Ex consultadora del CNE: Chavismo perdió un millón de votos 

Agencias | La Prensa del Táchira.- A juicio de la ex consultora jurídica del CNE, Eglée González Lobato la oposición y el oficialismo deben saber leer con sumo cuidado los resultados de las elecciones regionales y municipales de este 21 de noviembre. 

La analista electoral destacó que estos comicios arrojaron resultados «muy interesantes». «Hay que destacar que hablaron las ciudades, los pueblos, los municipios. No es una elección nacional y por eso el 40% de participación no nos debe dar una idea de abstención, porque no se puede leer como abstención nacional, sino tenemos que leer lo que dijeron quienes participaron».

En este sentido, subrayó que los resultados muestran que hay una fuerza que pareciera independiente que está luchando por entrar a la política nacional y agregó «incluso hay que ver, cómo el resultado afecta la negociación en México, ya que puede haber una reformulación de la mesa».

González Lobato refirió también a los resultados en contra del oficialismo y precisó que es la primera vez que la oposición tiene más de 80 alcaldías, «al menos tiene 117 en contra del oficialismo y esto también lo tiene que leer el oficialismo, al igual que la pérdida de 1 millón de votos. Esto significa algo y creo que debe haber un memorándum de entendimiento en todas las regiones, ese es el mensaje que están mandando los ciudadanos: la polarización no fue tan evidente y la gente está diciendo, dejen a un lado la polarización y ocúpense de la autogestión, el desarrollo y el progreso en las regiones».

Observadores Internacionales

Sobre el tema de la veeduría internacional, González Lobato comentó que la comunidad internacional debe hacer una lectura «mesurada» de estas elecciones y agregó «hay que decir que el primer obstáculo en la elección sigue siendo ese gobierno autoritario, que a veces se desboca y cae en excesos. No se puede hablar de que la elección no representa la voz de los ciudadanos, esto es un poco exagerado porque los ciudadanos se expresaron y dieron el voto cruzado».

«Sin embargo, sabemos que hay mucho que trabajar, hay que evitar siempre el control social, el voto debe ser secreto, pero vemos que hay una construcción de confianza hacia el CNE, que es un dato importante y esto es una fase preparatoria hacia las presidenciales».

Asimismo, refirió a la poca presencia de puntos rojos y otras irregularidades que han sido una constante en procesos anteriores y expresó que esta vez se vio menos porque es parte de los acuerdos que se dieron en el CNE y México. «Son condiciones que se exigieron para que se retomará medianamente la normalidad, eliminación de puntos rojos, el tema del sistema de automatización y respeto a los resultados».

En sus palabras, lo que ensombrece el panorama son las inhabilitaciones dentro del proceso y el tema de las sustituciones políticas que no se hicieron dentro del plazo establecido por el CNE.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias