Putin dispuesto a mediar en crisis entre Bielorrusia y Polonia

Agencias | La Prensa del Táchira.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró que su gobierno está dispuesto a ayudar en la búsqueda de soluciones en la crisis migratoria que se registra en la frontera de Bielorrusia y Polonia y reiteró que su nación no tiene ningún tipo de relación con lo que ocurre en la región.

"Estamos dispuestos a ayudar (al arreglo) de todas las maneras, si algo, desde luego, depende de nosotros", dijo el mandatario en declaraciones al programa "Moscú. Kremlin. Putin", que semanalmente emite el canal Rossía 1, según adelantaron las agencias oficiales rusas.

El jefe del Kremlin indicó que se enteró "por los medios informativos" de la situación en la frontera bielorruso-polaca, donde se encuentran varios miles de migrantes, en su mayoría kurdos provenientes de Irak y Siria , que intentan entrar en Polonia. "Nunca había hablado de esto con (el presidente bielorruso, Alexander) Lukashenko. Solo cuando se produjo esta crisis hemos conversado por teléfono dos veces", dijo.

Culpa de Occidente

Putin reiteró algo que ya había dicho antes: que lo que ocurre es responsabilidad de Occidente, pues ellos "crearon las condiciones para el desplazamiento de miles y cientos de miles de personas". Y subrayó: "A ver, ya lo he dicho: no tenemos en absoluto nada que ver con esto, ¡en absoluto! No sé por qué hay quienes hablan de ello (...) Es simplemente el deseo de que otro cargue con el muerto".

En Londres no lo ve tan así la ministra de Exteriores británica, Liz Truss, quien instó este mismo domingo a Putin a intervenir en la "vergonzosa crisis migratoria manufacturada". A través de un artículo publicado en The Sunday Telegraph, Truss considera que Rusia tiene "una responsabilidad clara" para poner fin a la situación de crisis, para lo cual "debe presionar a las autoridades bielorrusas".

Pese a las negativas de Moscú y Minsk, en Europa muchos dirigentes consideran que la crisis se desató de forma controlada por el gobierno de Alexander Lukashenko, en un intento por generar inestabilidad en la Unión Europea, que ha sancionado a su régimen en el pasado, por las elecciones de 2020 consideradas fraudulentas por Bruselas, y volverá a hacerlo en el marco de la actual situación migratoria.

Con información de DW

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias