ARRIA: NO SE PUEDE HACER OPOSICIÓN ANTE UNA ORGANIZACIÓN CRIMINAL

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- El exembajador ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Diego Arria, describe al gobierno de Nicolás Maduro como una "organización criminal", por lo que considera que en estos momentos no están dadas las condiciones para que se le pueda hacer oposición, asegura que desde hace muchos años en el país se llegó a un proceso de cohabitación, sólo que ahora está en una fase más cordial y de convivencia.

Afirma que pese a que en los diálogos en México están sentados Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, partidos que integran el denominado G4, no representan ni a la población ni a la oposición, pues juntos no constituyen ni el 10% del electorado.

Recordó que en el año 2015 se creó la tarjeta de la unidad por la que los venezolanos votaron para poder salir de Nicolás Maduro; sin embargo, pese a que se logró una mayoría opositora en el Parlamento, esto no sirvió de nada.

"Esa noche se reunieron los representantes de los partidos políticos y dividieron los diputados, nos estafaron, nos engañaron, nos dijeron que era la tarjeta de la unidad y no, era entrar en la contienda con una tarjeta que luego se iban a dividir los cuatro partidos, se dividieron los votos como les dio la gana y se asignaron un número de diputados", dijo.

¿Por qué dice que no se le puede hacer oposición al gobierno de Maduro?

La cordialidad con una narcotiranía es difícil. No puede haber oposición ante una organización criminal, tendría que haber resistencia, pero esto se ha convertido en un proceso de cohabitación, sólo que ahora se hace más cordial. La única arma que tendría, si fuera una verdadera oposición, son las sanciones que tienen un peso, pero cuando estás dispuesto a sentarte en la mesa y aceptar que te quiten uno de los representantes, esto deja ver quién está manejando, quién está organizando y quién está coordinando todo el proceso.

¿Y por qué es una organización criminal?

El hecho de que se hayan apropiado de recursos, que hayan robado el patrimonio venezolano, que hayan movido sus capitales a otros países, los convierte en criminales. Por eso es el tema de las sanciones que fueron impuestas a personas, a violadores de derechos humanos, a narcotraficantes, a quienes han cometido delitos de lesa humanidad y donde están incluidos de Maduro hacia abajo, toda su cadena de mando.

Ponerle un precio a la cabeza de Maduro lo convierte en criminal, la cabeza de Maduro puede costar un dólar, pero que esté preso cuesta 15 millones de dólares.

¿Qué se busca con estas sanciones?

Aliviar a un país que busca su libertad, es forzarles la mano, quitándoles el chorro de dinero del que se aprovechan, no para ayudar al desarrollo de Venezuela ni al mejoramiento de los venezolanos, sino simplemente para seguir robando. 

¿Cómo han afectado las sanciones a los venezolanos?

Las sanciones no han afectado a los venezolanos, pero sí han afectado a la narcodictadura de Maduro, porque fueron impuestas a personas del Gobierno, a Padrino, a Diosdado. Las otras son para impedirle al régimen apropiarse del patrimonio del país.

¿Qué pasaría en Venezuela si levantan las sanciones?

Sería liberar y entregarle más fondos a la tiranía para que terminen robándoselos o para sus propios propósitos, además tendría un significado político, significaría que la Comunidad Internacional ha dicho bueno, hasta aquí llegamos, no vamos a seguir presionando a este régimen porque hemos llegado a una conclusión que no van a modificar su comportamiento y nosotros simplemente vamos a levantar las sanciones.

Si las quitan de la noche a la mañana, significa que fueron impuestas de manera arbitraria; sin embargo, no creo que estemos a puerta de que algo semejante suceda.

¿Se deberían intensificar las sanciones?

Sí, sin la menor duda. Yo creo que esas sanciones hay que extenderlas a los familiares que tienen viviendo en el exterior con recursos apropiados de los venezolanos y que tienen una vida maravillosa, que disfrutan de una vida muy cómoda, justamente gracias al robo que sus padres han hecho a la nación.

El único país que realmente ha tomado estas medidas de manera muy seria ha sido los EE. UU., Canadá ha comenzado, Europa ha sido muy lento y no lo han hecho con la misma acuciosidad.

¿Cuáles son las medidas que podrían ayudar realmente a los venezolanos?

Los venezolanos están sometidos a una dieta de sobrevivencia que es realmente terrible y vemos cómo una sociedad está a punto de llegar a un nivel de resignación y eso sería peligroso.

Los únicos que podemos sacar a Venezuela adelante, somos los venezolanos, que reaccionemos tanto dentro como fuera de Venezuela. Pero mientras la sociedad venezolana no se anime, no va a pasar nada.

La pregunta aquí es ¿Cuánto estamos dispuestos a pagar por algo que se llama libertad y qué es la libertad para los dirigentes políticos? Hoy en día esto abre una brecha enorme. 

¿Qué opina del informe entregado por Maduro a la CPI, donde responsabiliza a las sanciones de la caída de los ingresos de Venezuela?

 Las sanciones de la CPI no son al Estado venezolano, las sanciones son a individuos que están denunciados. Presentar un informe sobre el Estado venezolano no tiene nada que ver con el caso específico de Maduro que está acusado de una serie de delitos y crímenes que no tienen nada que ver con ese tema.

¿Por qué los partidos del G4 son los que están sentados con el Gobierno?

Porque siguen siendo los dueños de la franquicia de la oposición venezolana. 

Allá hay cuatro o cinco personas que son los dirigentes principales de los partidos, pero no está representada Venezuela, no está representada la oposición. 

¿Cuál ha sido el principal error de Guaidó y del gobierno interino?

Guaidó ha tenido la oportunidad que nadie ha tenido en Venezuela, desgraciadamente no tuvo el valor, el coraje, la sensibilidad para entender que su rol no era seguir siendo un segundón ni estar detrás de la línea del comando de Voluntad Popular.

Lo primero que hicieron fue ser los más sectarios de todos, se encerraron como si hubieran sido electos por los venezolanos, fueron elegidos indirectamente, pero nadie sabía quién era Guaidó. Era el momento para que Guaidó abrazara a Venezuela, no a sus jefes políticos. Fue una mezcla de inexperiencia y de soberbia.

¿Está cerca el fin del gobierno interino?

No, porque yo creo que de una u otra manera lo que tiene es que superar sus obstáculos, que su propia Asamblea Nacional lo reelija. Yo creo que el gobierno interino puede seguir, pero ya no es un interlocutor válido con los venezolanos ni con la Comunidad Internacional.

Los únicos que están dispuestos a ir hasta el cementerio y enterrarse con el gobierno interino son los EE. UU., porque ellos fueron los que presiona?ron para que fuera reconocido a nivel internacional.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias