Nosotros construimos hace más de 20 años, y tiempo después llegaron los otros vecinos, quienes no canalizaron las aguas pluviales

Isabel de Ruiz

Ama de casa

Es terrible lo que estamos padeciendo, porque no tenemos para donde irnos y tampoco vemos que alguien venga y nos ayude como es

Olga Hernández

Ama de casa

Nosotros no podemos irnos y dejar esto solo porque probablemente lleguen otras personas a querer adueñarse y no podemos permitir

Rafael Ruiz

Comerciante

Penden de un hilo casas de la vereda San Sebastián 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Son más de 10 familias las que residen en la vereda San Sebastián en el sector de Barrancas, en el municipio Cárdenas quienes no tienen paz cuando arrecian las precipitaciones pues temen que se derrumben sus viviendas producto de los deslizamiento de tierra.

 Y es que desde noviembre desde 2020, se viene presentando esta situación lo que tiene en alerta a casi 30 personas que no duermen, pues en las noches escuchan fuerte ruidos, que presumen es el movimiento del terreno.

Es así como lo comenta, una de las afectadas, Isabel de Ruiz, quien indicó que, vive con el "Cristo en la boca" al no ver una solución a esta problemática que los afecta desde hace varios meses, y que pese al llamado de las autoridades no les ofrecen una solución concreta.

"Nosotros construimos hace más de 20 años, y tiempo después llegaron los otros vecinos, quienes no canalizaron las aguas pluviales por lo que al caer el agua a la parte de abajo se ha ido moviendo con el paso del tiempo" expresó.

Aunque ella junto a su esposo le manifestaron a los nuevos residentes lo que dicha situación podría acarrear, los mismos hicieron caso omiso, y edificaron las estructuras sin tomar en cuenta lo dicho por la pareja.

"Nosotros le dijimos que para la parte de atrás sembraran arboles, que serían los encargados de absorber el agua, pero ellos no nos prestaron atención y ahora existe un gran daño al que no le vemos una solución" apuntó.

Precisó que funcionarios de Protección Civil y otros entes acudieron al sitio para evaluar los daños, quienes les indicaron que debían estar alertas ante cualquier situación.

"No tenemos para donde irnos"

La ama de casa, Olga Hernández lamentó la situación que está padeciendo, pues su vivienda está registrando grietas en las paredes, las cuales no puede arreglar, pues "si tapamos una, se abre otra".

Expresó que no cuenta con otro lugar donde vivir, pues con mucho sacrificio construyó su hogar, donde esperaba culminar una vida tranquila junto a su esposo y resto de familia.

"Es terrible lo que estamos padeciendo, porque no tenemos para donde irnos y tampoco vemos que alguien venga y nos ayude como es" dijo Hernández.

Descartó dejar la que por años ha sido su vivienda, pues no cuenta con los recursos para pagar un alquiler que en su opinión ronda los más de 100 dólares.

"Pienso que si las autoridades ponen un muro, o siembran así sean cauchos con arboles algo se puede mejorar, pero necesitamos es una ayuda inmediata antes que se vayan las 10 casas que están peligrando" acotó.

Tememos por nuestras vidas 

A la par, el comerciante, Rafael Ruíz, espera que un muro de contención u otra medida sea tomada a la brevedad posible para evitar que se siga deslizando el terreno, pues las casas están al "filo de caerse".

"Nosotros no podemos irnos y dejar esto solo porque probablemente lleguen otras personas a querer adueñarse y no podemos permitirlo, ya que son muchos años los que tenemos aquí y nos negamos a perderlo todo" agregó.

Repudió la poca ayuda gubernamental a pesar que se ha solicitado ante diferentes instituciones una respuesta ante la emergencia que están padeciendo más de 10 familias en el municipio Cárdenas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias