Baja en niveles de gasoil generó alarma en pacientes renales

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- Una alarma se generó este jueves por la presunta falta de gasoil para prender las plantas de la unidad de diálisis Unetaca, del municipio San Cristóbal, situación que ponía en peligro la vida de los pacientes que son tratados en el lugar.

La denuncia fue efectuada por Beatriz Salas, coordinadora de Proyecto 860 quien aseguró que a primeras horas de la mañana, cuando son atendidas 15 personas, la planta no había podido ser encendida debido a que no había combustible y se presentaban fallas de electricidad en la zona.

"Pacientes renales en peligro. Quienes asisten a la Unidad de diálisis UNETACA en S/C Táchira, no han podido ser dializados hoy por electricidad y la planta no tiene combustible, el cual ha sido requerido desde hace más de un mes", escribió a través de la cuenta de Twitter de la ONG.

Explicó que al comunicarse con los pacientes que se encontraban en el lugar, estos manifestaron que desde hace más de un mes no se había suministrado el gasoil por parte del Gabinete de Combustible para poder surtir las plantas y suplir de esta manera las constantes fallas del servicio de electricidad.

"Algunas unidades han tenido que adquirir plantas incluso de sus propios bolsillos, en otras cuentan con la colaboración de la Gobernación o Protección Civil. En los días que hubo cortes prolongados de agua fue lo mismo. Los pacientes son conectados a las máquinas tres veces a la semana y las sesiones duran cuatro horas. Las máquinas de diálisis utilizan electricidad y agua y esto debe ser una prioridad para las autoridades", dijo.

El equipo reporteril de La Prensa del Táchira se apersonó al lugar a verificar la denuncia, sin embargo, al conversar con pacientes y personal que labora en el lugar, se informó que tal situación no se presentó y que la atención se dio sin ningún inconveniente, incluso, minutos antes había llegado el combustible necesario.

Una representante de la junta directiva, explicó que, efectivamente desde el 15 de septiembre habían estado solicitando el suministro de 300 litros de gasoil, que dura un poco más de dos meses, dependiendo de las fluctuaciones eléctricas y que hasta este jueves lo recibieron, pese a esto, aseguran que tenían reservas hasta el viernes.

"No es que no haya habido gasoil, si teníamos y nos alcanzaba hasta mañana, los pacientes fueron recibidos con normalidad, también tenemos agua y los insumos que se necesitan. Como no había llegado hoy el combustible, ya nos íbamos a dirigir al Gabinete de Combustible para que nos solucionaran, ellos nos lo dan cada dos meses aunque en esta ocasión nos duró casi los tres", dijo una vocera que prefirió no ser identificada.

En este lugar que depende del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, son atendidos 60 pacientes, la mayoría remitidos por el organismo, otros llegan con informes de un médico nefrólogo. Cada día se reciben 30, divididos en dos turnos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias