El Valle se desploma ante la indolencia del Gobierno

Romer Ramírez | La Prensa Táchira.- Los terrenos se deslizan entre sus pies; con el pasar de los días las estructuras se resquebrajan y en cualquier momento las casas se pueden desplomar. Con ese temor viven más de 20 familias que habitan en El Valle, parroquia Juan Germán Roscio, municipio Capacho Nuevo, quienes desde hace una década padecen del continuo deslizamiento de suelos a causa de una deforestación desmedida y la poca planificación para desviar los cauces de nacientes en el sector. Esta crisis que empeoró hace 2 años, se agudizó en los últimos 5 meses.

La desesperanza por recibir atención los ha llevado a reparar continuamente sus hogares, lo que representa un gasto constante para los dueños de los inmuebles; otros en cambio al no disponer de recursos sólo esperan que sus casas se vengan abajo, posibilidad latente, según Protección Civil, quienes les habrían sugerido desalojar las estructuras.

Víctor Yarel comentó que durante años ha visto la displicencia de los políticos. "Hemos llevado cartas a todos lados, para acá han venido los políticos a hacer campaña, la realidad es que un perro sarnoso sacaría más votos que el alcalde". 

Aunado a esta situación, al menos 10 mil personas de toda la parroquia Juan Germán Roscio se encuentran afectadas por el corte prolongado del servicio del agua y por el mal estado en el que se encuentra la vialidad, ambas dificultades por la continua rotura de los tubos de aguas blancas que no dan tregua.

En lo que va de año, según habitantes del sector, a causa de las reparaciones les han cortado el servicio de agua en reiteradas oportunidades. Los vecinos afirman que estos trabajos no duran ni dos semanas, hasta que se vuelven a romper los tubos.

A tan sólo 200 metros de la entrada del sector, se pueden vislumbrar las carencias viales de la comunidad, lo que alguna vez fue una carretera plana, ahora tiene elevaciones de hasta 30 cm, pasajes extensos de tierra e irregularidades constantes, hasta llegar a la falla principal en Los Potrillos, donde el acceso vehicular está inhabilitado.

Obligados a caminar por horas

La basta temporada de lluvias en el estado Táchira ha complicado aún más la ya difícil realidad vial de El Valle. Los 3,2 km de carretera principal presentan numerosos baches y tramos intransitables, es por esto que el transporte público sólo llega hasta el sector El Bolón; de ahí en adelante sus pobladores se ven obligados a caminar hasta 30 minutos hacia los sectores más alejados.

Gladys Bayona comentó que "hay momentos donde la carretera está tan mala que el bus no se atreve a entrar y pone su parada en la entrada de Mata de Guadua, por lo que nos obliga a caminar hasta una hora, vivimos un infierno porque no sólo es la caminata, también la inseguridad y las lluvias, a veces prefiero no salir".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Comunidad

EN EL BOLÓN LAS CASAS SE ESTÁN CAYENDO A PEDAZOS

| comentarios