EE.UU: un niño de 12 años se quita la vida a causa del bullying 

María Villamizar (pasante) | La Prensa Táchira. Drake Hardman, un niño estadounidense de 12 años, se quitó la vida tras sufrir durante más de un año, maltrato físico y verbal por parte de uno de sus compañeros en el colegio de Utah.

El cuerpo del niño fue hallado en el suelo de su habitación por su hermana mayor quien en medio de gritos y llanto, alertó al padre el cual desesperadamente intento reanimarlo. En breve, fue trasladado al hospital más cercano donde a pesar de todo el esfuerzo realizado para salvar su vida, el niño murió en la mañana del jueves 10 de febrero.

Drake era un pequeño soñador que amaba el basquetbol y deseaba ser algún día jugador de la NBA, formaba parte del equipo de la escuela y aunque ese día le comunicó a sus padres que no deseaba asistir a la práctica, estos pensaron que era una actitud normal.

Por ello, Andrew y Samie Hardman decidieron hacer pública su historia a través de redes sociales, bajo la etiqueta #DoItForDrayke (hazlo por Drayke), ambos iniciaron una campaña que busca generar conciencia sobre los casos de acoso en las escuelas. Asimismo, llaman a los padres de familia a fortalecer los principios y valores de sus hijos.

Este es "un enemigo silencioso y en muchos casos mortal", destacan los padres, en ocasiones los niños luchan en silencio, no dan señales. Este hecho vuelve a llamar la atención sobre los casos de bullying escolar, sobre todo cuando tan solo unas horas antes, un joven venezolano recibió una golpiza de un estudiante afroamericano en el autobús de su escuela.

El bullying, también conocido como manoteo, es más común de lo pensado. Según el Centro Nacional para la Prevención del Manoteo, al menos 20% de los estudiantes son víctimas de bullying y de acuerdo al primer informe oficial de la ONG internacional Bullying sin fronteras, cerca del 85% de los casos se presentan en las escuelas.

Por ello, con el fin de prevenirlo, la OMS ha resaltado la importancia de dar visibilidad a este problema. Los especialistas aconsejan estar atentos a las señales de alerta y educar tanto a padres como hijos, sobre los mitos y tabús que encierra el tema que ha cobrado tantas víctimas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias