Una plaga se come la Casa Steinvorth 

Holiancar Contreras | La Prensa del Táchira.- Las paredes de la Casa Steinvorth, aquel espacio donde se albergan los inicios de la historia de la comercialización de la ciudad de San Cristóbal, y donde se comenzó a exportar el café y el cacao desde Táchira hacia otras naciones, están siendo devoradas por el Isóptero, mejor conocido como el comején, un insecto que ha ido deteriorando parte de las instalaciones de esta casa, la cual está ubicada en la esquina del bulevar de la carrera seis con calle ocho, del centro de la capital tachirense.

El gobierno regional es el encargado de realizar este tipo de trabajos, la falta de atención de la Casa Steinvorth es ocasionada por la ausencia de gerencia. Parte de los balcones de este patrimonio cultural del estado están en el aire, sin obviar las partes que ya se han caído.

 La historia 

En 1883, Christian Andresen Möller, un comerciante danés junto a su socio, el alemán Werner Steinvorth, construyeron en la ciudad de Cúcuta, departamento Norte de Santander la firma Andresen Möller, que se dedicaba a la exportación de productos estadounidenses y europeos. 

Para 1888, esta firma se radica en San Cristóbal con el mismo nombre, ubicándose en la esquina del bulevar de la carrera seis con calle ocho del centro de la capital tachirense. Desde entonces, se convirtió en la cuna del comercio y el surgimiento de la economía.

Esta sociedad entre ambos extranjeros sufrió varios percances, y la firma se vio afectada; sin embargo, no detuvieron sus actividades en Norte de Santander, en la frontera colombo-venezolana ni en San Cristóbal. En el año de 1899, Möller fallece en Alemania, y Werner Steinvorth toma la batuta de la casa. Según un convenio estipulado por ambos socios, si alguno de los dos llegaba a faltar el que estaba vivo debía tomar la sociedad, desde entonces el nombre oficial fue Casa Steinvorth. 

Años más tarde, ante la muerte de su dueño y la toma de sucesores la casa llegó a ser Banco de Maracaibo, la residencia de las hermanas salesianas que también dieron inicio a las actividades del Colegio María Auxiliadora. Este antiguo espacio siempre estuvo relacionado a la actividad económica. Actualmente, se encuentra rodeado de puestos de ventas de ropa, artesanías y demás productos. En sus instalaciones aún se conserva parte de las escaleras de la antigua casa, la baldosa de arcilla de la entrada es la misma de la construcción de 1883.

Espacio cultural y artístico

80 obras de artistas nacionales e internacionales que forman parte de la colección de la Fundación Banfoandes, además de un piano es lo que se resguarda en la casa, dentro de sus instalaciones se encuentran estas obras de arte de reconocidos artistas, las cuales son custodiadas por sus trabajadores.

Actividades

Talleres de danza, música y pintura, además de recitales de piano y ferias artesanales durante las semanas flexibles es lo que se está realizando en la casa, para incentivar la cultura en la ciudad y sobre todo en la juventud. La llegada de la pandemia por el covid-19 opacó gran parte de estas actividades que se han ido reanudando.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias