Tarantines ilegales ponen en jaque a las farmacias

Redacción | La Prensa Táchira.- Expuestos al sol y agua son vendidos todo tipo de medicamentos y material quirúrgico procedente desde Colombia en diferentes puntos de la ciudad de San Cristóbal, afectando las ventas de las farmacias que hacen vida en el estado Táchira.

Luzmila Vivas, propietaria de una farmacia, precisó que el gremio se encuentra en alerta por esta situación, ya que se está poniendo en riesgo la vida de las personas, quienes adquieren las medicinas en bodegas, casas o calles, donde no se cumple ni la más mínima medida sanitaria.

"Muchas personas ponen un tarantín donde venden harina, azúcar, verduras y blísteres de medicinas sin ningún tipo de control, lo que es delicado porque hemos sabido de casos que venden hasta fármacos psicotrópicos y material quirúrgico", aseveró. 

Indicó que si bien algunos insumos provienen de establecimientos comerciales legales en el departamento del Norte de Santander, otros son de laboratorios clandestinos que no cuentan con la permisología para salir al mercado, pues no tienen ningún efecto sobre el paciente.

"Hemos tenido casos de personas que se niegan a tomar los de procedencia colombiana, pues aseguran que no hacen efecto, por ende prefieren pagar los nacionales o importados que son un poco más costosos", expresó.

Kits para cirugías, sondas, y otro tipo de material son comercializados en las afueras de los mercados y hospitales públicos, según Vivas, quien emplazó a las autoridades a realizar los controles sanitarios necesarios para frenar este tipo de situaciones que pueden generar una emergencia en la entidad..

 "Hacemos un llamado a la ciudadanía a que compre sus medicamentos e insumos en los establecimientos comerciales adecuados para eso, pues en la ciudad de San Cristóbal hay bastantes opciones", acotó.

En estos puntos de venta una acetaminofén puede tener un costo de mil pesos, mientras que en una farmacia entre 4 mil y 6 mil pesos. Rechazó Vivas que sean expendidos fármacos, como ácido valproico, trileptal, azitromicina, entre otros, cuyo manejo y uso es controlado.

Uso institucional

El director del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria (SACS), Milton Bracamonte, informó que desde este organismo se han venido realizando diferentes inspecciones a las farmacias de la entidad, donde han evidenciado la venta de medicinas del vecino país sin cumplir ninguna norma. "En algunos locales, como bodegas, restaurantes, entre otros, se han estado vendiendo medicinas que dicen uso institucional de Colombia, por lo que esto no está permitido, ha sido decomisado", apuntó.

En lo que va de este año 2021, han sido incautadas 106 ampollas de antibióticos, 350 unidades de material quirúrgico, 30 cajas de medicamentos en tabletas, 30 frascos de suspensión, 110 cajas de psicotrópico de uso institucional.

De acuerdo a las inspecciones realizadas, han evidenciado que los medicamentos son guardados en bolsas que muchas veces están tiradas en el piso, y sin ningún tipo de cuidado. Alertó que el consumo de estos fármacos podría generar intoxicación o hasta la muerte, debido a la alteración de la fórmula.

La región cuenta con 413 farmacias y 77 droguerías.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Bernal: "Seré el gobernador de la integración"

| comentarios