Cualquier material es bueno para hacer los pesebres

Holiancar Contreras | La Prensa del Táchira.- Cartón, papel higiénico, escarcha, tela de saco, anime, bambú y hasta tierra traída de Egipto son buenas opciones a la hora de usar materiales para realizar los pesebres; una popular costumbre navideña que a pesar de la crisis no se ha perdido en los hogares sancristobalenses, además que deja volar la imaginación de quienes lo realizan. 

Según Sor Lucila Cabrera, miembro del Asilo San Pablo, comentó que este año el pesebre que realizaron en este lugar fue inspirado en el nacimiento del Niño Jesús simulando que nació en Táchira. A través de la obra, recorre agua que hace semejanza al río Táchira y el lugar donde se encuentra Jesús, María y José es San Cristóbal, también detalló que alguna de las estaciones son muestra de los municipios aledaños a la capital tachirense. "Esta idea surgió entre todos los que hicieron el pesebre para hacer algo diferente y especial, para resaltar la importancia del nacimiento del Niño Dios", especificó la religiosa. 

"Cualquiera ayuda" 

En las instalaciones de la Policía Municipal de San Cristóbal, el ingenio se hizo presente para la elaboración del pesebre. Las piezas ya se encontraban deterioradas luego de 14 años de uso. La funcionaria, Marisol Sanguino, explicó que con papel higiénico, pega líquida, escarcha y tela de saco logró montar la escena

"Ya estaba deteriorado, las partes que estaban partidas se engomaron y con el papel las arreglé, la tela que se le colocaba a los muebles también le eché pega y después lo pinté con pintura en spray. El San José se quedó sin mano y como no podía hacerla de nuevo, lo que hice fue hacerle un bastón y así disimularle, a las piezas en general les rocié escarcha para que se vean brillantes y bonitas", dijo. 

Este no fue el único cuerpo policial que quiso destacar el pesebre, Politáchira armó su recreación a base de palmas, paja y lama traídas de Capacho, además de la arena y pequeñas piedras que fueron buscadas en el sector La Tinta, todos estos materiales fueron obtenidos durante labores de patrullaje en estos sectores. Dentro de la recreación se encuentra una pequeña fuente en la que están dos peces que fueron llevados por un trabajador del ente policial. 

Sin embargo, los uniformados cuentan que lo más curioso es que algunos de los visitantes suelen echar monedas y pedir deseos, pues creen en el poder que puede tener la presencia del Niño Jesús en este lugar. 

Comunidad unida 

En el sector Colinas de Antarajú, en San Cristóbal, la comunidad se unió con el fin de rescatar un espacio que antiguamente era un basurero, donde algunos vecinos solían dejar sus desechos sólidos, generando malos olores y aspecto en la comunidad. En medio de la pandemia, los habitantes del sector junto con las hermanas Oblatas, decidieron recoger la basura y usar el sitio para hacer el pesebre de la comunidad. 

La casita que lo cuida de la lluvia y del sol la hizo uno de los vecinos, mientras que otra de las señoras tomó la iniciativa de comprar las piezas y pintarlas para formar el tradicional pesebre. La Virgen de Fátima que también decora la recreación fue donada por el padre de la iglesia Nuestra Señora de Fátima. Las plantas alrededor fueron sembradas por las hermanas, con la intención de que el lugar permanezca bonito, aunque no sea diciembre

En otros sectores de la ciudad y municipios del Táchira, la realización de los pesebres se hizo presente a pesar de la crisis, las piezas por lo general son las que conservaban las familias tachirenses desde hace años y decidieron buscarlas, desempolvarlas y arreglarles los pequeños daños que pudo haber causado tanto tiempo guardadas, y así poder ser usadas este año y se vean bonitos y en buen estado. Esta actividad resulta ser vistosa y divertida para los pequeños de la casa, quienes les entusiasma la idea de formar parte de la organización y montaje del nacimiento del niño Dios. 

Esto es una tradición que traspasa generaciones.

Más de 100 piezas coleccionadas

Desde hace más de setenta años, María Sandia se ha dedicado a hacer pesebres, actividad que a lo largo de estos años la ha llevado a coleccionar más de cien piezas que conforman el nacimiento. Algunas de ellas son obsequios de personas cercanas que viajaron a países de Europa, también Colombia o Estados Unidos. 

Además, María también ha recibido arena de Egipto, un regalo único de un conocido de su familia. La pieza más antigua que aún conserva la artesana, es la Virgen María y San José. Cada año, con ayuda de su familia arma su pesebre y con ello diseña una idea diferente.

Para este 2021, manifestar la naturalidad donde nació el Niño Dios, era su fin. Sin embargo, María decidió no incluir luces como una manera de honrar a los fallecidos por el covid y familiares que murieron por otras patologías.

El Covid detuvo su tradición

Para Manola de Moreno, quien tiene 18 años elaborando el pesebre en el garaje de su casa ubicada en la urbanización Santa Rosa, su recreación es una de las más conocidas y emblemáticas de la ciudad. Para el año 2020, la inesperada muerte de su esposo luego de presentar complicaciones a causa del covid-19 detuvo esta actividad, por el luto decidió este año no realizarla. "Aspiro el otro año retomarlo, si Dios me lo permite", dijo.

"Que no se pierda la costumbre"

Es importante que la costumbre de hacer pesebres no se pierda, sea como sea pequeño o grande, usando los materiales que se tengan lo que cuenta es que se represente de alguna manera el nacimiento de nuestro salvador, y que se enseñe a los niños esa tradición que vale tanto para la humanidad. Ojalá siempre prevalezca la costumbre de hacer el pesebre en todas las familias del estado Táchira y del mundo entero, para que no se pierda jamás y siempre se resalte la fe.

"Es una tradición familiar"

Para mi mamá, María Sandia, coleccionar las piezas ha sido un trabajo de más de 70 años. Nos enseñó a sus hijos y ahora a sus nietos a hacer el pesebre, pero siempre ella es la que se sienta, diseña y confecciona cada detalle. Ahora es para nosotros una tradición familiar que pasará de generación en generación en nuestra familia. Ella nos enseño a valorar esto y toda la vida la hemos ayudado a armar cada detalle. Es nuestro trabajo más adelante cuidar sus más de 120 piezas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Familias de Barrancas viven dentro del caos

| comentarios

Locales

MP propondrá ley contra eventos taurinos 

| comentarios