Crisis revierte el flujo del contrabando desde Colombia

Redacción | La Prensa Táchira.- La escasez de alimentos, medicamentos, combustible y materia prima en Venezuela abrió paso para que desde el año 2017, el estado Táchira de forma paulatina comenzara a abastecerse de productos traídos desde el departamento del Norte de Santander, en Colombia.

Lo que comenzó como una forma de sobrevivencia al encontrar productos que habían desaparecido de los anaqueles en el país se convirtió en un negocio, sucediendo lo que para muchos era impensable, el contrabando desde Colombia hacia Venezuela, fenómeno que se inició con la venta de gasolina colombiana primero en municipios fronterizos, extendiéndose a otros sectores del estado Táchira. 

El analista de asuntos fronterizos, Feijoo Colomine, dijo que no existen cifras reales sobre el número de toneladas de comida y otros insumos que ingresan al país por los pasos ilegales en la frontera colombo-venezolana; sin embargo, resaltó que la mercancía del vecino país toma más terreno cada día en las regiones fronterizas.

"Actualmente, están ingresando al Táchira, Zulia y Apure numerosos productos de origen colombiano los cuales se producen aquí, pero a precios dolarizados y por tanto más caros, por lo que las personas optan por comprar los de allá debido a su bajo costo", expresó. 

Señaló que a ello se suma la moneda, ya que en la entidad es el peso la divisa de mayor circulación, con cuyos billetes se cancelan desde un pasaje en el transporte público hasta los servicios públicos.

Calamidad

Para el politólogo Pável Rondón, por los altos índices inflacionarios del país los ciudadanos preferían acudir al Norte de Santander para la compra de productos al considerarlo más beneficioso, pero con la llegada de la pandemia del covid-19 la movilización de personas se redujo. Esto hizo que se acelerara el contrabando hacia la región, y con el correr de lo meses abundaran los numerosos puestos informales con ventas de víveres y hasta medicinas en las calles de San Cristóbal y el resto de municipios.

"El cierre de la frontera sólo trajo más calamidad e incrementó el contrabando, trayendo como consecuencia que subieran los precios y rindiera menos el poco dinero con el que cuentan las personas para hacer sus compras", apuntó Rondón.

A principios del pasado año 2020, en la ciudad capital habían más de mil 200 comercios informales y en la actualidad hay más de siete mil puestos, cifra que cada día va en aumento.

Operaciones

El expresidente de Fedecámaras Táchira, José Rozo, señaló que la frontera vive en medio de operaciones aduaneras "semiilegales", "pues si bien es cierto que las mercancías que están entrando por las llamadas trochas están pagando un porcentaje mínimo al Fisco Nacional, previa la declaración al Seniat, en una planilla bajo la modalidad de importaciones menores, no se cumplen los requerimientos sanitarios.

Esto para el ingreso de verduras, hortalizas y demás productos, lo que pondría en riesgo la salud de los ciudadanos, quienes compran estos productos para el consumo en sus hogares.

Con restricciones

El presidente de la asociación de Comerciantes de estado Táchira, Pietro Ceniccola, manifestó que la falta de capital para la inversión industrial trajo como consecuencia que los comerciantes tuvieran que migrar hacia las ventas informales en medio de la pandemia del covid-19.

"A medida que la crisis se ha agudizado, se ha expandido la economía informal", expresó Ceniccola.

"El sector industrial ha sido el más afectado, pues para comercializar se requieren productos elaborados con los cuales no se cuentan actualmente", dijo.

Consumo masivo de productos

Abastos y supermercados subsisten gracias al comercio binacional

El director de la Asociación de Supermercados Independientes en Cúcuta (Asicuc), Wilmar Tarazona, manifestó que el consumo de productos colombianos en Venezuela es del 25%, por lo que con la compra de estos insumos se han visto beneficiados muchos sectores productivos en el vecino país.

El arroz, harina, aceite, huevos y combustible son los insumos que más están siendo movilizados a través de los pasos ilegales hacia el estado Táchira.

"Nosotros vivimos de la oferta y demanda del comercio binacional, por lo que como empresarios estamos esperando nuevas medidas en cuanto al paso peatonal por los puentes, ya que permitiría nuevamente el dinamismo entre los estados fronterizos de Norte de Santander y el Táchira", expresó Tarazona.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

La brigada canina: Policías de cuatro patas

| comentarios