Denuncian que el Estado venezolano abandonó a la comunidad LGBTIQ

Agencias | La Prensa del Táchira.- La población de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y queer (LGBTIQ), denuncia que fueron desamparados por las leyes venezolanas, pues aseguran que en el país, no se reconoce, entre otras cosas, el derecho al matrimonio igualitario, o el reconocimiento legal de las personas trans, por lo que son víctimas de discriminación por parte de la sociedad.

 "Somos unos fantasmas ante el Estado, tengo un documento que no me representa con mi identidad actual. No tenemos ley de identidad y no podemos cambiarnos ni el nombre", dijo Prissila Solórsano, quien comenzó su transición de hombre a mujer cuando pisaba la adolescencia.

Cuenta que debido a que su nombre legal es otro, su imagen debe ser modificada al momento en el que se toma una foto para procesar su cédula de identidad o el pasaporte. No puede maquillarse o pintarse los labios, tampoco puede tener el cabello suelto, debe ir con una camisa que no sea muy femenina para evitar inconvenientes con los funcionarios.

Por no tener la documentación adecuada sufrió discriminación por parte de un funcionario público cuando viajó al exterior. En el aeropuerto, antes de partir a Colombia, el hombre observó su pasaporte, le hizo varias preguntas y siempre se refirió a ella con el pronombre masculino. 

En Venezuela son discriminadas las personas por su identidad de género. Diariamente, se enfrentan a desafíos legales y no hay una normativa, o una legislación, que ampare directamente a la comunidad LGBTIQ.

De acuerdo con el monitoreo de la organización no gubernamental Caleidoscopio Humano, hasta septiembre se registraron nueve crímenes de odio, que se refieren a los asesinatos contra miembros de la población LGBTIQ. 

Gabriela Buada, directora de Caleidoscopio Humano, explicó que Venezuela vive una "profunda" desprotección en materia de DD. HH., al no legislar ni hacer campañas preventivas contra la discriminación.

La Constitución se refiere a la discriminación de forma muy general, por lo que omite especificaciones contra la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género.

"Aun así han habido algunos proyectos contra la discriminación, por ejemplo, en el ámbito laboral, o los que están inmersos en la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica del Derecho de las Trabajadoras y Trabajadores, la Ley de Instituciones del Sistema Bancario o la Ley para Regularización y Control de Arrendamientos de Viviendas", explicó la periodista y activista de DD. HH.

Con información de Crónica Uno

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias