Deben hablarle claro a la gente y eso implica tener mensajes centrados

Nicmer Evans

Politólogo

Es una campaña de derrotados por anticipado y muy a espaldas del país

Víctor Maldonado

Politólogo

Convencer a los abstencionistas, principal reto de los candidatos

En el 2017 se abstuvo de votar el 39,76% del padrón electoral, es decir, 338.558 tachirenses mayores de 18 años no acudieron a las urnas

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- Comienza la recta final para el proceso de megaelecciones regionales previsto para el próximo domingo 21 de noviembre. Una campaña atípica, en la que muchos de los candidatos han manifestado no contar con los recursos suficientes para costearla, por lo que se han refugiado mayormente en las redes sociales para tratar de llegar a cada uno de los electores de la entidad, haciendo énfasis en aquellos ciudadanos que hasta el momento no se identifican con ningún candidato u organización política.

Algunos analistas aseguran que la poca participación en esta contienda beneficiaría ampliamente a los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela, pues aunque exista división en sus filas, siempre acuden para apoyar la opción que emana el gobierno de Nicolás Maduro, por lo que este trabajo se hace mayor y más complicado para las organizaciones políticas que adversan a la denominada "Revolución Bolivariana".

La falta de acuerdos y consensos por parte de los opositores ha generado que muchos ciudadanos se hayan desligado de la política tradicional y se pregunten si vale la pena acudir a los centros de votación.

Para el analista político, Carlos Casanova, todos los candidatos se van a dedicar a fortalecer a quienes ya decidieron por quién van a salir a votar y "tratan de cautivar el sector que aún está indeciso. Por supuesto, en una circunstancia como la que vivimos donde no hay una campaña, ese proceso queda de la mano de los imponderables, que son aquellos hechos que terminan de posicionar a un candidato y eso es lo que sucede técnicamente con las elecciones", dijo.

Explica, además que en el caso opositor, aún se encuentran en una polarización entre la Alianza Democrática y el Frente Amplio, olvidándose de explicar a las personas por qué razón deberían salir a votar por ellos. "El tiempo de la polarización entre los dos factores se acabó, entre otras razones, porque ya en la práctica el tiempo para buscar la unidad y una alianza perfecta a nivel de sustituciones se terminó, ahora tienen es que definir una campaña que enfrente a su adversario y dejar de enfrentarse entre ellos", comentó.

Campaña gris

La desinformación reinante entre los electores, a cuenta de que muchas organizaciones políticas no se han dado a la tarea de difundir plenamente los nombres de los candidatos que están respaldando a los diferentes cargos de elección popular, que se elegirán el 21 de noviembre. El politólogo, Nicmer Evans, considera que se está frente a una "campaña gris", donde la determinación del resultado va a ser proporcional con la participación ciudadana.

"También va a depender mucho de la gente ir a votar, pero la estrategia es que la gente esté desinformada para que no tenga estímulo para votar. Si la gente no sabe que alguien que ha hecho cosas por su comunidad es candidato a diputado o concejal, aunque esta persona haga mucha campaña puerta a puerta, nunca le va a dar el tiempo para poder tocar todas las puertas de una comunidad o de las grandes ciudades", explica.

A su juicio, lo primero que deberían realizar los candidatos para convencer a todas esas personas que, a menos de un mes para que se dé la elección no saben si van a votar, es concentrar la atención en difundir un mensaje central y no dispersarse en distintos contenidos.

"Deben concentrarse en la proyección de la tarjeta y hablarle claro a la gente, lo más importante es el estímulo de la conciencia de la gente en relación al hecho de cuál es la verdadera opción de cambio y de transformación y de avance a la lucha en contra de lo que está viviendo el país en estos momentos y eso implica tener mensajes muy claros y mensajes centrales y poder difundirlo lo más posible", añadió Evans.

Debido a la falta de unidad de las fuerzas opositoras, ahora es el elector quien tiene en sus manos el resultado que esperan lograr, el problema en este punto es que la población está desinformada.

"Los candidatos no pueden cansarse de informar no sólo sobre su aspiración, sino sobre su propuesta central, sobre qué es lo que le está ofreciendo a la gente para que la pueda convencer y que valga la pena ir a votar, que se den cuenta que no sólo es el problema del hueco, de la vía pública, que no sólo es el tema del alumbrado, porque la gente sabe que un gobernador y un alcalde no tienen potestad para resolver los problemas estructurales".

Otros analistas sugieren que este proceso de elecciones no tiene ninguna garantía para la oposición venezolana. 

Víctor Maldonado dice que está lejos de ser una oportunidad para que se manifieste la voluntad popular y que esta sea respetada. "Tal vez, por eso la campaña luce endeble, con el menor de los esfuerzos posibles, simulada y como si los resultados no dependieran del mensaje y del esfuerzo para convocar. Es una campaña de derrotados por anticipado y muy a espaldas del país, que anda en otra cosa".

Ventajismo de candidatos PSUV

Candidatos no aliados al partido de Gobierno están en desventaja

Según denuncias, los candidatos del partido de Gobierno estarían utilizando recursos del Estado venezolano y de otras actividades ilícitas para realizar las obras de ornato que se vienen inaugurando en todo el territorio regional.

"Pareciera que esos recursos vienen del programa nacional de la Venezuela Bella. Nosotros rechazamos ese programa porque viene a usurpar las competencias, esos recursos deberían inyectarse a los hospitales, a los CDI, a la salud. Están haciendo un show pintando murales, haciendo ver a la gente que todo está bien cuando no es así, cuando todo está grave, cuando la gente no está pendiente de la avenida, sino de lo que va a comer", denunció Juan Carlos Guevara, candidato a gobernador por el PCV.

Recursos propios

Al entrevistar a distintos candidatos tanto a la Alcaldía de San Cristóbal como a la Gobernación, la mayoría aseguró no contar con ningún recurso extra a los suyos, para poder costear su campaña política, por lo que se ven en la obligación de recurrir a los métodos tradicionales para poder llevar sus mensajes al electorado. 

Explican que la crisis económica les impide adquirir publicidad en medios de comunicación o redes sociales por los gastos que genera.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Elecciones2021

La juventud no madrugó a ejercer el derecho al voto

| comentarios

Elecciones2021

"Táchira necesita un administrador"

| comentarios

Elecciones2021

Freddy Bernal: Tuve que asumir las tareas de Laidy Gómez

| comentarios