La Concordia: Cenicienta de las parroquias de San Cristóbal

Romel Ramírez | La Prensa Táchira.- A simple vista, de las cinco parroquias que tiene el municipio San Cristóbal, La Concordia es considerada como la cenicienta de un cuento de nunca acabar. 

La basura, vialidad, las fachadas de los edificios y en especial la migración local del comercio, han marcado una separación entre la parte alta de la ciudad y las zonas tradicionalmente más comerciales, como son el sector La Concordia y el centro de la ciudad que pertenece a la parroquia Pedro María Morantes.

Dos caras tiene la ciudad de la cordialidad. Una que viene enmarcada en la crisis económica y la decadencia de la infraestructura, concentrada en la 5ta y la 7ma avenida, consideradas por muchos años como la principal zona comercial que en otrora tenía la ciudad de la cordialidad. 

La otra cara se muestra mucho más próspera, empujada por el emprendimiento que han tenido los nuevos inversores que vieron hacia la parte alta un mejor escenario para sus negocios. Hoy estas zonas son privilegiadas por quienes con empeño han embellecido sus áreas.

La urbanista, Bárbara Rincón, considera que una de las diferencias entre los distintos sectores de la ciudad es una marcada política gubernamental de embellecer las principales vías de acceso al municipio y distintos puntos estratégicos. 

Por su parte, Nelly Pulido, coordinadora de La Gente Propone, un observatorio de políticas públicas, La Concordia es la parroquia con mayor índice poblacional y es uno de los sectores más golpeados por los botaderos de basura, también por la afectación de vías y decadencia del comercio. 

Pulido, además describe a la parroquia Francisco Romero Lobo como una zona con menos densidad poblacional y un gran número de problemas, como es el agua que suelen tener fallas por los deslizamientos de tierras, mismo problema enfrenta la vialidad, la energía eléctrica es intermitente, las comunicaciones inexistentes y la recolección de desechos sólidos es escasa, lo que ocasionó vertederos improvisados en un sector que es considerado parque nacional. 

Al hablar de la parroquia San Sebastián, afirmó que comprende las lejanías de la ciudad capital. Abarca distintos problemas de poblaciones rurales, como precaria vialidad, fallas constantes de luz y ya dentro de la ciudad son zonas populares con varias ayudas sociales, pero aún así con problemas significativos de basura y vialidad. 

La parroquia Pedro María Morantes, se conoce como una zona antiguamente de clase media alta. Presenta una imagen limpia y asfaltada de la ciudad, además de mencionar que es el sector comercial más activo. 

Para finalizar, afirmó que la parroquia San Juan Bautista es una zona sumamente diversa que tiene todo tipo de beneficios y problemas, pues está compuesta por la parte alta de la ciudad, cuidada y limpia; y por sectores populares cercanos al centro, algunos en decadencia. 

Falta de educación

En tanto, el cronista de la ciudad, el doctor Luis Hernández, manifestó que San Cristóbal desde su fundación ha tenido un grave problema con la basura, ya que nunca hubo un plan de saneamiento adecuado y afirmó que en la actualidad se tiene la misma idea arcaica de los años 30 de cómo resolver el asunto de la basura, que es un vertedero. Este fenómeno se representa gráficamente en distintos sectores de la ciudad, como en el pasaje Barcelona en Puente Real, ya que aunque recojan la basura, en pocos minutos vuelve a aparecer. 

Distintos especialistas coincidieron en que a una ciudad la hacen sus habitantes y esto está directamente reflejado con la cultura y el compromiso social que muestren. 

En un recorrido realizado por el equipo de La Prensa del Táchira, se pudo corroborar que pese a los padecimientos económicos las personas que viven en la parte alta de la ciudad están más preocupadas por el aspecto de su comunidad que las que viven en los sectores menos privilegiados.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Las Vegas de Táriba invadida de huecos

| comentarios