Barrio el Río: Depósito de promesas de políticos en campaña 

Holiancar Contreras | La Prensa del Táchira. -Un desierto de promesas y compromisos incumplidos es lo que habita en La Playa, una de las calles de Barrio El Río, conocido sector de San Cristóbal que es blanco de los políticos, quienes en campaña electoral usan esta vulnerable comunidad para ofrecer soluciones, servicios y atenciones a sus habitantes, sólo para "tomarse la foto", pero jamás para cumplir. 

Esta comunidad está ubicada en la parte baja de la ciudad, ciertas viviendas suelen ser sensibles ante el socavamiento del Río Torbes a las bases de las estructuras, además del deslizamiento constante de tierra que acecha a los habitantes. 

Rosalinda Gutiérrez tiene gran parte de su vida viviendo en La Playa y comenta que desde hace veinte años el deterioro del Barrio ha sido progresivo. También dice que un sinfín de políticos han visitado el sector prometiendo soluciones a sus problemas, pero sólo quedan en palabras incumplidas. "Aquí han prometido de todo, desde canalizar el río, ubicar a los que están que se les cae la casa. Vienen con un gentío, se toman las fotos, luego se van y nunca más regresan por aquí", dijo. 

Sólo por encima

Olga Velazco, líder de la comunidad, manifiesta su inconformidad ante el hecho de ser usados constantemente como ciudadanos sólo para campañas políticas. Los pocos arreglos que el sector ha recibido han sido a medias.

"En noviembre nos arreglaron el paso, pero sólo por donde pasa la reina, es decir, un pedacito porque de ahí hasta otras partes del sector no arreglaron, nosotros como vecinos ayudamos a los trabajadores que vinieron con comida para que hicieran los trabajos, pero de nada sirvió, prometieron terminarlos, pero nos dejaron vestidos y alborotados y no volvieron más nunca", expresó la líder. 

Los trabajos de bacheo con asfalto frío en la calle La Playa fueron realizados en noviembre del 2020 a través del gobierno regional. Con la constante lluvia y paso de vehículos se ha ido deteriorando la vía, ahora sólo es tierra y piedras, y cada vez que llueve el camino es sólo barro.

Veinte años esperando por respuestas concretas

Agrietada, desnivelada e inclinada se encuentra la humilde vivienda de Ramiro Delgado. Desde hace veinte años, su casa comenzó a presentar grietas a causa del terreno donde está construida, ante la falta de recursos ni Ramiro ni su familia puede salir de allí por no tener otra vivienda donde mudarse. 

"Ya estamos acostumbrados a puras promesas, aquí vienen políticos de todos los partidos, puras promesas de que nos van a reubicar y así llevamos veinte años esperando, la casa ha ido cediendo y el peso de las casas puede más. Con el favor de Dios, el poste es lo que nos sostiene la casita, lo más difícil es no recibir ayuda y que nunca cumplen nada", manifestó.

Delgado vive de la venta de helados caseros en su hogar, mientras que su esposa trabaja en cualquier empleo provisional que le aparezca. De esa manera, mantienen a su hijo adolescente quien comenzará sus estudios secundarios.

Las necesidades actuales

La falta de canalización de aguas pluviales y negras hace que ambos líquidos se unan y recorran parte de las calles del sector, ocasionando mal olor. Gobernantes, hace más de cinco años prometieron canalizarlo al igual que el río, pero no cumplieron. 

El transporte sólo llega hasta la iglesia de Barrio El Río, de allí deben caminar hasta sus casas ante la falta del paso de busetas, caminan hasta más de veinte minutos. 

Desde hace cuatro años el aseo urbano no llega a la comunidad, los trabajadores de este servicio manifiestan que por el mal estado del camión no se atreven a ponerse en riesgo y atravesar el puente. Por lo que los vecinos tomaron el Río Torbes como basurero, crearon caminos para llegar hasta las orillas del caudal, haciendo más sencillo el colocar los desechos allí. Como en otros sectores, en este también deben optar por el gas a través del mercado negro.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Locales

Bernal: "Seré el gobernador de la integración"

| comentarios