San Cristóbal o Cúcuta: ¿Dónde comprar el regalo del Niño Jesús?

Fabiola Barrera | La Prensa del Táchira. -La pregunta de siempre vuelve a retumbar en los oídos de los padres, ¿dónde comprar los regalos del Niño Jesús? 

Ir de tienda en tienda buscando la mejor oferta y el que más se parezca al juguete que el niño quiere, que se adapte a las posibilidades económicas, en muchos casos representa un verdadero dolor de cabeza el juguete que piden al querido Niño Jesús. 

Una de las ventajas de tener la frontera a 45 minutos es que se puede comparar los precios en el vecino país con los de las diversas jugueterías de la entidad. Uno de los lugares más visitados por los venezolanos es el Centro Comercial Alejandría, ubicado en pleno centro de Cúcuta. 

Carros, pistas y gandolas con más carros es lo que por lo general los padres buscan para los varones. 

Los precios de las pistas en Cúcuta oscilan entre los 80 a 170 mil pesos (Bs.D. 114 a 243). Si son de marcas reconocidas, mientras más detalles tenga son más costosas y pueden llegar a los 210 mil pesos (Bs.D. 300). 

En las jugueterías de San Cristóbal, una pista de carros oscila entre los 40 y 190 dólares (Bs.D. 184 y 874). Bloques oscilan en Cúcuta entre 20 y 50 mil pesos (Bs.D. 28 y 71), mientras que en San Cristóbal valen desde los 1.5 y 10 dólares (6.9 y 46 bolívares). 

Las bicicletas se consiguen en el vecino país desde los 200 mil pesos en adelante, mientras que en la ciudad valen entre 180 y 200 dólares (Bs.D. 828 y 920). Patines y monopatines, dependiendo de la calidad van desde los 65 mil pesos en adelante, mientras que en las jugueterías locales se adquiere por no menos de 50 dólares. 

Las niñas

Para las pequeñas de la casa hay mayor variedad. Cocinas, set de belleza, muñecas, coches y hasta mascotas hay disponibles para ellas. 

Tanto en Cúcuta, como en San Cristóbal coinciden con las muñecas de moda. Unas pequeñas llamadas Cry Babies y las preferidas LOL se disputan los mejores lugares en los anaqueles de las diversas jugueterías. Las primeras, según su tipo en Cúcuta de los 5 a los 100 mil pesos (Bs.D. 143), mientras que las LOL de los 10 a 50 mil pesos (Bs.D. 15 a 71). En San Cristóbal ya no se consiguen, salvo imitaciones que cuestan unos 18 dólares (Bs.D. 82). Coches de juguetes se compran en el vecino país en precios que van desde los 25 mil pesos a los 90 mil (Bs.D. 35 a 128). La ventaja entre comprar en San Cristóbal o Cúcuta, dependerá de cada papá.

Están preparados para la demanda

La señora Karina Parada, comerciante de Alejandría, explicó al equipo de La Prensa que a la fecha ya todos los negocios en la feria de juguetes están preparados para la demanda de mercancía. Incluso, asegura que ya hay personas que se han quedado sin el juguete porque van una vez a averiguar y cuando regresan ya no hay existencia. 

"Si van a venir, procuren traer el dinero, porque usted ve muchos juguetes, pero también hay gente que se los lleva para revenderlos allá y por eso se agotan muy rápido". 

El señor Fabio Sayeg, quien también trabaja en este lugar, aseguró que hay para todos los bolsillos disponibilidad de juguetes, pues procuran ofrecer calidad y variedad. "Si bien hay juguetes de marca, también hay juguetes que son réplicas, pero esas imitaciones son de buena calidad, no se les va a salir un brazo o rueda", dijo.

Inventarios del año pasado

En las jugueterías de San Cristóbal la variedad de mercancía si bien es buena, es un poco limitada. En un recorrido hecho por el equipo de La Prensa, muchos juguetes son los mismos ofertados el año pasado y no hay una gran variedad. A diferencia de Cúcuta, en las tiendas locales se evidencia la presencia predominante de productos de marcas reconocidas. 

En relación a los costos de los juguetes, aunque se puede pagar en cualquier moneda son un poco elevados, sobre todo para quienes no tienen suficientes recursos y si son más de un pequeño, se pone cuesta arriba el asunto. 

Los jugueteros aseguraron que en vista de que el año pasado no hubo una buena rotación de juguetes a causa de la pandemia, no invirtieron en mercancía nueva, salvo en contadas excepciones como, por ejemplo, en las muñecas de moda, pero en juguetes nuevos no fue mucho lo que adquirieron. 

A pesar de que a muchos padres ya les pagaron sus utilidades, mejor conocidas como "Aguinaldos", las jugueterías y las tiendas por departamentos no tienen aquella variedad que en otrora se observaba. 

Incluso, en puestos ambulantes no hay juguetes, salvo algunos camiones o juguetes plásticos. 

Sacan cuentas

En lo concerniente a los padres entrevistados, todos coinciden en que aún están buscando la forma de comprarles el anhelado regalo del Niño Jesús a sus pequeños, pues ponen en una balanza la compra de ropa y alimentos sobre los juguetes. Sin embargo, de manera tajante coincidieron en que harán todo lo que esté a su alcance para darles ese momento de alegría a los más pequeños de la casa. 

Remesas

Muchos padres con hijos en el extranjero, aprovechan parte de las remesas para adquirir el regalo. Algunos papás que tienen a sus pequeños en el país envían el dinero para que el familiar que está a cargo del menor haga la compra del regalo, bien sea un juguete o algún objeto tecnológico. 

Las preferencias varían, según la edad. Mientras más grande, prefieren objetos electrónicos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias