Gremios económicos piden pronta apertura comercial en la frontera

María Vargas Cárdenas | La Prensa del Táchira.- Con motivo del intento de dar paso comercial a través de la frontera entre Colombia y Venezuela, que se cumplió este 22 de diciembre por parte de comerciantes particulares de ambos países, los gremios económicos en el estado Táchira piden que se de paso cuanto antes al intercambio entre ambas naciones.

La acción, concebida como "un llamado de atención" para impulsar la apertura del paso comercial en el eje fronterizo entre el departamento del Norte de Santander (Colombia) y el estado Táchira (Venezuela) estaba sujeta a la posibilidad de que tanto las autoridades de la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales) como del SENIAT (Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria) no permitieran la entrada o salida de transporte de carga. Fue así como ocurrió porque "todavía no se han dado los encuentros formales entre los dos organismos aduaneros y tributarios de ambos países para coordinar como van a ser los movimientos de carga", analizó el comerciante de la zona de frontera y expresidente de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira, José Rozo.

"Deben reunirse tanto el gobierno de Venezuela, que ya cedió, como el gobierno de Colombia que ya lo tiene claro. Como ya Colombia lo hizo en la frontera con Ecuador, esperemos que también lo haga prontamente con la frontera del Norte de Santander", sostuvo.

"Lo ideal es que haya un acuerdo en el cual se active el comercio formal y podamos trabajar de la mejor manera con todo lo que tiene que ver con las importaciones y exportaciones. Así se activa todo el sistema de aduanas y a las personas que trabajan en el sector", manifestó por su parte el presidente de la Asociación de comerciantes del estado Táchira (ACETA), Pietro Ceniccola.

La apertura de la frontera en el ámbito comercial es un anhelo del sector. "Todos los días abogamos por la pronta apertura de la frontera, que se normalicen las relaciones entre ambos países, que haya entendimiento entre las autoridades, que cada día hayan más posibilidades de trabajos formales para que cese la inseguridad, que haya un territorio competitivo, un territorio de bienestar", analiza Ceniccola.

"Siempre hemos esperado la apertura de la frontera, Venezuela, Colombia, a través del Norte de Santander y Táchira manejamos una misma ideología. Somos familias unidas tanto por consanguinidad como por la hermandad y amistad. Es un llamado para que las autoridades se avoquen a la apertura de frontera y volvamos a tener esos países hermanos unidos a través del puente Simón Bolívar", manifestó el presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Táchira, Edgar Medina.

El sector espera que, antes de finalizar el año se dé la apertura comercial en los horarios que se habían implementado en el año 2015, que permitía el paso de transporte de carga de lunes a viernes a partir de las 6:00 p. m. hasta las 12 de la medianoche.

El impacto del cierre de la frontera

Pérdida de empleos, contrabando, decaimiento de la recaudación tributaria y aduanera con impacto nacional y municipal y la inseguridad son algunos de los principales factores que han impactado en la zona fronteriza al paralizarse el flujo formal de intercambio entre ambas naciones a través de la que en otrora fue la Frontera más viva de Latinoamérica.

Para el momento del cierre de la frontera, en el año 2019, se estima que alrededor de 20.000 personas perdieron sus empleos, de los cuales unos 8.000 eran empleos directos.

"Lo que no entra por los puentes está entrando por las trochas, entra y sale de manera ilegal. Además de que se afecta la cadena más vulnerable que es el trabajador al perder el empleo, también se afectan los municipios porque los municipios viven de los impuestos. Al haber empresas que tienen que cerrar no tienen a quien cobrarle impuestos. Ellos han tenido allí un gran hueco fiscal porque el sector aduanero era uno de los mayores aportantes al fisco municipal", sostuvo Rozo. 

En tal sentido, Rozo considera que la contribución fiscal en los municipios fronterizos se redujo en un 30 % como producto del cierre de muchas empresas. 

En otro orden de ideas, Pietro Ceniccola mencionó que la inestabilidad de la moneda oficial del país ha ocasionado que "muchas empresas trabajan de manera informal. Obviamente hay una situación de reducción de contribución fiscal que no es ideal. Lo ideal es trabajar formalmente, pagar sus impuestos y el Estado disponga de ese dinero en el orden debido, porque la cultura tributaria no se trata únicamente de que los contribuyentes paguen, también se trata de los gobiernos administren esos recursos de la mejor manera".

El intercambio ganadero

 En el caso del sector ganadero, Medina reconoció que el mercado colombiano "es muy reducido" producto de la barrera biosanitaria por causa de la fiebre aftosa, lo cual ha impedido a la producción ganadera venezolana tener presencia en mercados de América y El Caribe. Por el contrario, no se descarta el impacto que podría tener la posibilidad de traer animales desde Colombia hacia Venezuela. 

Mencionó que a través de la gestión del antes Protectorado del Táchira a cargo del actual gobernador, Freddy Bernal, fue posible traer desde Colombia productos e insumos requeridos para la ganadería en la entidad, pues "el mercado nacional a nivel de insumos estuvo muy deprimido y con precios muy exorbitantes respecto a los precios manejados en Colombia".

"Pudimos traer medicamentos y con eso se logró atender las necesidades del productor para poder realizar en trabajo sanitario en las unidades de producción" y, se espera, que los productores puedan seguir adquiriendo los productos necesarios a través del intercambio comercial entre ambos países.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

El mango, entre las frutas más baratas

| comentarios

Locales

Mercados están sin tomate venezolano

| comentarios