En Santa Elena están preocupados por constantes deslizamientos 

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA.- "Estamos cansados de que vengan, se hagan fotos y luego no aparecen más", dice Corina Sánchez, habitante del barrio Santa Elena, que está a menos de 500 metros de la alcabala El Mirador.

Esta comunidad quedó prácticamente incomunicada desde hace años porque la carretera se la llevó el deslizamiento de tierras. Por ese sector de Santa Elena, van y vienen los vehículos que desde San Cristóbal se dirigen a Rubio, o viceversa, y otras comunidades. 

Las personas deben caminar por senderos intrincados para llegar hasta sus casas

Cada vez que se interrumpen el tránsito por la zona, se genera un caos, con el lodo llegando a las rodillas y los vehículos patinando entre el barrizal, lo que obliga a muchos a desviarse por vías alternas que también están inservibles. Los peatones pasar penurias subiendo por empinadas escaleras hasta lograr llegar a sitio seguro.

La señora Sánchez dice que son más de 300 familias que deben soportar la calamidad de pasar por entre el barrial que se forma o por irregulares caminos que los mismos vecinos han acondicionado ya que la vereda principal que daba acceso a la carretera se quebró, dejando aislado al barrio Santa Elena.

"Los que más sufren son los chamos que estudiante en la escuela de Santa Elena, NER 139. Los padres los alzan para evitar que se embarren, esto es triste. Eso lo saben los gobernantes pero nada hacen, mucha gente perdió sus casas. Algunos los llevaron a La Quiracha de Rubio, pero otros les tocó irse a buscar casa en otro lado". Agrega la vecina de Santa Elena.

Confesó además que siempre el problema en el sector ocurre por la laguna que existe donde hay una fábrica de ladrillos. Al parecer esa laguna usada en la alfarería es la causante - según ella - de las filtraciones y deslizamientos.

La vereda que daba entrada a Santa Elena se partió y las personas quedaron aislados por la vía Rubio

"Ahora empeoró la cosa porque con unas máquinas hicieron unos drenajes y toda esa agua le cae a los vecinos de Santa Elena parte baja, que están sufriendo por la situación". Manifiesta.

Pedro Contreras, vecinos del lugar, también alertó que la salud de la gente del sector se ve afectada. "Aquí lo que se levanta es un polvero, la gente traga tierra parejo mi hermano, los carros van y vienen por ese tierrero que lleva muchos años destapado, y nadie dice nada de asfaltar y cuando llueve nos hundimos en el barro".

"Aquí es tierra y tierra, se le mete en las casas a las personas, es invivible, no podemos sacar un enfermo por aquí, porque la carretera se partió, debemos salir por otra lado, dando una gran vuelta", agrega Contreras.

Al filo del mediodía del jueves 18 de noviembre, en el lugar La PRENSA Táchira trató consultar a un ciudadano que dijo ser parte del Protectorado, y se encontraba en el lugar supervisando los trabajos den canalización en la vía, pero dijo no tener autorización para informar.

En el lugar cuando llueve el barro hace patinar los vehículos, nadie saben cuando van a asfaltar 

"Estamos estabilizando el terreno, haciendo los brocales para recoger las aguas, creo que la próxima semana estaremos asfaltando, si la lluvia lo permite". Atinó a decir, sin identificarse, sin dar más detalles de la obra que se ejecuta en el lugar, aunque estaban construyendo gaviones.

En Santa Elena solo desean que la tormenta que han vivido por años se cabe pronto. Ya no le creen a los candidatos y aspirantes gobernación, alcaldía y concejales. Todos les han prometido y nadie les cumplen, mientras tanto aguantan con el barrio cuando llueve y el tierrero cuando calienta el sol.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias