4 mil estudiantes peligran en trochas

Anggy Murillo| La Prensa Táchira.- Unos cuatro mil estudiantes venezolanos inscritos en instituciones educativas de Norte de Santander en Colombia, se exponen a peligros al cruzar las trochas que son custodiadas por grupos irregulares que operan en la frontera, que portan armas de fuego y a menudo se registran enfrentamientos en la zona.

Ante el inicio de las clases presenciales en Colombia, se hace necesario que el Gobierno venezolano autorice la activación del paso humanitario de los niños y adolescentes, a través de los puentes internacionales.

Arturo Molina, director de Educación del estado Táchira, aseguró que es necesario que se otorgue el paso a través de los puentes, al no hacerlo se vulnera el derecho a la educación de los menores. "Los que viven de este lado y estudian en Colombia deben cruzar las trochas, están en peligro constante. Esos niños salen perjudicados porque no reciben el trato adecuado para formarse como se debe".   

Los padres de menores que estudian del otro lado de la frontera ven con preocupación la falta de información sobre si se va a permitir el paso de estudiantes, Urania Jiménez, explicó que la institución a la que acude su hijo, hasta el momento no les ha informado sobre el inicio de las clases presenciales, sin embargo, días atrás mientras cruzaba una de las trochas, vio a varios menores portando uniformes, por lo que decidió acudir a la Aduana Principal de San Antonio del Táchira a consultar con los funcionarios que se encuentra en el lugar.

"El Guardia me dijo que no, que para eso estaban las trochas y que hasta el momento no había información sobre si se abre el canal humanitario, me dijo que ese paso es solamente para los enfermos, pero cuando ellos no quieren, no pasa nadie. El llamado que hacemos es que se abran los puentes para los niños para no exponerlos a los peligros en las trochas, el río también se crece de repente", denunció.

Para José Rozo, director de la ONG, Por el Bien de Todos, es necesario que las reglas estén claras para que así los representantes sepan a qué atenerse a la hora de realizar el traslado de sus hijos hacia el territorio colombiano.

"La preocupación en la frontera tachirense, es que se desconoce sobre el tema y es urgente que las autoridades correspondientes, expliquen públicamente cómo será el paso por los puentes internacionales, tanto de los niños y adolescentes, como de sus acompañantes, que tienen que llevarlos, y regresar, para luego volver de nuevo a buscarlos al culminar la jornada", aseveró.

En la ciudad de Cúcuta, debido a una tutela que fue impuesta por la Asociación Sindical de Institutores Nortesantandereanos, actualmente el regreso a la presencialidad se encuentra suspendido, caso contrario a Villa del Rosario donde se ha mantenido la alternancia, es decir, los estudiantes deben acudir una o dos veces por semana a las instituciones educativas.

Alternativas a clases virtuales

Ante las fallas en el servicio eléctrico que constantemente se presenta en la zona de frontera que impide que los estudiantes puedan asistir a las clases virtuales (en cuanto a internet padres contratan el servicio de empresas colombianas), instituciones educativas de Cúcuta y Villa del Rosario, han implementado otros mecanismos para que los menores continuaran con su proceso educativo. 

Los representantes de cada salón asignaron a una persona que es la encargada de acudir hasta la mitad del puente binacional donde les entregan las guías que deben ser resueltas por los estudiantes durante un mes, en ocasiones también se les hace entrega de los alimentos con los que son beneficiados a través del Programa de Alimentación de Colombia. Xiomara Ayala es la madre de uno de los menores que estudia en el Colegio Misael Pastrana de Cúcuta. Comentó que para que sus hijos puedan acudir clases virtuales es imposible.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Frontera

Capturan al "Azote de los Taxistas" en Cúcuta

| comentarios