Tenemos que perderle el temor a los médicos urólogos, romper el paradigma de rehusarse a asistir a consulta

Omar Rey

Paciente de 52 años

Incidencias de cáncer de próstata aumentaron en Pandemia 

Yadira Quiroz | La Prensa del Táchira.- La pandemia del coronavirus que en los dos últimos años ha afectado la salud de la población mundial, en el estado Táchira ha repercutido en la generación de nuevas incidencias de la enfermedad prostática y en el desarrollo del cáncer de próstata, debido a que la población masculina, en edad de mayor riesgo, no acudió con la debida regularidad a practicarse los controles médicos y preventivos de rigor, según alertó el doctor Leonardo Contreras, coordinador de Posgrado del Servicio de Urología del Hospital Central de San Cristóbal. 

Esta patología oncológica es el tipo de cáncer más frecuente que afecta a los hombres, seguido del cáncer de pulmón y estómago, representando la segunda causa de muerte en el país y en la región andina, de acuerdo a las estadísticas que se conocen más recientes —del año 2017— emitidas por el Registro Nacional de Cáncer del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) y de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela. 

En base a esas cifras oficiales, en la entidad tachirense se registra mayor mortalidad en el grupo etario de los 75 años con 1.166 casos, en una tasa por cada 100.000 habitantes, aunado a una incidencia de la enfermedad de 2.091 casos, en igual tasa, en el grupo etario más frecuente comprendido entre las edades de 65 y 74 años. 

"En estos dos años de pandemia ocurrió que los pacientes no acudieron a las consultas de despistaje de enfermedades diversas, como lo venían haciendo antes de la aparición del coronavirus, lo que ha hecho que aumente las incidencias de la mayoría de las patologías, realidad que tocó muy de cerca a la prostática, trayendo como consecuencia que al no diagnosticarse a tiempo las mismas avanzan rápidamente", afirmó el galeno. 

Signos y síntomas 

Existen marcadas diferencias entre los signos y los síntomas que, según lo explica el especialista tachirense, los primeros tienen que ver con los hallazgos del médico al examinar al paciente, por ejemplo, cuando luego de realizar el examen del tacto rectal consigue una próstata dura, abultada o aumentada de consistencia, mientras que los síntomas guardan relación con lo que siente el paciente al percibir algún crecimiento, inflamación, infección, micción frecuente, con dolor, orina con sangre, goteo después de la micción, entre otras sintomatologías que alertan que algo anormal está alterando su salud prostática.  

Continuó el galeno, que no se puede afirmar que existan síntomas específicos para identificar el cáncer de próstata, ya que el mismo no las revela en etapas tempranas, de allí que cuando el paciente percibe y asume las primeras alertas, muy probablemente la enfermedad prostática ya está avanzada.

El único signo que es paraclínico y altamente confiable lo representa el Antígeno Prostático total y libre (PSA), que consiste en realizar una prueba en la sangre, cuyo análisis es recomendado para hombres a partir de los 40 años de edad, si se tiene antecedentes familiares con casos de enfermedad o cáncer prostático, el cual se debe realizar una vez al año, y cada dos años es indicado para aquellos masculinos a partir de los 50 años en adelante.

Factores y edades 

Diversos estudios clínicos han demostrado que si un paciente tiene antecedentes familiares con prevalencia de la enfermedad prostática, lo cual constituye el primer factor de riesgo, es muy probable que —en un alto porcentaje—, también lo desarrolle y ello dependerá del grado más cercano al parentesco de consanguinidad.

Entre otros factores, figuran también la edad mayor a los 50 años, la obesidad, el alto consumo de grasas y las carnes rojas, además del tabaquismo, falta de actividad física y mala alimentación.

Esperanza  

La expectativa o esperanza de vida para los pacientes que padecen cáncer de próstata suele ser alta, siempre y cuando la patología oncológica se diagnostique a tiempo, ya que este tipo de cáncer es una enfermedad de crecimiento lento, lo que significa que si el paciente acude tempranamente hay altas posibilidades de que se cure con los tratamientos mejor indicados para cada caso, bien sea con cirugías, radioterapias o con otro que sugiera el médico. 

"El tema es de conciencia y prevención, que el hombre acuda a hacerse sus exámenes, en cuya labor preventiva también debe sumarse la esposa, la madre o la hermana en el importante rol de motivar a sus seres queridos", dijo. 

Tratamientos 

El tratamiento del cáncer de próstata suele depender de la etapa en la que se encuentra el mismo y ello se determina al detectar la evolución rápida de su crecimiento y de la alteración del tejido alrededor de la glándula, a lo que agregó el médico especialista que las etapas precoces de la enfermedad se manejan con cirugía o radioterapias, mientras que las etapas avanzadas se manejan con tratamiento hormonal, hormonoterapias o tratamiento de quimioterapia.

En cualquiera de los estados en que esté el paciente hay tratamientos avanzados, ya que el cáncer de próstata es hormono-sensible, lo que significa que puede tratarse con hormonas porque se alimenta de una hormona que se llama testosterona y al bloquearse esta el paciente puede estar tranquilo. 

Despistaje 

Este 17 de noviembre, en el marco del Mes Azul que conmemora la lucha contra el Cáncer de Próstata, se llevará a cabo una gran cruzada de prevención y despistaje de la enfermedad, la cual se realizará, paralelamente, en el Centro de Diagnóstico covid-19, ubicado en la antigua sede de Cotatur y en el Hospital Urológico 2000, este último ubicado en Barrio Obrero, ciudad de San Cristóbal, donde serán atendidos 150 pacientes en el primer centro y 100 en el segundo, respectivimente. 

La jornada iniciará a las 8:00 de la mañana y se estarán tomando muestras de sangre para el examen de Antígeno Prostático (PSA), sin ningún costo para los asistentes en un esfuerzo conjunto de especialistas de Corposalud, del Servicio de Urología del Hospital de San Cristóbal y de la empresa privada, a través del Hospital Urológico 2000.

Telemedicina 

Es importante destacar los alcances que permiten las innovaciones propias de la telemedicina o teleconsulta ideadas e implementadas por los países más desarrollados del mundo en tiempos de confinamiento.

Esta herramienta tecnológica, también empleada en el Táchira, ha permitido abordar a los pacientes a distancia, de manera segura, confiable y eficaz, sobre todo en estos tiempos de pandemia cuando se siente temor de acudir a los centros de asistencia médica por miedo al contagio del covid-19, lo que en consecuencia posterga la pesquisa que urge ser realizada a tiempo y en forma minuciosa por los especialistas para que no avance la enfermedad.

Prevención es aval de curación

Omar Rey, paciente de 52 años de edad, quien cursa con sintomatología de afección primaria prostática, destaca la importancia de acudir, con prontitud y sin miedos, a los chequeos de prevención y despistaje de la enfermedad, refiriendo que en su caso la temprana pesquisa le permitió iniciar tratamiento para su control y así detenerle el paso a la posibilidad de tener que enfrentar situaciones más críticas en su evolución.

"Tenemos que perderle el temor a los médicos urólogos, romper el paradig- ma de rehusarse a asistir a consulta, por cuanto ellos tienen alto perfil profesional para abordar el tratamiento a tiempo, son nuestros aliados en la lucha contra el cáncer de próstata", dijo.

Dieta y vida saludable

Actividad física y manejo del estrés también son importantes

Consultada la opinión del doctor Édgar Suárez, jefe de Programas de Corposalud, referente a la importancia de la dieta alimenticia para los pacientes con patología prostática, significó que similar relevancia tiene el estilo de vida saludable con el acompañamiento de la actividad física controlada y el buen manejo del estrés. 

Lo contrario a ello lo representa el consumo de grasas, lácteos, carnes rojas y procesadas, harina, azúcar refinadas, alcohol, tabaco y la total ausencia de alimentos ricos en fibras, a lo que se añade el sedentarismo. 

Ejercitarse diariamente e incorporar a la dieta frutas, verduras, pescado con elevado contenido de ácidos grados (Omega 3), legumbres y aceite de oliva, evitando el consumo de grasas saturadas y productos procesados, son dos de los hábitos saludables mejor recomendados para los pacientes con cáncer de próstata.

También se añade la importancia de "la disminución de la carga emocional que conlleva a la ansiedad y depresión, lo que disminuye el sistema inmunológico, así como el control del estrés, principalmente en estos momentos difíciles de situación socioeconómica", apuntó. 

Diversas investigaciones confirman que un alto consumo de frutas, vegetales, granos, pescados, cúrcuma, jengibre, té verde y otros alimentos ricos en Omega 3, junto al mantenimiento de un peso corporal normal y la disminución de la masa grasa, pueden ser determinantes en la disminución de la prevalencia de la enfermedad y de la mortalidad, a lo que se suma la necesidad de aumentar la tranquilidad, el relax y el compartir con amigos y familia, aumentando los lazos afectivos y de religiosidad.

"El cáncer es curable cuando se diagnostica a tiempo" y cuando se siguen todas las recomendaciones clínicas orientadas a llevar un estilo de vida más saludable, lo que aporta un valor agregado y realmente favorable en la detención de la evolución de esta enfermedad que cada día afecta a mayor cantidad de hombres.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias