LOS RIESGOS DE LA DIVISIÓN OPOSITORA

 La estrategia del Gobierno frente a la oposición ha dado frutos, logró dividirla de forma orgánica, esto es, ahora son dos partidos por cada uno de los que existían, y verticalmente militantes y simpatizantes quedaron ahora de enemigos en todos los espacios territoriales y ni siquiera de aliados. La lógica indica que si la estrategia de la revolución es la división, por un lado, y por el otro la desinstitucionalización de los partidos, la estrategia de la oposición ha debido ser una unidad superior y así bloquear el propósito del régimen. Toda vez que busca diluir la base de apoyo, cuando luego de la división no encuentren referentes. 

El evento electoral del 21 de noviembre si no cambian la fecha permitirá que los bloques queden divididos con la venia electoral; en todos los municipios y estados están corriendo los candidatos de los dos sectores, si no se plantea una fórmula unitaria, resultará obvio que su interés no es el país sino medirse entre los dos bloques para ver quién es mayoría, aún y cuando pierdan los espacios a los que aspiran.

Lo insólito es, los dos bloques se reúnen y dialogan con el régimen, uno lo hace aquí en Venezuela, el otro lo hace en México, pero entre ellos los denominados opositores no existe posibilidad de diálogo; ahora bien, el Gobierno se reúne aquí en Caracas con un sector para hablar de elecciones y les garantiza participación, y con el otro lo hace en México, para pedir que levanten sanciones y así negociar elecciones, con esto le digo que el régimen logra dos bloques con los cuales tiene objetivos distintos.

El Gobierno sabe para dónde va, la oposición no. Hay que reestructurar la oposición para que dependa menos de Caracas y más de las regiones.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

¡BRASIL... EN UNA ENCRUCIJADA!

| comentarios

Opinion

BOLIVAR Y SU PEQUEÑO PLANETA 

| comentarios

Opinion

DEL ABSTENCIONISMO AL DIVISIONISMO

| comentarios