Solo el 20% de las constructoras estarían operativas en Táchira

Anggy Murillo | La Prensa Táchira.- Solo un 20% de las 72 empresas que se encuentran afiliadas a la Cámara de la Construcción del estado Táchira estarían operativas, según explicó el representante del Gremio, Gerardo Gamboa.

"En la actualidad las activas no llegan ni a 15 y creo que estoy exagerando. La mayoría han cerrado, dejaron desarrollos habitacionales inconclusos por la misma situación, incluyendo proyectos ejecutados para iniciar por la pérdida de la posibilidad de crédito al constructor, quedaron paralizados. Están los terrenos, pero los proyectos quedaron paralizados", dijo.

Añadió que el sector cerró el año 2021 en casi un 100% de paralización. Los trabajos que se llegaron a realizar solo respondieron a obras de mantenimiento vial adelantados por el gobierno nacional bajo la figura del protectorado. 

"No hay construcciones nuevas, lo que se está es haciendo reparaciones, ampliaciones, pero de manera individual. No hay promoción de nuevos desarrollos ni habitacionales, ni comerciales, ni industriales y tampoco hay inversión en la parte gubernamental", aseveró.

En cuanto a los insumos para el sector, denuncia que los precios fueron dolarizados desde hace varios años, incluso destaca que el valor del cemento en Venezuela, está por encima del precio internacional.

"Con el precio de los inmuebles pasa lo contrario, en algunos casos han disminuido debido a los intereses de sus propietarios en venderlos para hacer otro tipo de negocios o para irse del país. Tenemos una suerte de remate de inmuebles, donde el precio está por debajo del 30% del valor real del metro cuadrado de construcción y bajo ese esquema no es posible ningún tipo de promoción de desarrollo habitacional, porque nadie va a trabajar para perder".

Alfarerías

El trabajo de las alfarerías también va de la mano con la construcción y la falta de nuevos proyectos de infraestructura también los ha golpeado fuertemente, pues al ver disminuida la producción diaria se han visto en la obligación de reducir el número de empleados.

Omar Biaggini, encargado de la empresa alfarera Industrial Táchira, señala que la falta de combustible los ha afectado, pues para poder quemar los bloques y las tejas que realizan, necesitan gasoil y fueloil que cargan directamente en Bajo Grande, estado Zulia, pero se les hace difícil conseguirlo cuando lo necesitan.

"Nos hemos visto forzados a trabajar por épocas, picamos material, una vez que tenemos los hornos llenos hacemos la solicitud del combustible, algunas veces procede rápido, otras veces tarda mucho en llegar y, cuando por fin llega, quemamos, vendemos eso y ya, cuando se está acabando el material hacemos lo mismo", señala.

Recuerda que años atrás era un proceso continuo y los hornos nunca se apagaban, sin embargo la situación los obligó a trabajar de otra manera. La capacidad instalada de esta fábrica da para sacar unas 24 mil piezas en el día, pero actualmente solo producen 4 mil. Esta reducción afectó directamente a los empleados de la industria, pues de 60 que había, hoy solo pueden mantener a 15.

Sindicato

El Sindicato de la Construcción del estado Táchira denunció que desde hace al menos cinco años, los 24 mil afiliados, aun cuando ya muchos han salido del país, no han podido acceder a ningún empleo debido a la paralización de la industria.

"Nosotros no tenemos nada, si no nos sale trabajo en la rama de la construcción no tenemos ningún beneficio. Anteriormente se cobraba un paro forzoso que cuando el trabajador estaba activo 52 semanas, recibía casi un 20% por parte del Seguro Social, ahorita no tenemos nada de eso. Sobrevivimos haciendo trabajos extra en cualquier urbanización u oficina, pero no siempre salen", denunció Ramiro Parada, secretario ejecutivo de la organización.

Considera que el salario que debería devengar un trabajador de la construcción debería estar entre los 600 y los mil dólares, dependiendo de la categoría en la que esté.

El presidente del Sindicato, Alberto Maldonado, aseguró que se encuentran expectantes a la posible reactivación del sector durante el año 2022, de esta manera se pudieran ubicar entre 800 y 1.200 trabajadores en obras de vialidad que pudieran estarse generando.

"La infraestructura del estado está completamente deteriorada y esas son las expectativas que mueven al sindicato, que este año logremos bajar los índices de desempleo en la industria de la construcción. Cada empleo directo genera cuatro indirectos, de tal manera que si tenemos unos mil quinientos o dos mil trabajadores activos, estamos hablando de unos 30 mil 40 mil trabajadores que van a tener empleo de una forma indirecta para poder llevar la comida a sus hogares", explicó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Aguas negras socavan Los Duques de Barrancas

| comentarios

Locales

Los jóvenes impulsan el arte tachirense

| comentarios