DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA

 Está en desconocer cuál es el objetivo final del proceso revolucionario, desconocer su carácter ideológico y los medios que usó para avanzar en su propósito.

Venezuela con una crisis humanitaria compleja, expone a un Estado que fracasó en el propósito de propiciar calidad de vida para los ciudadanos, pero es paradójicamente el éxito revolucionario, en razón de que el comunismo es un modelo de dominación por hambre, escasez, donde nada puede funcionar, donde el ciudadano no haga nada para llevarlo al racionamiento que lo haga depender del gobierno.

El modelo económico de la Constitución Bolivariana fue sustituido por el carácter marxista de la economía, sin propiedad privada, sin libre empresa, ni competencia, donde no existe actividad privada, y menos libertad económica. Venezuela está más cerca de la Constitución de Cuba, que de la bolivariana.

Estamos en el punto donde el comunismo quiere, donde las fuentes de riqueza del país se agotaron, impidiendo que sean ahora instrumento de crecimiento económico, esto para garantizarse que la revolución no tenga posibilidad de revertirse, toda vez que de forma autónoma Venezuela no pueda recuperarse, la inversión que requiere ya no la tiene el gobierno ni tiene como conseguirla sin un cambio de decisiones que nos trajeron a la clásica pobreza comunista.

 Como consecuencia de lo anterior, se puede afirmar sin equívocos que la crisis de Venezuela es inducida, adrede, o como popularmente se dice, a propósito, en razón a que su resultado es el empobrecimiento acto previo de la dominación por escasez y hambre.

A los venezolanos el gobierno nos bloqueó, nos sancionó, nos eliminó, nos quitó los derechos económicos y nos privó de los instrumentos de crear riqueza por propios medios.

Por otro lado, el modelo político del Estado Venezolano, está siendo cambiado desde la formulación por vía legislativa del Estado Comunal, ya previamente acabaron con la descentralización por imperio de la centralización, otorgándole a Maduro el manejo del 90% del presupuesto bajo su discreción. La autonomía de los estados ya fue eliminada, a los Municipios les quedan pocas competencias, las leyes de ciudades comunales, comunas, consejos comunales y parlamento comunal, serán de forma definitiva el nuevo modelo político.

En este modelo de estado Comunal, por sus instancias ser designadas y no electas, se configura una eliminación de la elección partidista, en razón de que con ello estructuran el modelo político de pensamiento único.

Muchos no se percatan, pero en Venezuela se vive un proceso de disolución de la oposición partidista, cuando ya sea visible la integración de las instancias comunales, se percatarán de la liquidación de la Alcaldía y la Gobernación como entes de gobierno que darán paso al autogobierno en las comunas.

Esta es el problema entonces, ¿cuáles son los puntos del diálogo de México? No sé, pero si estos puntos no están incluidos no se obrará en función de buscar una salida cierta.

Maduro puede rectificar su política antieconómica si quiere realmente dar muestras de querer cambio, si no existe compromiso con esto, indica que quiere tiempo, pero no quiere cambio.

Por ello indico que el problema en sí no es el diálogo, sino qué se discute y cuáles son los planteamientos que se proponen en esa mesa.

Dios con nosotros

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

PRESIDENCIALES EN CHILE

| comentarios

Opinion

CUENTAS EN DIVISAS EN VENEZUELA

| comentarios

Opinion

LA PALABRA COMPROMETIDA SE HONRA

| comentarios

Opinion

PROSTITUCIÓN Y CRISIS EN VENEZUELA

| comentarios