Los aumentos son de hasta cuatro mil pesos en casa producto. Las ganancias son mínimas y el mercado ilegal nos está quebrando

José Ramón Bustamante

Comerciante

La mercancía de mi establecimiento la traigo yo mismo para tratar de abaratar costos pero es difícil por el precio del combustible

Alexis Lares

Comerciantes

Tenemos que comprar el gasoil en el mercado negro para poder trabajar. No podemos perder el tiempo haciendo colas

Gustavo Contreras

Transportista

La mercancía la pasamos por las trochas pero con el permiso del Protectorado, tenemos que pagar el 6% del total de la factura en el Seniat

Jorge Salgado

Comerciante

Distribuidoras obligadas a aumentar hasta en un 3% sus productos

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- El aumento del gasoil, la inestabilidad del dólar y la caída en el precio del bolívar, son algunos de los factores que ha llevado a un gran número de distribuidoras a aumentar, entre el 1% y el 3%, el valor de los productos que se expenden.

Los comerciantes informan que cada vez que hacen un pedido a las grandes empresas, los montos se han incrementado, lo que los obliga a ajustar casi que semanalmente los precios de venta al público. Esta subida se evidencia mayormente en los productos nacionales que llegan desde Acarigua, estado Portuguesa.

"El producto venezolano se dificulta más en llegar a esta zona por el precio del gasoil que lleva a que los transportistas prefieran no despachar. Nosotros vendemos a como nos lo traigan, dejando un margen de ganancia bajo para poder trabajar", dijo la comerciante Karime Celi.

Para José Ramón Bustamante, quien tiene un local en las inmediaciones del Terminal de pasajeros de San Cristóbal, competir con los productos colombianos es casi que una tarea titánica. "A veces prefiero trabajar con mercancía venezolana porque no se tiene inconveniente pero llega muy costoso. Los aumentos son de hasta cuatro mil pesos en casa producto. Las ganancias son mínimas y el mercado ilegal nos está quebrando. Ellos no pagan aranceles, no pagan impuestos, incluso venden hasta más barato de lo que nosotros compramos al mayor. Por ejemplo, un producto que nosotros compramos a 70 mil pesos ellos lo venden a 60, no sabemos cómo hacen o dónde los compran", explicó.

El transporte de la mayoría de las empresas es a través de franquicias, sin embargo, los dueños de los vehículos también se ven afectados, aunque ellos no son los que ponen los precios de las mercancías que distribuyen.

En el caso de Gustavo Contreras, señala que las dificultades para adquirir el gasoil no son nuevas. Cuando estaba comenzando la pandemia por el Covid-19 podían surtir el gasoil en algunas estaciones de servicio, actualmente, denuncia que deben acudir al mercado negro donde una pimpina de 20 litros puede costar hasta 25 dólares. "Tenemos que hacerlo así para poder trabajar, para no perder días haciendo cola".

En el negocio de Alexis Lares se expenden huevos y panela, comenta que distribuía a varias zonas de la parte alta de San Cristóbal, pero prefirió dejar de hacerlo "porque la gente pretende que yo le lleve la mercancía a Palo Gordo al mismo precio que la tengo aquí y así no se puede. La mercancía de mi establecimiento la traigo yo mismo para tratar de abaratar costos pero es difícil por el precio del combustible y si la aumento mucho se caen las ventas", señaló.

Productos colombianos escasean

Al consultar en ventas de productos colombianos que se han instalado en viviendas o algunas zonas concurridas de la ciudad, los comerciantes explican que en el caso de algunas marcas de jabón en polvo o de leche líquida, se ha evidenciado un desabastecimiento, puesto que los transportistas prefieren trasladarlas hacia otras zonas del país. Además de esto, en ciertos supermercados colombianos también ha incrementado el costo de las mercancías, lo que hace que los víveres registren un ligero aumento en sus precios.

"Yo directamente a Cúcuta para comprar, pero en algunos supermercados que quedan céntricos la mercancía no se está consiguiendo, nos toca ir hacia otras zonas donde puede que se consigan algunos productos. La mercancía la pasamos por las trochas pero con el permiso del Protectorado, tenemos que pagar el 6% del total de la factura en el Seniat y así es que podemos traerla y que no nos la vayan a quitar", dijo Jorge Salgado.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Bernal: "Seré el gobernador de la integración"

| comentarios