Tachirenses se lo piensan dos veces antes de emigrar 

Romel Ramírez | La Prensa del Táchira.- Los últimos ataques xenófobos  en países latinoamericanos y el azar que representa dejar todo lo logrado en Venezuela para buscar nuevos retos fuera de las fronteras, hace que los tachirenses se lo piensen dos veces antes de tomar la decisión de partir. 

Luego de casi dos décadas y cinco oleadas de migración de nacionales a múltiples destinos del mundo, al día de hoy se registran más de cinco millones de venezolanos en el exterior.

Desde el año 2015 hubo un flujo constante de salidas del territorio, hasta la llegada de la pandemia de COVID-19 a inicios del año 2020, desde ese momento se observa un espiral migratorio, ya que sigue saliendo un importante número de personas, pero de la misma forma regresan connacionales seguidamente. 

En un sondeo ciudadano hecho por el equipo de La Prensa del Táchira, se pudo constatar que casi la totalidad de los consultados han pensado en emigrar alguna vez,  esto a causa de la conocida crisis política, económica y social que vive Venezuela desde hace varios años. 

Del mismo modo, el 66 % de las personas indicaron que esperan poder salir del país en algún momento, aunque expusieron que ante la xenofobia y las dificultades de estar en un país ajeno, es necesario tener algún tipo de capacitación en alguna profesión, arte u oficio para enfrentar y vencer las vicisitudes que encontrarán alejados de su natal Venezuela. 

Maritza Pérez, no cree en la xenofobia. "A uno no lo van a atacar por ser venezolano,  creo en que la gente le tiene miedo a la pobreza y a lo desconocido, si yo llego a un país a montar empresas y dar empleo dudo tener algún problema, por eso es necesario prepararse y trabajar arduamente para ignorar las criticas y salir adelante". 

Opinión que comparte el estudiante universitario, Alberto Báez quien contó que en reiteradas oportunidades ha pensado irse, pero la falta de recursos económicos y documentos le ha imposibilitado una de sus metas. Además expresó su deseo de prepararse en un segundo idioma y diferentes artes para facilitar el encontrar empleo. 

Las personas entrevistadas han decidido quedarse de forma permanente y haciendo planes a futuro en el país, esto por temor a lo desconocido y por una adaptación y supervivencia en la cruda realidad venezolana. 

El señor Omar Altamiranda manifestó que a pesar de toda la crisis que lo rodea, aún puede vivir medianamente bien. "Problemas hay muchos, pero qué puedo hacer yo afuera, los jóvenes sí, que vayan y vivan una vida plena, pero una señor mayor como yo, es difícil, si la crisis empeora pues tocará irse, pero me gusta mucho vivir en Venezuela".  

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

La brigada canina: Policías de cuatro patas

| comentarios