San Cristóbal puede quedarse sin hemeroteca

Fabiola Barrera | La Prensa del Táchira. -Más de cien años de archivo hemerográfico del estado Táchira está en franco riesgo de perderse de no ser atendida la Hemeroteca Pedro Pablo Paredes, ubicada en la carrera 8 entre calles 10 y 11, en pleno centro de la ciudad de San Cristóbal. 

La falta de un ambiente controlado que alargue la vida de los más de ciento treinta mil ejemplares de diversos periódicos no sólo regionales, sino nacionales acelera el proceso de degradación del papel periódico y con ello se apresura la pérdida de tantos acontecimientos que no se consiguen en portales digitales, pues no hay quién haya hecho un respaldo de tanto material impreso. 

No menos de cien estantes tienen una pequeña parte de lo que allí se guarda. Diarios que ya desaparecieron como el Vanguardia, La Hora, Pueblo, Centinela, entre otros, reposan para quienes desean consultarlos, o bien obtener información particular de algún hecho y cuya información es escasa o nula en portales web. 

José Ramírez, encargado de la hemeroteca, explica que allí reposan archivos que datan de 1924 y que muchos de ellos se mantienen en buenas condiciones, dado que están encuadernados. Sin embargo, hay otro lote de periódicos que está a la intemperie degradándose más rápido. "Hace falta una mano para la hemeroteca", dijo Ramírez. 

Un cariño

Ramírez indica que además de personal, se necesita la reparación de los aires acondicionados, siendo este uno de los principales problemas que se presenta para garantizar el cuidado de los ejemplares, ya que al menos deben estar a una temperatura de unos 16 grados. 

De los cuatro aires, sólo hay uno operativo y eso a medias, pues cuando se prende el agua cae dentro del área de lectura, por lo que deben tener tobos para evitar que los periódicos que están en el piso se mojen. 

Explica el encargado de la hemeroteca, que hay mucho periódico que no se logró empastar y que unos están sueltos en los estantes y otros en bolsas, pues no hay quién haga ese trabajo. Desconoce Ramírez si ese empastado lo hacían los mismos medios de comunicación o el Gobierno que estaba de turno. Lo cierto es que no se volvió a hacer. 

El paso del tiempo no perdona al antiguo edificio del Alberto Adriani. Las paredes ya necesitan una pintura y las lámparas nuevas luminarias que permitan la iluminación del lugar. 

Ramírez hace un llamado a la colectividad, en especial a la empresa privada para que haga su aporte y lleve materiales, como pinturas, brochas, materiales de bioseguridad, pues no se cuenta con nada de esto en estas instalaciones.

Empleados sin insumos de seguridad

La jefa de la División de los Servicios Bibliotecarios, Nancy Lagos, reiteró que urge una atención a la Hemeroteca Pedro Pablo Paredes, la cual lleva en funcionamiento desde el 29 de noviembre de 1983. 

Además de la temperatura, debe haber extractores de humedad, aire y polvo para garantizar el resguardo de los periódicos. Indica que el daño en los aires data de dos años aproximadamente, pero al no contar con recursos la Red de Bibliotecas Públicas del estado, no se han podido reparar. "No tenemos recursos". 

Explica, que el escenario ideal para la manipulación de los diarios incluye batas, guantes, tapabocas y mascarillas para el personal, en vista de que el papel periódico contiene partículas dañinas para el sistema respiratorio. Asimismo, los usuarios deberían manipularlos con guantes para evitar que las manos entren en contacto con ellos y así retrasar la degradación.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias