AL MAESTRO CON CARIÑO

 Las palabras del maestro de maestros Luis Beltrán Prieto Figueroa, al señalar que al docente se le debe tratar con cariño, retoman vigencia en la Venezuela preñada por la exclusión. La política educativa se ve involucrada en luchas desproporcionadas al momento de la toma de decisiones. Las pretensiones domesticadoras del régimen, los llevo a creer que quitando beneficios socio económico al sector educativo, logrados durante años de lucha en procura del reconocimiento, y respeto a reivindicaciones, les facilitaría el propósito de arrodillarles. No conocen la raigambre del profesional de la docencia, quien aún en la pobreza extrema estimulada por los revolucionarios siglo XXI, se mantienen en pie de lucha.

La sensibilidad y compromiso profesional del educador venezolano se registra en cada acción que adelanta a favor de la formación de la niñez. Son padres y madres de familia que han tenido que buscar ingresos extra para llevar alimento a sus hogares. Sienten y padecen las mismas vicisitudes que el resto de los profesionales del país. Abren años escolares y los cierran con la esperanza de que se le reconozcan mejoras salariales y de salud. La política centralista del gobierno nacional, limita acuerdos económicos y sociales entre representantes gremiales y autoridades de Gobernaciones y Alcaldías. La desesperanza pareciera va a triunfar, pero sale de inmediato a relucir la resistencia y el sí se puede. 

Escuchar las anécdotas de lo padecido por los profesionales de la enseñanza en cada espacio escolar y familiar, quiebra la voz y saca lagrimas. Difícil frenar el enrojecimiento de los ojos. La inducida política económica del sistema colectivista, no solo destruye salarios, además, desmorona hogares. Ya no se puede hablar de algunos que viven en la calle, ahora la mayoría de los venezolanos viven deambulando, pidiendo, rogando. Los educadores también han sido objeto de la lástima. Entre vecinos ayudan con zapatos, pantalones y blusas o camisas. Caminar durante horas para cumplir con su deber profesional les agota. Esa verdad la desconoce el burócrata que vive aislado y da la espalda pretendiendo evadir la responsabilidad con la excusa miserable, "eso no es conmigo". Es el egoísmo de personas patentado en la ignorancia y el odio.

El camino por alcanzar cambios hay que limpiarlo de las impurezas que se presentan. Las ofertas fraudulentas deben detectarse a tiempo. Quienes tienen la posibilidad de ayudar, y actúan en sentido contrario, no merecen el respeto, ni la bendición de los cristianos. Negar a los profesionales de la docencia lo que por derecho les corresponde es obra de mediocres, o tal vez, de quienes se acercan a los gobiernos con la finalidad de destruirlos desde adentro. Eso debe ser denunciado con fuerza. Me sumo a las palabras del MAESTRO Luis Beltrán Prieto Figueroa, al maestro con cariño.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Opinion

VENEZUELA SIN LIDERAZGOS 

| comentarios

Opinion

REFLEXIONES SOBRE LA VIDA

| comentarios

Opinion

NO SON LAS SANCIONES SON LA DECISIONES TOMADAS

| comentarios

Opinion

PRESIDENCIALES EN CHILE

| comentarios