Chile es cancha abierta para futbolistas criollos

Nelson Altuve P.- | La PRENSA del TÁCHIRA.- Al sur del continente americano, a lo largo del país del cobre, el salmón y las uvas, un puñado de futbolistas venezolanos intentan ganar terreno en medio de la friega de los elencos que conforman la Primera A y otros en la segunda categoría. 

Inhóspito o exótico en un tiempo, el mercado chileno ha permitido a algunos futbolistas venezolanos incursionar con altas notas, además de servir de trampolín para saltar a otras ligas,, como ocurrió con jugadores como Yeferson Soteldo y Rómulo Otero, que dejaron huellas de calidad en sus canchas.

Las referencias históricas señalan a Dioni Guerra, como uno de los primeros que abrió cancha, para la llegada de otros venezolanos; este veloz y escurridizo delantero jugó entre 1996 y 1997 en el Deportes Concepción.

En la actualidad, Chile es uno de los países que más acoge a jugadores venezolanos, con una docena de elementos que refuerzan las filas de varios clubes, despuntando con goles y acciones individuales.

Entre ese grupo han resaltado esta temporada, Eduardo Bello goleador del Antofagasta) - marcó 2 goles en el último duelo - también resaltan Brayan Palmezano (Huachipato), Brayan Hurtado (Cobresal), Luis del Pino Mago (Universidad de Chile), 

También resaltan, aunque con menos focos los jugadores Heber García (Curicó Unido), Carlos Suárez y Aaron Astudillo (Melipilla), Néstor Canelón (Santiago Wanderers), Luis Guerra (Antofagasta), Danny Pérez (La Serena).

Los que dejaron huella

El delantero Giancarlo Maldonado, nacido en Caracas, pero criado en el Táchira, tuvo un paso exitoso en el fútbol austral, destacando por su potencia y olfato goleador. En Chile, los aficionados del club O'Higgins cantaron sus goles. 

En total, el atacante venezolano llegó a convertir 21 goles en 42 partidos durante la temporada del 2006. En el torneo Clausura 2011, anotó 11, quedando séptimo en la tabla de goleadores, y llegando hasta semifinales con el equipo celeste. 

Con su enorme actuación en el fútbol chileno, empezaron a lloverle ofertas y fue captado por el radar de los elencos aztecas, siendo contratado por el Atlante de México.

Además del reconocido Yeferson Soteldo, que derrochó clase con Huachipato y en Universidad de Chile, para luego saltar al Santos de Brasil, también hay que resaltar tras la incursión de Dioni Guerra y José "patón" González (U.Concepción), y con el boom de la selección vinotinto en la era de Páez Monzón, aparecieron por el país otro elementos importantes como José Manuel Rey. Quien disputó una temporada con el Colo Colo, en 2009 jugando 14 partidos y convirtió un gol.

El arquero Renny Vega. jugó en Colo Colo (2011 y 2013), otro que dejó su impronta goleadora fue Daniel 'Cafú' Arismendi (Antofagasta) entre 2012 y 2013, convirtiendo 12 goles en 30 partidos.

Emilio Rentería (San Marcos de Arica y Ñublense) entre 2014 y 2016. 

Richard Blanco (O'Higgins), fueron otros en una ya larga lista de vinotintos que actuaron en el país austral

Dudamel no cuajó

Tras sacar del foso a la Universidad de Chile, llevándolo a fase previa de Copa Libertadores, el venezolano Rafael Dudamel, primer venezolano en dirigir en ese país, recibía elogios, pero luego de ser eliminados por el San Lorenzo de Argentina y comenzar con mal pie el torneo doméstico en 2021, las cosas se volvieron a poner color de hormiga para el ex seleccionador de la vinotinto.

Luego llegó una fuerte polémica por una reunión con varios jugadores en su casa, en plena época de cuarentena en Chile. Eso exacerbó los ánimos y todos apunta0ron sus fusiles contra el estratega exigieron su dimisión.

La mala relación con algunos referentes, y con parte de los medios aceleraron su salida. "La culpa acá es de Dudamel. Las sanciones tienen que ser graves. Se tiene que ir de la U. No solamente por la parte futbolística, sino por lo que acaba de hacer". Dijo un analista.

Debutó en noviembre de 2020, y su duración fue de pocos meses, la presión lo llevó a una fracasada incursión en los puertos chilenos.

Zafados del yugo

A nivel de selecciones, los chilenos siempre han ejercido un yugo sobre Venezuela. Fueron muchas las veces que los australes salieron victoriosos, pero en el 2001 ocurrió un hecho que cimbró los cimientos del viejo estadio Nacional de Santiago.

Fue en la noche fría del 4 de septiembre, cuando dos sablazos dieron al traste con las ilusiones de los mapuches. Dos ráfagas salidas de los pies de Richard Páez y Juan Arango que hicieron más oscura la noche santiaguina.

Esa triunfo 2-0 del elenco patriota hizo olvidar muchas desilusiones cada vez que los chilenos sacaban puntos en Venezuela. Si bien el historial aún los favorece, las cosas han ido de a poco cambiando.

En noviembre del 2020, la Vinotinto liquidó a Chile 2-1, con goles de Salomón Rondón y Luis Mago, en Caracas, siendo el primer triunfo en las eliminatorias a Qatar 2022.

En 2019, la temporada del fútbol chileno comenzó, con un hito. 20 futbolistas venezolanos figuraban en varios clubes de la liga, superando en número a los argentinos, que siempre dominaron el historial de más extranjeros en el torneo austral. 

El cuento de los chilenos que los venezolanos solo "saben hacer telenovelas" se ido cambiando con goles y triunfos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Futbol

Aristeguieta se recupera de forma satisfactoria

| comentarios