Ganaderos cubren demanda con producción mínima y bajo consumo

Según estimaciones de Fedenaga, la producción pecuaria en el país desciende a la par del consumo del venezolano, ambas bajan precipitosamente ante la mirada indiferente del Ejecutivo

Jhoana Suarez | La Prensa del Táchira. -El bajo poder adquisitivo del venezolano lo ha obligado a mermar el consumo de ciertos alimentos, la carne y la leche son algunos de ellos. Desde los años 90 el consumo de proteína animal en el país ha mermado de forma significativa, según cifras de la Federación Nacional de Ganaderos, el consumo per cápita de carne bajó 57 kilos, es decir, de consumir 65 kilos por persona al año, hoy día sólo se consumen 8 kilos. 

A la par del bajo poder adquisitivo del venezolano, la producción de proteína animal también ha descendido en el país. El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), Armando Chacín, indicó que si bien en los años 90 producían el 95% de la carne y el 70% de la leche, hoy día el sistema productivo pecuario sólo está en capacidad de producir el 40% de la carne y un porcentaje similar de la leche. 

Aunque en el país no hay estadísticas precisas de producción debido a la falta de un censo nacional, las estimaciones que maneja la federación arrojan que hoy día se está produciendo menos de 4 millones de litros de leche al día y el consumo por persona descendió a 40 litros de leche al año, cuando el requerimiento mínimo de la FAO es de 125. 

Sin capacidad 

Para el líder gremial, el sector productivo en este momento no existe, la capacidad de producir como en aquel entonces, incluso si en este momento ninguna carnicería presenta escasez es porque el poder adquisitivo del ciudadano no le permite tener acceso a los alimentos que necesita. "Hay un desequilibrio muy macabro que ha llevado al venezolano a consumir cada vez menos".

Si la situación económica del venezolano llegara a mejorar de un día para el otro, el sector pecuario no tendría cómo cubrir las necesidades. 

Aún y cuando cuentan con 30 millones de hectáreas, sólo tienen en producción 10 millones de ellas, porque no cuentan con las condiciones para activar el restante. 

A juicio del directivo ganadero, el marcado descenso se debe a una serie de errores que muchos ya conocen y uno de ellos es precisamente la falta de seguridad jurídica que existe. "Cuando no hay seguridad de que lo tuyo es tuyo, que tienes derecho a producir, a que te respeten y que puedes ir a un tribunal y te den la potestad de un desalojo, entonces allí se comete un error".

Otro punto que ha hecho flaquear al sector pecuario es la falta de financiamiento, Chacín insiste en que básicamente existen los nombres de los bancos, pero no financian ninguna actividad económica y sin financiamiento llegar del 40 al 100% es imposible. "Y el error más grave es el no acompañamiento, es dejar al sector económico solo. Un sector que pese a las fallas cuenta con animales de una excelente calidad genética".

Para iniciar la recuperación de este país, los productores necesitan recuperar la confianza. "Que se pueda levantar un teléfono y que el ministro pueda resolver el problema. Si esto no pasa seguiremos luchando solos, con una ayuda tenue de algunos funcionarios del Gobierno", dijo el líder gremial. 

Afectados

Cada estado presenta una realidad productiva muy particular, aunque todos son afectados por los mismos problemas, la ubicación geográfica ha determinado el nivel de conflicto que puedan presentar. Incluso, estados como Zulia, Táchira y Apure por ser fronterizos han sufrido los embates del contrabando y el abigeato con más fuerza. 

Chacín insistió en que Venezuela tiene potencial para producir alimentos para 100 millones de personas, aproximadamente, incluso para llevar alimentos para otras latitudes, atrayendo divisas, "pero necesitamos seguridad, acompañamiento y financiamiento". 

Inseguridad

El sector productivo venezolano no cuenta con leyes que protejan su desarrollo, por ello es que los 120 mil productores que hoy hacen vida en el país temen que en cualquier momento se les pueda expropiar sus tierras, como está sucediendo en Barinas, Guárico y Apure, donde bajo la modalidad de "rescate" se han ocupado miles de hectáreas, improductivas hasta el momento. 

El líder gremial insistió en ello y aseguró que el gremio necesita una ley que proteja la seguridad personal y patrimonial del productor. "Nosotros introdujimos el año pasado en la asamblea que todavía está en ejercicio, una ley de protección para la actividad ganadera, pero ni siquiera se ha tomado en cuenta y lo único que se solicita en esta ley es lo que todo el país quiere, proteger al sector pecuario agrícola con la función de proteger los tres platos de comida. 

Fiebre aftosa

Otra de las grandes limitaciones del sector pecuario es la presencia de fiebre aftosa. Venezuela es el único país de América Latina que no está libre de la enfermedad, por lo que sus exportaciones se ven claramente limitadas a países endémicos, lo que reduce su capacidad de exportación a los países del medio oriente. 

Chacín destacó que para poder tener una recuperación mediana hay que trabajar 4 años duros para lograr el 90% de la cobertura y que nos certifiquen como un país libre de fiebre aftosa. "Vamos a tener acceso no sólo a los mercados deprimidos de Medio Oriente, sino a mercados importantes y no sólo con la carne, sino con lácteos, que son los mejores de este lado del continente".

Asimismo, Luis Prado, vicepresidente de Fedenaga y director de la Fundación Venezolana de Servicio de Salud Animal (Funvesa), mencionó que ya se concretó la firma del acuerdo público y privado entre el Insai y Funvesa, con la finalidad de erradicar la fiebre aftosa en el territorio nacional, el cual permitirá que se avance en la vacunación de los animales y que Venezuela se pueda certificar para el año 2025, como un país libre de fiebre aftosa. 

Aclaró que si bien no hay diagnósticos precisos en estos momentos, el país es endémico y se requiere vacunar a todos los animales, porque incluso cuentan con el producto biológico para ello. 

"Aunque no somos nosotros los que exportamos directamente porque hay personeros encargados, nos hemos beneficiado de ello. Sólo el año pasado se exportaron 300 mil animales y eso para nada es malo para el mercado nacional, porque tenemos todo para hacerle frente, sólo necesitamos que nos den las condiciones para poder crecer", dijo.

No hay un censo oficial del sector

Las únicas cifras que maneja el sector pecuario en el país desde el año 2007 son estimaciones generadas por la propia Federación de Ganaderos, y es que desde esa fecha el Gobierno nacional no realiza un censo oficial de los animales que se encuentran en este sector, lo que no les ha permitido tener cifras precisas. 

Fedenaga insiste en que los números que otorgan desde esta institución son imprecisos, basados en sus propios cálculos. Algunos de los estados aseguran que no manejan exactamente sus cifras de producción porque hay rubros que no son cuantificables, por lo que es requerido un censo nacional oficial que les permita determinar en número exacto el número de animales de las cuatro especies. 

Los directivos ganaderos de cada entidad manifestaron su preocupación al no manejar desde hace 15 años un conteo oficial de reses, y partiendo de ese número conocer la necesidad del sector pecuario. Ellos continúan haciendo la solicitud al ente oficial correspondiente y esperan que la misma sea tomada en cuenta a la brevedad posible, esto para poder ofrecer cifras precisas de la producción en el país. 

Necesidades

Este requerimiento forma parte de la lista de solicitudes que el gremio viene presentando ante el Ejecutivo nacional. Entre ellas, también se debe mencionar la necesidad de renovar los equipos agrícolas, la mayoría de los estados tienen equipos obsoletos, en los que deben invertir una gran cantidad de dinero para repuestos y reparaciones. 

Pero el productor no tiene ni recursos ni financiamiento para poder comprar equipos nuevos. El tema del combustible, también está puesto sobre la mesa desde hace ya varios meses, ninguno de los 17 estados agropecuarios del país cuenta con un beneficio en este aspecto, todos tienen fallas de gasoil y gasolina, incluso en estados como Zulia y Táchira, los productores deben comprar combustible en el mercado negro y a precios elevados para poder poner a funcionar sus tierras. 

Otra necesidad de este gremio gira en torno al alimento concentrado, ninguno de ellos ha podido acceder al mismo desde hace un tiempo, sus animales se alimentan con puro pasto, incluso las lecheras, porque el precio de los alimentos concentrados es inalcanzable.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Comerciantes bajan oferta de huevos

| comentarios