.

La resolución también "lamenta las acciones de la Federación Rusa en Ucrania, incluida la toma por la fuerza de instalaciones nucleares y otras acciones violentas", explica en una copia del texto enviada a la AFP.

También considera que la invasión rusa "plantea una amenaza grave y directa a la seguridad", de las plantas nucleares y de su personal, "ante un posible accidente o incidente nuclear que ponga en riesgo a la población en Ucrania, en los Estados vecinos, y a la comunidad internacional".

La resolución, presentada por Polonia y Canadá, se aprobó con una amplia mayoría entre los 35 Estados miembro, según una fuente diplomática.

"Es un paso hacia la politización del trabajo" de la OIEA, reaccionó en Twitter la delegación rusa. Un argumento que también usó China para justificar su rechazo a la resolución.

Por su parte, países como Sudáfrica o la India se abstuvieron, dijo a la AFP la misma fuente.

En el territorio ucraniano hay 15 reactores en cuatro centrales nucleares. La planta de Chernóbil, donde tuvo lugar en 1986 la peor catástrofe nuclear de la historia, cayó en manos rusas la semana pasada.

"Cualquier incidente podría tener graves consecuencias, ampliar el sufrimiento humano y provocar daños ecológicos", alertó el miércoles el director general de la OIEA, durante la apertura de la reunión de este organismo regulador.

Ese mismo día, la Asamblea General de la ONU adoptó, por una mayoría aplastante, una resolución exigiendo a "Rusia el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania", una votación considerada "histórica" y acogida entre aplausos.

"Masivo impacto" en millones de ucranianos

Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, criticó este jueves el ataque de Rusia contra Ucrania, advirtiendo sobre el "masivo impacto" en millones de ucranianos y la amenaza nuclear que hace pesar sobre el "conjunto de la humanidad".

"La elevación del nivel de alerta de armas nucleares subraya la gravedad de los riesgos que pesan para el conjunto de la humanidad", declaró Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Bachelet advirtió que "el ataque militar de la Federación de Rusia contra Ucrania abrió un nuevo y peligroso capítulo de la historia mundial".

El domingo, tras lanzar la invasión contra Ucrania el 24 de febrero, el presidente de Rusia ordenó poner en alerta a la fuerza de disuasión nuclear.

Los 47 Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU se reunieron en una sesión de emergencia a pedido de Ucrania, que redactó un proyecto de resolución pidiendo una investigación internacional.

Invasión a Ucrania

Así mismo, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos elevó a 227 el balance provisional de civiles fallecidos en Ucrania desde el inicio de la ofensiva militar rusa, aunque se trata solo de casos contrastados y la cifra real sería "mucho mayor".

La oficina asumió la tarea de elaborar un recuento imparcial de los efectos del conflicto sobre la población civil. Las autoridades ucranianas han denunciado que ya han fallecido unas 2.000 personas ajenas al conflicto.

La ONU ya ha verificado 227 fallecimientos, entre ellos los de 15 niños, mientras que la cifra de heridos asciende a 525, incluidos 28 menores de edad. Ya son más que todas las víctimas civiles entre 2018 y 2021 en las zonas en conflicto del este de Ucrania.

A la región del Donbás corresponden 323 de las víctimas de la última semana, incluidos 65 fallecidos, en su mayoría en zonas controladas por las fuerzas leales al gobierno de Volodímir Zelenski.

El presidente ucraniano acusó a Rusia de perpetrar crímenes de guerra, mientras que las autoridades rusas sostienen que no incluyen objetivos civiles en sus ataques y que es la parte contraria la que utiliza a la población como escudo humano.

Permitirles hacer el trabajo

Entre tanto, el responsable de la ayuda humanitaria de las Naciones Unidas (ONU) pidió a Rusia y a Ucrania permitirles hacer su trabajo.

"Por el amor de Dios, protejan a los civiles" en Ucrania y "déjennos hacer nuestro trabajo", señaló a la AFP desde Ginebra, Martin Griffiths.

Agregó que "ahora que tenemos los recursos para hacer el trabajo, necesitamos que las partes del conflicto nos permitan hacerlo y que cumplan con sus responsabilidades de cara al derecho internacional humanitario".

Por otro lado, Griffiths alabó la generosidad de los donantes de la ONU, ya que se habían obtenido 1.500 millones de dólares en ayuda humanitaria de urgencia (de los 1.700 solicitados).

Según estimaciones del Alto Comisionado de Naciones Unidos para los Refugiados (Acnur), 12 millones de personas en Ucrania, y otros cuatro millones que huyeron al extranjero, necesitarán protección y asistencia en los próximos meses.

"En solo siete días hemos sido testigos del éxodo de un millón de refugiados de Ucrania a los países vecinos", aseguró en su cuenta de Twitter, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

Hizo hincapié en que "para muchos millones más, dentro de Ucrania, es hora de que las armas callen, para que se pueda prestar una ayuda humanitaria que salve vidas".

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el 24 de febrero en un discurso televisado una ofensiva militar contra Ucrania días después de haber reconocido la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Fuente: Semana (Con información de AFP y Europa Press)

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Mundo

UNFPA: No olvidar a las mujeres afganas

| comentarios