La estrella de queso y bocadillo que representa a La Grita

Holiancar Contreras | La Prensa del Táchira. -Nadie va a Jáuregui sin probar, comprar o llevar las deliciosas quesadillas

Una de las principales características que posee La Grita es su suave y gustoso pan, pero sobre todo las icónicas quesadillas. Una estrella rellena de queso, y para los amantes del dulce también puede ir acompañada de bocadillo, como también se le dice al dulce de guayaba. 

Este pan es una referencia en el municipio y cualquier turista se ve en la obligación de comprarlo, y los nativos de esta tierra son recurrentes en degustarlas como parte de sus meriendas. 

El surgimiento de la quesadilla se remonta a hace más de cincuenta años, cuando dos jóvenes panaderos decidieron hacer un pan novedoso y sustituir al tradicional pan de queso, para así convertirlo en símbolo de La Grita. Uno de estos panaderos es el padre de Carlos García, quien actualmente se dedica al mismo oficio y labora diariamente en una reconocida panadería del municipio siguiendo el legado de su papá. 

Jornada laboral 

La preparación de las quesadillas inicia antes de las ocho de la mañana, todos los días. Carlos comenta que para que estén frescas y a buena hora se debe amasar temprano. 

Con harina, levadura, azúcar, huevos, leche y una pizca de sal comienza el proceso de preparación, donde el panadero comienza a mezclar todos los ingredientes en una batidora industrial, para que la masa empiece a tomar forma. 

Luego de sacarla, debe permanecer en reposo varios minutos para que tome la consistencia idónea, aumente su tamaño y así comenzar a armarlas. Mientras Carlos amasa con dedicación y esmero una estrella, cuenta la historia de su padre que le enseñó a hacer quesadillas a él y a sus hermanos, para así dejar forjado el legado de esta tradición, y una idea que se convirtió en punto de referencia. "Papá quería que las quesadillas fueran algo que todo el mundo conociera y que dijeran que eran hechas en La Grita, y así fue", dijo. 

Cuando ya están armadas y puestas en una bandeja previamente preparada, pasan al proceso de relleno, que consta de una mezcla de queso semiduro, leche, huevos y azúcar que se realiza en otra batidora. Cuando la mezcla ya muestra una textura cremosa, es puesta en una manga donde a cada estrella se le agrega un poco de este queso, que es el que le brinda el toque particular. 

Las quesadillas combinadas son tan solicitadas como las "quesadillas de sólo queso", como las suelen clasificar en las panaderías, este tipo consta de un relleno que es mitad de queso y mitad de bocadillo para equilibrar los sabores. Para rellenar, el bocadillo debe estar en otra manga para ser colocado encima de la estrella y acompañar al queso. 

Punto final 

Más de veinticinco minutos en un horno a 180 grados permanecen las quesadillas en su proceso de cocción. Cuando muestran un color dorado y el queso ya se ve cocinado, es indicativo de que el pan ya está listo. 

Al sacarlas del horno son puestas en unos pequeños carritos, donde trasladan los panes. Ahí se espera que estén un poco más tibias para ser puestas en las vidrieras o embolsadas. Las reivindicaciones del tiempo y la modernidad hicieron que las quesadillas aumentaran su tamaño, y ahora también se encuentren en presentación más grande y en forma de trenza, para que más comensales puedan degustarlas. En las más de quince panaderías que hay en La Grita, en cada una de ellas se encuentran las quesadillas, todas con la misma tradición y sabor reflejando lo icónico del pueblo.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias