Hierbateros: "médicos" de turno

Jhoana Suarez | La Prensa del Táchira. -El uso de las plantas medicinales ha tenido un auge impresionante. Cada vez son más los tachirenses que se valen de estas hierbas para curar sus dolencias. Hoy día, los conocidos "hierbateros" tienen tantas consultas como los médicos tradicionales, pues los altos precios de las medicinas y los bajos salarios han obligado a la población a apelar a estas especias, obteniendo en la mayoría de los casos los resultados esperados. 

Si bien el uso de las plantas curativas es una práctica de vieja data, quienes venden hierbas y especias en los principales mercados de la ciudad han visto aumentar sus ventas durante los últimos años. Incluso, algunos de ellos aseguran que las ventas comenzaron a incrementarse hace al menos dos años, cuando las personas empezaron a tratar las gripes y los dolores con las más conocidas hierbas, ante la falta de dinero para los tratamientos antigripales y analgésicos.

Hoy en día, un buen número de tachirenses han tratado el COVID con los té de hierbas que recomiendan estos expertos en especias medicinales. Para ellos, los efectos curativos de las plantas son innegables, incluso aseguran que muchos profesionales de la medicina recurren a ellos para atender sus dolencias.

"Milagrosas"

María Flores tiene 40 años trabajando con las hierbas. A sus 74 años se mantiene atenta a su clientela en un puesto de venta de plantas medicinales en el Mercado Los Pequeños Comerciantes. Al ser consultada por el equipo de La Prensa del Táchira, comentó con total seguridad que "las plantas lo curan todo". 

Para la señora María, el secreto de las plantas está en saberlas tomar. "Aquí vienen muchas personas para consultarme sobre lo que deben tomar para poder atacar dolores de vientre, de columna, de riñón, o para aumentar las defensas, acabar con las gripes y lo primero que yo hago es preguntarles la edad, y si están en tratamiento o tienen otra enfermedad, para poder decirles qué y cuánto deben tomar".

Detalló que las plantas más solicitadas en este momento son la manzanilla, el jengibre, la limonaria, la albahaca morada, la menta y el eucalipto. Todas ellas se usan para tratar patologías, como los dolores de vientre, irritación de los ojos, fortalecimiento del sistema inmune, tos, problemas digestivos e inflamación.

Para Flores, las plantas son "realmente milagrosas", ella misma ha visto cómo personas se han sanado gracias a su uso constante. "Una muchacha vino a visitarme y su mamá tenía problemas de circulación, le di de tomar la semilla de la tuna y la señora sanó milagrosamente. Las plantas funcionan, sólo hay que saberlas tomar y hacerlo con fe". 

Según María, las propiedades de las plantas son reconocidas hasta por los médicos. "Ellos no lo pueden decir, pero yo tengo dos médicos que vienen a mi negocio para que yo los recete. Ellos saben que las plantas son efectivas, pero si lo dicen, los regañan". 

Para Flores, las razones por las que ha aumentado "la fama" de las plantas, es porque la gente ya no tiene dinero para comprar las medicinas, además las plantas hacen lo mismo sin tanto efecto secundario. 

Uso diario

 Susana Sánchez, por su parte, no tiene un puesto de venta de hierbas, pero sí tiene una reputación en su comunidad. Todos saben que la señora Susana sabe de plantas y cuando se trata de aliviar dolencias cotidianas ella receta a sus familiares y vecinos. 

Con más de 80 años de vida, Susana sabe cómo tratar la indigestión con un toque de menta, recomienda el cimarrón para regular el tránsito intestinal, también hace uso de la manzanilla, la limonaria y el eucalipto para las gripes y los dolores de vientre y no olvida que la hoja de guanábana es lo mejor para curar el cáncer. 

Recordó que hace muchos años atrás todos usaban plantas para tratar sus enfermedades, luego apareció la medicina moderna y empezó a sustituir los té y los brebajes. Sin embargo, dijo ella complacida, hoy se retorna a los viejos tiempos. "Mucha gente vuelve a tomar plantas para sanarse, porque es más efectiva y más económica".

Confesó que ella nunca ha dejado de usar las hierbas en su vida cotidiana y trata de que su familia también haga uso de ellas, porque es lo mejor y hasta los mismos médicos lo saben, muchos de ellos se atreven a recetar brebajes. 

"Todos en casa sabemos lo que debemos tomar para tratar cada dolencia, incluso cada día incluyo algunas de las plantas más conocidas en las comidas, por ejemplo, siempre le echo un poquito de cimarrón a las comidas para que tengamos una buena digestión", dijo.

Ventas 

Desde que comenzó la crisis, los tachirenses han sabido cómo esquivar el constante azote de los precios. En el caso de las medicinas, la situación es exactamente la misma, por ello optan por buscar opciones naturales y las plantas son la alternativa perfecta para ello, por eso las ventas de estas han aumentado desde hace un par de años.

Los vendedores de este rubro, aseguran que las ventas de hierbas han ido viento en popa, no es un negocio para hacerse rico, pero es bueno y sirve para ayudar a los demás. 

Germán Sayago tiene su puesto de venta de plantas medicinales y condimentos en el Mercado de La Ermita. Desde hace 12 años se dedica a vender y recomendar las hierbas a los habitantes del sector y zonas aledañas. 

Pese a que las ganancias del negocio que heredó de su tía sólo le sirven para sobrevivir en esta dura situación económica, le complace mucho vender las plantas medicinales y ayudar a los demás a curar sus dolencias. 

Explicó que los costos de las hierbas se han mantenido, los proveedores no suben mucho los precios y por ello los usuarios no tienen que pagar más por las especias. 

"Estamos vendiendo plantas desde los mil pesos hasta los 3 o 5 mil, dependiendo de la cantidad que se quiera, estos precios se han mantenido por largos meses". 

Dijo que los clientes ya saben lo que buscan, por lo que cuando llegan a su negocio piden directamente las plantas, otros llegan pidiendo asesoría para tratar alguna enfermedad y aquí se la damos. "Es muy gratificante ver cómo la gente se cura gracias a las plantas". 

Sayago aseguró que todos los días se vende algo, y hay semanas mejores que otras, sobre todo aquellas donde arrecia el frío y aumenta la posibilidad de gripes y resfriados. "Los primeros meses del año siempre suelen ser buenos, la gente viene buscando plantas para la gripe y ahora con el COVID, pues se venden más las plantas para hacer los remedios".

"Usan plantas por la crisis"

Ha sido la crisis económica la que ha popularizado el uso de plantas como terapia médica

Aunque es médico cirujano, Ramón Rodríguez, no tiene ningún problema en hablar sobre las propiedades de las plantas, asegura que si bien no las receta en su consulta, a las personas más allegadas sí les recomienda el consumo de algunas plantas que les ayudan a combatir enfermedades como la gripe, los cálculos renales y los dolores en algunas zonas. 

Para Rodríguez es necesario acabar con el tabú que rodea el consumo de plantas como terapia medicinal, en cambio debería de investigarse con más ahínco las propiedades de las principales hierbas para conocer a ciencia cierta su efecto sobre el organismo. La mayoría de los fármacos tienen su principio activo en las plantas. 

A juicio de Rodríguez, el auge que tiene hoy día el consumo de té naturales, se debe precisamente a que es casi inasequible un tratamiento. "Lo más sencillo, que es un antipirético, analgésico o antiinflamatorio, tiene un valor alto en una farmacia, por lo que la gente prefiere tomar maticas de acetaminofén que también funcionan y muy bien".

"Con precaución"

Para Tomás Cárdenas, médico de salud pública, uno de los hechos que más destaca en el acontecer del venezolano es el uso de hierbas medicinales con fines terapéuticos, especialmente en los estratos medios y bajos de la escala social, y aunque en general las plantas medicinales son beneficiosas y efectivas para combatir diferentes afecciones, hay que tener en cuenta que, en algunos casos, se dan ciertas contraindicaciones. 

Para el galeno, lo ideal es siempre consultar al médico, sobre todo en casos en que el consumo de plantas se alterne con la ingesta de fármacos. "Su ingesta puede desencadenar efectos adversos en mujeres embarazadas y etapas de lactancia. Por ello, en estos casos muchas plantas medicinales estarían contraindicadas". 

"Hay que tener claro que las plantas medicinales no deben sustituir la toma de medicación que haya prescrito el especialista. Su uso es aconsejable, siempre y cuando no sea incompatible con la patología", dijo.

"Desde mil pesos"

Los precios de las plantas van desde los mil pesos que cuesta la manzanilla, la limonaria, hasta 3 o 5 mil pesos que cuesta otros tipos de hierbas más difíciles de conseguir y traer a la ciudad. En la mayoría de los casos, las plantas mantienen el mismo precio por años. 

Incluso, los vendedores aseguran que los costos se han mantenido durante los 2 últimos años.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias