La institución brinda una serie de medicamentos, vendas, cremas, apósitos. Algunos pacientes pueden contar con el privilegio, otros no

Dr. Guzmán Parra

Especialista adjunto del servicio de cirugía plástica y maxilofacial

10 años abandonada el área de quemados del Central

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- Desde hace al menos 10 años se encuentra cerrada el área de hospitalización de quemados del Hospital Central de San Cristóbal, situación que dificulta no solo e trabajo de los médicos y enfermeras que laboran en el lugar, también la atención de los pacientes que llegan para ser atendidos.

A pesar de que para este jueves 14 de noviembre no había ningún paciente hospitalizado en el lugar, especialistas informaron que solo se pueden recluir a tres, ya que seis habitaciones se encuentran clausuradas.

Al mes son recluidos entre 7 y 10 pacientes, el 50% de la cifra son niños que llegan con quemaduras producidas al derramar líquidos sobre su cuerpo, si llegan más de tres en una semana, explicaron que debe ser habilitado un piso donde será tratado. 

En cuanto a la dotación de insumos, el doctor Guzmán Parra, especialista adjunto del servicio de cirugía plástica y maxilofacial, que también funciona en esta ala, aseguró que usualmente se les da todo lo necesario, solo en casos extremos en los que llegan más de tres pacientes en una semana, pudiera ser que los familiares tengan que comprar algunos implementos con los que ya no cuente el centro de salud.

"La institución brinda una serie de medicamentos, vendas, cremas, apósitos. Algunos pacientes pueden contar con el privilegio, otros no, de manera que todas las personas que llegan al servicio de caumatología se les puede brindar. Si llegan tres seguramente a ellos se les va a brindar la atención pero si mañana llegan tres más, hay más poco y si al otro día hay tres ingresos más, seguramente ya no habrá nada", explicó el galeno.

Sin aire acondicionado ni agua destilada o filtrada

A pesar de que cuando se inauguró esta área se contaba con tecnología de punta, la crisis económica y la falta de recursos ha hecho que para el momento el aire acondicionado no funcione. "Si llegase a haber un foco de contaminación, esto complicaría al paciente".

El agua con el que bañan a los enfermos en la tina que funciona es directa de la llave, puesto que no hay un filtro que impida el ingreso de residuos de tierra u otras materias que pudieran generar una infección. Tampoco tienen silla de ruedas.

Otra de las fallas que se presentan en el servicio es la falta de personal para atender las emergencias. Se cuenta con una sola enfermera cada semana, es decir, cubre el turno de lunes a domingo, de 7 de la mañana a 1 de la tarde. Los pacientes que arriben a solicitar atención luego de esa hora, no podrán ser atendidos y deben acudir a otros centros asistenciales.

"A veces llegan en la tarde o en la noche y no hay enfermeras y se van para centros privados porque la atención aquí no se puede brindar. Aquí debería haber tres enfermeras como mínimo. Somos tres Especialistas en caumatología, ese es el número que debería, pero también se necesitan residentes que son los que tienen el primer contacto con el paciente y no hay", aseveró.

En el mes de diciembre pudiera aumentar el número de pacientes ingresados por quemaduras producto de la manipulación de pólvora, por lo que el galeno exhortó a la colectividad a estar prevenidos y al pendiente, más que todo de la población infantil, para evitar saldos lamentables. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias