PROSTITUCIÓN Y CRISIS EN VENEZUELA

 La crisis económica y social inducida por el Socialismo del siglo XXI ha enviado a un sinnúmero de niñas, adolescentes y mujeres de Venezuela al mundo de la prostitución, en su mayoría obligadas por el desempleo, las migraciones, el hambre endémica, la escasa o ninguna educación, entre otras causas. El Táchira por ser territorio fronterizo se ha convertido en puente para punto de partida de un conglomerado de mujeres que buscando resolver su condición de vida huyen de la pobreza, el hambre, el de- sempleo, la inseguridad y la violencia familiar.

A diario llegan a San Cristóbal un centenar de niñas, adolescentes y mujeres queriendo pasar la frontera, muchas de ellas se ven obligadas a ejercer la prostitución para poder sobrevivir, otras son llevadas bajo engaño de encontrar trabajo y son sometidas a vender sus cuerpos, otras son violadas en las trochas o por las mismas autoridades policiales o militares, pues el favor de pasarlas al otro lado de la frontera se paga en especies no sólo en este lado de la frontera, también en el hermano país donde los trocheros, guerrilleros y algunas autoridades se aprovechan de sus cuerpos. 

Las zonas aledañas al terminal de pasajeros de San Cristóbal se han convertido en el receptor de una gran cantidad de femeninas migrantes que ofrecen sus cuerpos en hoteles de mala muerte que pululan en este sector; no hay un control sanitario, el incremento de enfermedades de trasmisión sexual están a la orden del día, se ha propagado la sífilis, blenorragia, chancro blanco, ni tampoco quienes están obligados a la protección del niño, niña y adolescente se pasean por el sector o por los alrededores de la plaza Bolívar de San Cristóbal.

Se comenta que más del 60% de las mujeres que trabajan como trabajadoras sexuales en Colombia son venezolanas, lo mismo en algunos países de Latinoamérica y Europa.

Es triste lo que está ocu- rriendo, pero hay demasiado silencio, la migración sigue su paso agigantado y un descuido total del Gobierno para resolver el problema social y económico de los venezolanos, no se oye, ni se ve movimientos que realmente se interesen por esta situación de vulnerabilidad de la mujer venezolana, pero nos encanta leer las páginas de sucesos para saber que miles de mujeres han sido vejadas, violadas, asesinadas, estranguladas, ahogadas tratando de cruzar caudalosos ríos, desiertos o páramos andinos, que niños o niñas han sido vendidos a pedófilos y aberrados sexuales, que se ha extendido la prostitución y la pornografía infantil, la compra-venta de órganos y niños ganados para ser pordioseros en las grandes ciudades. Para nuestras mujeres no hay derechos humanos, no hay leyes que las protejan. Dónde están los movimientos feministas que han luchado y luchan por una emancipación de la mujer y por una concepción distinta y renovada de la vida reproductiva y sexual de la mujer, dónde está la familia, la iglesia, los líderes políticos y la denominada sociedad civil en esta hora oscura para la mujer venezolana. Requerimos de un esfuerzo serio y combativo para restablecer a la familia como estructura de la sociedad y rescatar la dignidad de la mujer venezolana mancillada por la Revolución Bolivariana.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

¡BRASIL... EN UNA ENCRUCIJADA!

| comentarios

Opinion

BOLIVAR Y SU PEQUEÑO PLANETA 

| comentarios

Opinion

DEL ABSTENCIONISMO AL DIVISIONISMO

| comentarios